Inicio Curiosidades Manias en la Historia

Manias en la Historia

Compartir
El ser un gran hombre o mujer, haber pasado a la Historia por ser un gran científico, orador, escritor, artista…. no significa estar libre de manías y supersticiones, pero hasta extremos increíblemente grotescos. Es como la Religión mal entendida. Cuando hay ciertas cosas que no se comprenden, la reiteración de dichos, costumbres o leyendas, hace que la gente piense que las cosas hay que hacerlas de cierta manera, por si las moscas. Y es que ser supersticioso da mala suerte…Todos tenemos manías, la mayoría sin importancia. Sin embargo, cuando tienes una manía que te está afectando al desarrollo normal de tu vida, es cuando empieza a convertirse en un problema. Vamos a ver algunos curiosos ejemplos…

, ese perturbado Rey que tuvimos en España después del tarado de su antecesor. Según se fue haciendo mayor fue a peor. Cada día era más dejado, más extraño. Sin embargo, hubo una fecha en concreto que parece que fue una especie de detonante para una cadena de manías que no le abandonaron nunca. Y es que el 4 de octubre de 1717, cuando cabalgaba por la mañana, creyó que el sol le atacaba. Eso le llevo a un proceso de degeneración en el cual no se dejaba cortar por nadie el cabello ni las uñas porque pensaba que sus males aumentarían. Las uñas de los pies le crecieron tanto que llegó un momento que ya no podía ni andar, y llegó a pensar que estaba muerto. De hecho preguntaba a sus guardias porqué no lo habían enterrado, dado que estaba muerto. Llegó a tal extremo que estaba convencido de que las camisas le podían envenenar, hasta el hecho de que no se cambio de camisa en un año entero…

. Orador, médico y poeta del siglo XVII, al cual su brillantez no le impedía tener una manía terrible que posteriormente le costo la vida. Esa manía consistía en que él pensaba que estaba hecho de mantequilla. Y estaba totalmente convencido, por lo que pasó toda su vida rehuyendo cualquier fuente de calor (chimenea, fuego, sol…) porque pensaba que se iba a derretir. El caso es que un día muy caluroso que se quedó en la calle, no pudo soportarlo y se tiró a un pozo donde murió ahogado…

. Gran físico y químico que vivió entre 1731 y 1810, era un excéntrico total. Tenía una de las mayores fortunas inglesas de la época. Era una persona terriblemente tímida, lo que le llevo a una manía en su intento de evitar desesperadamente a cualquier ser humano, hasta el extremo que si se cruzaba con una sirvienta de su casa, la despedía de inmediato. Los sirvientes se comunicaban con él por notas. Así estuvo durante décadas. Llegó a tal extremo que no era capaz de ordenar que le fabricaran ciertos tipos de componentes o utensilios para poder hacer comprobaciones eléctricas, y esto le llevó a tener que experimentar con la electricidad consigo mismo, calculando la fuerza por el dolor que le producía…

Reina . Como todas las personas de su época, odiaba las . De hecho en aquella época no había ninguna tasca, mesón o posada que no tuviera chinches o . Pero la Reina de Suecia ideó y dio la orden de construir un cañón en miniatura, de unos 15 cm, que tenía diminutas balas con las que disparaba una y otra vez a cuantas se ponían a su alcance. Semejante disparate de cañón todavía existe, y se conserva en el Arsenal de Estocolmo…

Zarina Isabel I. La hija de Pedro el Grande. Tenía una obsesión (aparte de los hombres, sus guardias la temían por sus caprichos sexuales). No soportaba que fuera vista a lo largo del día por diferentes personas vestida de la misma forma. Llegó a tal extremo, que en cada gala o fiesta nocturna necesitaba cambiarse como mínimo 3 veces de vestido. La consecuencia es que, cuando murió, se calcula que tendría entre 5.000 y 10.000 vestidos acumulados…

Bueno, esto son algunas manías… las supersticiones las dejamos para otro día, que ahí nos podemos recrear con mil anécdotas…. 

Fuente: La Rosa de los VientosOnda Cero

 

65 COMENTARIOS

  1. Felix…

    nuevamente me has cautivado con tus historias…
    me encantó el de Gaspar Balaus… eso de creerse mantequilla no es para cualquiera!!!! y el de Reina Cristina de Suecia… que me traigan ese cañón para los mosquitos que nos invaden por aquí…!!
    pero todos muy interesantes como siempre…!!
    te agrego a mis preferidos y te pido disculpas por no haberlo hecho antes…!!!

    beso!!!

  2. Felix…

    olvidé decirte que pases por mi galería de guiños y caricias para el alma… columna derecha de Letras… allí hay un premio para tu lugar y para vos (que en definitiva es lo mismo)… el blog de oro!!!

    felicidades y pasa a buscarlo cuando gustes!!!

    beso!

  3. Es genial esta entrada… son interesantísimas las 5 historias, pero para mi se lleva la palma la reina Cristina, no me la imagino con esos ropajes que llevaban y el corsé asfixiándola a cañonazos con las pulgas, es buenísimo. Felipe V me da un asco que no te imaginas….
    (Estupenda elección el cuadro de Dalí).
    Como cada día, te superas.
    Besos enormes.

  4. Hola, Nikkita. Las que se acostaran con Felipe V acabarian buenas. Que tio más marrano. Lo de la Reina Cristina es de risa. Dicen que no mataba ninguna, pero los “pelotas” de su séquito le decian “Bravo majestad, ha abatido a tres de un solo tiro…”. Gracias por tus palabras, chata. Besos más enormes todavía.

  5. Mira, solo de imaginarme la escena, me acaba de dar un ataque de risa…ese momentazo cañón tenía que ser lo mejor del día para el séquito.

    Lo de Felipe… jolín.. lo acabas de arreglar… ahora me da más asco todavía si cabe…..

    😀

  6. Claro que me las hago en serio. ¿o a ti no te queda esa duda? La verdad que tendría que ser una tela recia y fuerte para aguantar todo un año. Las cabras están bastantes más cuerdas que estos. Ya veras el día que hablemos de las supersticiones como nos reímos un rato… Besos

  7. Jajaj que bueno, que personajes tan extrafalarios!!!
    Creo que Fernando V sufría psicosis porque los rasgos que nombras son característicos…
    Con Gaspar Balaus, me he quedado atónita: ¿cómo alguien se puede creer que está hecho de mantequilla hasta tal extremo de ahogarse?
    Después las demás excentricidades son también bastante peculiares y rayan lo enfermizo. Un beso, te superas a cada post. Con este me lo he pasado bomba !!!

  8. Hola, Ayahara. El tipo se tiró toda la vida huyendo del calor. ¿como pasaría los inviernos este hombre? ¿como se puede creer uno que es de mantequilla? Sin duda, son dignos de estudios por la Medicina, porque los vericuetos de la mente pueden llegar a situaciones asombrosas. Besos

  9. Hola Felix me encanta tu post de hoy. Me he reído un montón. Pero me voy con pena porque no paseré a la historia por ninguna manía. Me he dado cuenta una vez más que soy de lo más normal. Veré si me dejo crecer las uñas de los pies :-)Y lo de matar pulgas a cañonazos lo había oido pero nunca pensé que fuera cierto, anda con la Reina Cristina.
    Un abrazo muy grande

  10. Menos mal que me he ido a cenar antes de leer tu respuesta y entrar al trapo….. madre mía, como para plantearse de qué tela era la camisa o el color (negro seguro)…. este haría buena pareja con Isabel la Católica…. pero vamos, ni maniático, ni neurótico ni nada de eso, este tipo lo que era es un pedazo de guarro.
    Bueno, lo voy a dejar, que al final vamos a espantar los comentarios, ja, ja, ja.
    Besos

  11. De color negro quedaría, pero se´ria blanca, que era la moda. Van a pensar los amigos blogeros, que somos maniáticos también,je,je. Cuando nos da por algo… No se me va de la cabeza a la Reina pegando tiros a diestro y siniestro,ja,ja. Es que mondo… Besos

  12. Me ha encantado todo lo que he leído hoy aquí, ahora no me siento, ni tan rara, ni tan sola, jajajaja.
    Lo decía por las manías, eh??
    Es broma)

    Mis besos corazón cada día me sorprendes un poco más. 🙂

  13. Es muy divertido, muy interesante…como todo lo que publicas y te he de decir que ahora en Medicina todo eso está descrito como Transtorno obsesivo,transtorno paranoide, personalidad narcisista, delirios, brotes psicoticos, personalidad esquizoide,etc…aunque yo me pregunto si lo único que se ha hecho en Psiquiatría es poner en botes diferentes para clasificar todo ese lote de manías, por otra parte difíciles de erradicar.
    Muchas de esas manías venían condicionadas por una manera de educar a la aristocracia absurda e innatural, con infancias rodeadas de lujo pero sin contacto la mayoría de las veces de la madre, en manos de niñeras ajenas al cariño natural que debia darse y en ambientes refinados alejados de la realidad instintiva y natural. Puede que todos nosotros hubiéramos salido un poco así si hubiéramos sido criados de una forma tan poco natural.Además la facilidad para hacerse construir un cañón para pulgas o despedir a las criadas porque uno es tímido o poder tener tres vestidos distintos para una noche, es cosa que estaba alejada del pueblo llano , que tenía que trabajar y por ejemplo no podía dejarse crecer las uñas hasta la paranoia porque resultaría incompatible con la utilidad de los miembros.
    Un placer leerte!
    Un beso.

  14. Tantas cosas que desconocemos de la Historia, anecdotas, datos personales de grandes personajes, etc. Una suerte contar con tu blog para aprender un poco más a la vez que entretenerse y disfrutar. Gran trabajo.
    Un saludo!!

  15. Vaya manias!
    entre 5.000 y 10.000 vestido? O_O
    Aunq yo se de una q como siga asi la supera jejeje

    Gaspar Balaus, vaya como termino, vaya con su mania, no se cual es peor.

    Una entrada muy buena Felix, y a la espera de q nos hables de las supersticiones 🙂

    Un besico y gracias!!!

  16. Las manías de la reina Cristina de Suecia y de Zarina Isabel I me han hecho gracia, pero las de Felipe V, Gaspar Balaus y Henry Cavendish son demasiado, estaban verdaderamente enfermos. Muy interesante el artículo. 🙂
    Cris

  17. Hola Felix muy interesante todo lo que cuentas…

    “La estúpida historia de la especie humana”, lo sustentas contándonos de grandes estupideces que ha cometido el humano en diferentes ámbitos. Citas algunos en cada ámbito.
    Las guerras son una fuente inagotable de hechos curiosos, como que la caballería ganara una vez una batalla naval, o que los alemanes lanzaran sobre Londres ¡un jamón en paracaídas! Los hechos que aquí se narran de manera tan amena como rigurosa resaltas los errores y la incompetencia de sus protagonistas, revelando así algunos episodios más asombrosos de la historia de la humanidad.

    Besos…Sensi

  18. Comparto mucho de lo razonado por Antoniatenea porque es lo que pensaba mientras te leía Félix: que todas esas “manías” son en realidad trastornos mentales que la Medicina simplemente ha “embotellado y etiquetado”.

    Muchos de esos desórdenes son producto de los diversos cruces entre familiares consanguíneos que producían seres que cruzaban el umbral de la locura. Pero eran reyes y reinas, y su entorno no podía permitirse el lujo de decirles “majestad, eso es una tontería” porque les iba la cabeza posiblemente y la vida seguro en ello.

    Me ha encantado tu post.

    Un abrazo.

  19. Hola, Ches. Pues también me apunto a tu razonamiento. Antoniatenea tiene mucha razón, en cuanto a que la Medicina ha etiquetado esos transtornos mentales. Y en cuanto a los cruces consanguineos, que decirte. Fijate en Tolouse Lautrec, las taras físicas con las que nació. Un fuerte abrazo y muchos besos

  20. Hola, Esperanza. Pues sí, tienes razón, el Rey Sol tampoco era muy limpio que digamos. Pero Felipe V (en diferentes biografías de la Biblioteca Nacional se puede encontrar información) tampoco se quedó atrás. Gracias por tus comentarios. Muchos besos

  21. Lo del señor Cavendish es de película. No comunicarse con nadie en veinte años. Y entonces, ¿cómo transmitía a los demás los descubrimientos que realizaba?

    La historia de Felipe V es también asombrosa. He oíso comentar que llegó un momento en que dormía por el día y velaba por la noche (mucha gente lo hace ahora, pero por otra motivos, sobr etodo los fines de semana)

    Saludos

  22. Hola Felix!

    ¡Dios mio! La de Gaspar Balaus es la que más me ha llamado la atención…que frustrante… La de la señorita Zarina me ha hecho gracia…
    ¡Interesante!

    Muchos besos.

    Edurne

  23. Hola Carmencmbejar. Gracias por tu visita y tu comentario. El sr. Cavendish se comunicaba por notas con sus sirvientes y por carta con el mundo exterior. Menuda timidez enfermiza. Lo de Felipe V también es cierto, se desvelaba pero por otros motivos,je,je. Muchos besos

  24. Querido Félix: todos tenemos manías. Lo cual está bien siempre y cuando no interfieran en el desarrollo de una vida “normal”.
    Yo, por ejemplo, no como fruta porque tengo la “manía” de que no soporto pringar mis manos comiéndola. Solución: como fruta con la que no me “pringo”, o bien utilizo cubiertos. Soy así y lo acepto, pero no dejo que eso influya en mí, mas bien al contrario. Si me encuentro en una situación en la que debo ensuciar las manos, pues lo hago!!!
    (después ya me lavaré, qué diablos). Besos.

  25. Querida Carolina. Nunca escuche a nadie con esa pequeña mania, curiosa. Es que eres muy limpia¡¡La mia es que desde pequeño no soporto ir a dormir sin la radio puesta, pero no música, sino programas en los que hablen de algo, me sumerge en el sueño. Cuando me quedo sin pilas, me levantó y busco otras… lo mio si que es raro. Muchos besos

  26. Hola Felix!

    Muy curiosa la entrada, me he reido con la del cañón. El ser humano en sus miserias y en sus grandezas no ha cambiado mucho, verdad? Y ahora me quedo pensando en mis manías…

    Besos

  27. @Mer
    jaja, pues si que era un pelín guarrete el amigo Felipe V, debía oler a kms 🙂 El asunto del cañón de la Reina creo que no deja de ser que las monarquías de la época tenían mucho tiempo libre para inventar…
    Y sin ánimo de hacer demagogia, tantos millones de personas en el mundo sin ropa y calzado, y la Zarina “sobrada de largo”…
    El anuncio no lo había visto y es desternillante, jajaja ¡buenísimo¡ que risa me dió XD

    Besitos de azahar

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)