Inicio Biografías Louis Braille, historia de un gran hombre

Louis Braille, historia de un gran hombre

Compartir

Hubo un tiempo, no hace mucho, la mayoría de la gente pensaba que las personas ciegas nunca podrían aprender a leer. Porque todo el mundo claro que la única forma de leer era mirar las palabras con los ojos.

Un muchacho joven francés llamado Louis Braille pensaba de otra manera. Ciego desde los tres años, el joven Louis quería leer desesperadamente. Se dio cuenta de que todo el mundo del pensamiento y el conocimiento estaban cerrados con llave para él debido a su discapacidad. Y estaba decidido a encontrar la clave para si mismo y para todas las personas ciegas como él.

Esta comienza en la primera parte del siglo XIX. Louis Braille nació en 1809 en un pequeño pueblo cerca de París. Su padre hacía arneses y otros artículos de cuero para vender a los demás aldeanos. El padre de Louis, usaba frecuentemente herramientas afiladas para cortar y hacer agujeros en la piel.

Una de las herramientas que utilizaba para hacer agujeros era un punzón afilado. Mientras jugaba con uno de los punzones de su padre, la mano de Luis resbaló y accidentalmente se la clavó en uno de sus ojos. Al principio la lesión no parecía seria, pero luego la herida se infectó. Unos días más tarde Louis perdió la vista en ambos ojos. Los primeros días después de quedar ciego fueron, como os podéis imaginar, muy duros.

Pero a medida que pasó el tiempo, aprendió a adaptarse y a llevar una vida normal. Fue a la escuela con todos sus amigos y le fue bien en sus estudios. Era a la vez inteligente y creativo. No iba a permitir que su discapacidad le frenara en la vida. Conforme crecía se dio cuenta de que la pequeña escuela a la que asistía no tenía el dinero y los recursos que él necesitaba para seguir aprendiendo. Oyó hablar de una escuela en París que era especial para estudiantes . Louis no se lo pensó dos veces antes de ir. Preparó sus maletas y se fue en busca de una educación sólida que le permitiera avanzar académicamente.

Cuando llegó a la escuela especial para ciegos, le preguntó a su profesor si había libros que pudieran leer los ciegos. La respuesta fue negativa. Tan solo disponían de libros con letras muy grandes, y a la vez estos eran muy voluminosos y caros de comprar. La escuela solo poseía catorce de estos libros.

Louis se puso a leer los catorce libros de la biblioteca de la escuela. Podía sentir cada letra, pero tardaba mucho tiempo en leer una frase. Le tomaba unos segundos terminar cada palabra y en el momento en que llegaba al final de una frase, se había olivado de la totalidad de ella por el tiempo que tardaba en leerla. Louis intuía que debía haber una mejor manera. Ese día se propuso el objetivo de idear un sistema que permitiera a las personas ciegas poder leer. Trataba de pensar en algún código alfabético para leer con los dedos “igual de rápido y fácil como los videntes”.

Una oportunidad en forma de idea llegó a su vida. Alguien en la escuela había oído hablar de un código alfabético que estaba siendo utilizado por el ejército francés. Esta clave se utilizaba para entregar mensajes de los oficiales a los soldados. Los mensajes no se podría escribir en tinta porque el soldado tendría que encender una cerilla para leerla, por lo que la luz de la cerilla le daría al enemigo a un blanco fácil de disparar.
Estos símbolos fueron impresos en el papel para que los soldados pudieran leerlos pasando los dedos sobre ellos. Una vez que los soldados entendían el código, eran destruidos.

Louis se apoderó de algunos de estos códigos y los estudió minuciosamente. Era mucho mejor que leer los libros gigantes con enormes letras en relieve. Pero el código militar seguía siendo lento y engorroso. Los guiones ocupaba mucho espacio en una página. Cada página sólo podía tener una o dos frases. Louis sabía que podía mejorar este alfabeto de alguna manera.

Su madre y su padre siempre le animaron en su pasión por la música y otros proyectos de la escuela, pero él se sentó a pensar sobre cómo podría mejorar el sistema de puntos y rayas. Le gustaba la idea de los puntos en relieve, pero no podía hacerla sin tantos guiones, no era útil.

Mientras estaba sentado en la tienda de cuero de su padre, cogió uno de sus punzones romos. La idea se le ocurrió en un instante. La misma herramienta que le había provocado la ceguera podría ser usada para hacer un relieve alfabético que se pudiera leer.
Los siguientes días los pasó trabajando en un alfabeto compuesto enteramente de seis puntos. La posición de los puntos representan las diferentes letras del alfabeto. Utilizó el punzón romo para perforar una oración. La leyó rápidamente de izquierda a derecha. Todo tenía sentido, funcionó.

Personajes como Louis Braille son los que hacen grande a la raza humana. Los que luchan por un ideal, por ayudarse a si mismos y a los demás, a romper las barreras de todas aquellas personas que desgraciadamente no pueden ver la vida con los ojos con que la miramos nosotros. Por él y a todos los que día a día trabajan por las personas invidentes, quiero darles las gracias infinitas por su labor.

Vía y referencias: Pasajes de la historia, Juan Antonio Cebrián

68 COMENTARIOS

  1. Una historia muy interesante que, pese a conocer el personaje, desconocía por completo las circunstnancias que rodearon el “invento”. Muy curioso el dato del punzón… las vueltas que da la vida.

    Sin duda, creo que se puede equiparar al invento de la imprenta con sus obvias diferencias. Para las personas invidentes seguro que fue tan importante como para los videntes la imprenta.

    Excelente post Félix, ¡saludos desde la Luna!

  2. Hola Félix una entrada estupenda como homenaje a personas como Louis. Se unen esfuerzo, trabajo y una vida entrera dedicada al bien para si y los demás. Creatividad e inquietud son las claves.
    Gracias a el han tenido acceso a la cultura miles de ciegos. Ahora hay muchos adelantes entre ellos escuchar las historias narradas. Conozco algúnos ciego y su calidad de vida es equiparable a la nuestra.
    Me ha gustado la forma en que has contado esta historia.
    Besos y te deseo un relajado domingo

  3. Goefry…

    Fijaté las vuelta que da la vida, lo que lo dejó ciego le dió la solución para él y millones de personas. Tiene un paralelismo con la invención de la imprenta, has dicho bien. Gracias lunero.

    Abrazos terráqueos¡

  4. Katy…

    Como tú ya sabes, estas personas son las que dignifican algo esta raza tan cruel en demasiadas ocasiones. Puso la primera piedra para que muchos invidentes pudieran tener calidad de vida y eso es algo digno de elogio por su sacrificio y tenacidad, por no resignarse a vivir sin tener acceso a lo que los “demás” tenían. Gracias por todo amiga.

    Besos

  5. Tú si que has conseguido emocionarme con esta entrada. Yo trabajo en clase con un niño de Bulgaria que es sordo y tu entrada me ha hecho recordar el paralelismo entre el lenguaje Braille y el lenguaje de signos. La diferencia está en la cantidad de recursos que hoy en día disponen estas personas gracias a personajes como Luis Braille y a la moderna tecnología que hacen su vida, ya dura de por sí por su minusvalía, más fácil, consiguiendo en muchos casos una integración normal en la sociedad.

  6. Miguel Angel…

    Entonces comprendes mejor que nadie este “punto de apoyo” para que estas personas se sientan integradas en la sociedad y no marginados. Que duda cabe que el lenguaje de signos es otro gran avance y me has dado una idea estupenda para abordarlo en otra ocasión. Todavía quedan algunas barreras que “saltar” pero mucho se ya ha conseguido…

    Un fuerte abrazo

  7. Excelente entrada sobre éste gran hombre. Desconocía las circunstancias de su ceguera y me ha sorprendido que con la herramienta que le cegó encontró la solución para que los videntes puedan leer. Maravillosa historia. Gracias, Félix. Feliz Domingo. Saludos

  8. ANRAFERA…

    Gracias mi muy estimado amigo. La verdad es que no deja de ser sorprendente las circunstancias de su vida, pero son esas benditas casualidades las que hacen posible estos inventos, aparte de la perserverancia y la fe.

    Un fuerte abrazo y feliz domingo.

  9. Hay una fábula de Paulo Coelho que viene bien como reflexión de lo que aquí expones. Alguien que después de una desgracia tras otra busca siempre una salida, entendiendo que aquello que en principio le condena, es después la salvación ante otra causa.
    Un saludo

  10. Me emociona saber que es posible sumergirse en los mundos de la Literatura, que mi mente sería capaz de vivir aquello que los libros nos reservan, no sólo por medio de la vista, sino que, a través de la yema de los dedos, las emociones, los mundos con todos sus personajes y vicisitudes podrían entrar en mi cerebro a través de las terminaciones nerviosas y revivirlas.
    Y sin necesidad de aes y zetas, sino con un ingenioso, milagroso, sistema de puntos colocados de forma precisa como es el sistema Braille.
    Gracias Félix, porque he estado unos minutos leyéndote y documentándome, y ahora sé, conozco, me emociono, con una cosa más que hace media hora desconocía y que hace no perder nunca la esperanza -y el agradecimiento- en el ser humano.

  11. A veces la necesidad agudiza
    el ingenio.
    Cuanto tiene que agradecer la
    humanidad el ingenio que tuvo
    Louis Braille para idear ese alfabeto para ciegos.

    Gracias por traernos su historia.

    Besos

  12. Froilán de Lózar…

    Partiendo de la base de que Paulo Cohelo no me gusta mucho, más bien poco, no puedo por más que darte y darle la razón en esta fábula. En ocasiones, nuestras soluciones se hallan en nuestros problemas…

    Un fuerte abrazo

  13. Jose Antonio…

    Excelente y sentido comentario el que nos dejas amigo. Y las gracias son para tí, por pasar por aquí y no fallar nunca. Yo también me he emocionado recordando la figura de este hombre bueno e ilustre donde los haya…

    Un fuerte abrazo amigo.

  14. Marisa…

    Ocurre igual que con el hambre, quizás sean situaciones análogas, esas necesidades que nos surgen en la vida nos hacen ser más imaginativos, más avispados, y más brillantes si cabe. Y, además, Louis, sento las bases para aportar calidad de vida a generaciones posteriores… Gracias a ti como siempre amiga.

    Besos

  15. Felix, realmente emocionante esta historia por la que jamas me había preguntado. Me recuerda otra, igualmente emocionante, la de Hellen Keller y Ana Sullivan.

    Además de estarles agradecida por su aportación a la humanidad desde el punto de vista práctico, les tengo que agradecer su papel de modelos a seguir. Son una inspiración a la hora de enfrentar los problemas que nos acontecen.

  16. Me fascinan las biografías en general, y este tipo de personas en particular. Conocía muy poquito de este hombre y he aprendido más cosas de él gracias a tu entrada.(¡Lo qué son las casualidades!).
    Su vida podría resumirse en “no hay mal para ti que por bien no venga para el mundo”.
    Has logrado que la lectura sea muy amena porque lo has contado como si fuera un cuento.

    “No existe una manera más hermosa de dar gracias a Dios por tu vista, que brindando una mano de ayuda a aquellos que por carecer de ella viven en la oscuridad “
    HELEN KELLER (otro ejemplo de superación más grande aún).

  17. Todo un ejemplo de superación y, por supuesto, de inteligencia, el de este gran hombre. Lástima que la mayoría de las veces sean los propios afectados los que tengan que buscar solución a sus problemas, y que el resto de la sociedad se empeñe en cerrarles puertas.

    Feliz domingo 😉

  18. Felix!Que tal?
    Personas como estas son las que marcan una pauta, los verdaderos líderes. Sacar algo extraordinario de un punzón, el mismo que te quitó la vista. Personas con un don… no cabe la menor duda, su necesidad de superación en calidad de discapacitado lo llevó a crear algo tan sencillo pero tan práctico y valioso.

    Espero hayas tenido buen fin de semana!
    ;D

  19. Es curioso que las tablas de braille esconden uno de los aspectos más interesantes de este idioma. Si se agrupan de diez en diez, veremos que la letra 11 es igual que la 1 con un punto más, la 12 igual que la 2 añadiendo el mismo punto….la 21 igual que la 1 pero con dos puntos etc… Un saludo

  20. Fue toda una revolución para la humanidad. Lo mismo que diferenciamos la prehistoria de la historia por la escritura, este descubrimiento marcó algo parecido para los invidentes.
    La palabra escrita.
    Un beso

  21. en la Pedrera de Barcelona, hay una exposicion temporal interesantisima y uno de los motivos es poder tocar en un libro, fotografias en relieve.

    Sorprendente la sensacion. Cuanto dejamos de percibir por atrofiar algunos de nuestros sentidos, como el tacto.

    saludos amigo

  22. eMi…

    Realmente son conmovedoras estas vidas amiga. Hellen Keller para más inri era sordo-ciega y gracias a su tesón y sus ganas de vivir también dió una tremenda lección al mundo. Deberiamos tenerlos como referentes, has dicho una gran verdad…

    Un beso

  23. Cesar…

    Cierto querido amigo. Hay personas invidentes que ven “más allá” que personas sin esa incapacidad. ¿la A.E.A.T dices? no, más bien que Dios la pille confesada conmigo,jeje, ya sabes a que me refiero.

    Un fuerte abrazo

  24. VerboRhea…

    Su descubrimiento fue más una causalidad que casualidad, y dices bien, de los errores hemos de aprender y si nos sirven para ayudar a los demás y crecer como personas bienvenidos sean esos errores.
    ¡QUE GRANDE HELEN KELLER¡ que lección de vitalidad y fuerza…

    Un beso

  25. Noelia…

    Me viene a la mente después de leer tu comentario las personas afectadas por las llamadas “enfermedades raras”. Son las familias y sus allegados los que tienen que preocuparse y costear la investigación de estos males mientras la sociedad les de la espalda…

    Feliz semana 😉

  26. Silvia…

    Yo bien ¿and you? ;). Lo que no cabe duda es que si tienes oportunidad alguna vez de leer su biografía completa, te darás cuenta de que era alguien especial, una persona con un “don” como dices, alguien a quién la ceguera no le aparto de sus sueños en unos tiempos más difíciles aún que ahora…

    Feliz semana llena de alegría y amor 😉

  27. Nelson Diaz…

    Gracias por tus palabras querido amigo. La verdad es que es una historia de superación en estado puro, una persona que franqueó los obstáculos que le puso la vida con valentía, fe y arrojo.

    Un fuerte abrazo a esa tierra hermana desde España¡

  28. Osane…

    Al igual que la escritura en su tiempo y la imprenta en el suyo, el sistema braille marcó un antes y un después para aportar calidad de vida a muchas personas que hasta entonces no tenían acceso a ella.

    Un beso.

  29. Pedro…

    Veo que también estuviste en La Pedrera (no te pierdes una). He estado allí pero no he tenido ocasión de ver ese libro y esas fotografías (estaría entretenido con otras cosas,jeje). Cuando nos falta un sentido es cuando realmente nos damos cuenta de lo poco que lo valorávamos…

    Un fuerte abrazo amigo.

  30. Una bonita historia y un gran hombre que con su invento ha logrado muchos puedan tener sensaciones nuevas y el placer de leer.

    Con tus historias,cada día aprendemos algo,sabía que inventó el Braille pero no como se quedo ciego.

    Un saludo.

  31. ¡Félix, no puedes ni imaginar la alegría que he sentido al ver que dedicas tu preciosa entrada al Braille… ¿por qué?, te preguntarás y con razón… te dejo este enlace:

    http://marsolana.blogspot.com/2009/05/el-mundo-de-brenda.html

    cuando tengas un rato tranquilo, lo lees… y entonces lo comprenderás…

    (¡es la base de mi novela…pero pssssss….no se lo digas a nadie, ¿eh? ;))

    Lo que resulta casi rayano en el milagro es que lo mismo que te ha herido de forma tan grave se convierta en la salvación de tantas personas…

    ¡no deja de parecerme digno de una profunda admiración…!

    Muchas gracias por contar esta historia tan especial, amigo.

  32. Hola Laura¡

    Ciertamente abrió un mundo nuevo a todos aquellos a los que les estaba vetado el conocimiento por medio de la escritura y la sensación de imaginar como nosotros leyendo un libro. Gracias como siempre amiga.

    Un beso

  33. Hola Mar¡

    Pues no sabes la emoción que me ha proporcionado leer ese relato querida amiga. Su bendito “Trasto” que era una prolongación de ella, su forma de definir a las demás personas, su agudización de los demás sentidos, su humanidad, su corazón, y el maravilloso trabajo que has realizado que ha conseguido llegarme al corazón. ¡bravo por tí¡
    Para ser la base de tu novela es una delicia, ya tienes otro comprador asegurado ;).

    Un beso fuerte.

  34. Qué lindo post Félix! Cuán agradecida está la humanidad con este hombre. Este relato me hizo recordar a una compañera de colegio que se estaba quedando ciega, al principio escribia con marcadores y letras enoormes pero ya después tuvo que aprender el sistema braille.
    Ahora ella es un personaje muy conocido entre los discapacitados por su lucha contra la discriminación sobre todo en las mujeres.
    Gracias una vez más por hacerme conocer a Louis Braille.
    Y Feliz Día del Padre (no sé si serás papá o no) 😉
    Besos

  35. Hola Betty¡¡

    Supongo que la verías pasarlo mal en ese periodo de perdida de vista, debió ser muy duro para ella. Pero según me cuentas, fue fuerte hasta convertirse en una persona comprometida y luchadora en favor de los discapacitados y las mujeres, algo que demuestra el gran valor que tuvo para enfrentarse a la adversidad que le deparó la vida.
    Gracias como siempre a tí mi arquitecta favorita.
    Nooo, no soy Papá, pero me gustaría serlo muy pronto, adoro a los niños ;).

    Un besote

  36. JRio…

    Hablalé, hablalé mucho sobre el espíritu de superación de estas personas. Me apena mucho lo que cuentas, pero si su entorno lo ayuda, seguro que será un niño feliz. ¡cuan injusto es el mundo¡

    Un fuerte abrazo

  37. Leí la entrada esta mañana. Y estaba segura de que había dejado un comentario, pero no se que pasó, misterios del ciber mundo. Te hablaba de lo curioso que me resultaba que la misma herramienta que le había privado de la visión le diera la idea para abrir un mundo nuevo para sí mismo y para tantos otros. También te decía que me había gustado mucho conocer esta historia.

  38. Si existe algo que hace grande a la Historia, son sus personajes, y Braille tiene un lugar importante en ella. Yo recuerdo la historia de Helen Keller y “el milagro” de Anne Sullivan, que me impactó desde que era una niña (o sea, ayer. ¿Has visto la película protagonizada por Ann Bancroft?…)
    Una persona ciega y sordomuda, capaz de alcanzar un suma cum laude en la universidad…capacidad de superación.
    Besos, gigantón, que te quiero.

  39. Silvia…

    ps. Me alegro que estes bien chata. Que prometa el lunes, martes, miercoles, jueves, viernes, sabado, domingo, todo el mes, todo el verano, todo el año y sucesivos ;).

    Gracias a ti.

    Besos¡

  40. Hola Carolina…

    No he visto la película pero me la apunto. Pero sin duda nombras personas como Helen Keller que fueron todo un referente de esfuerzo, lucha y pundonor ante la adversidad. Todo un ejemplo, y con una capacidad de oratoria que deslumbraba al público asistente (oratoria entendida con sus limitaciones).

    Besos, que sepas que este verano no te escapas de darme clases particulares de catalán, y si son en la playa mejor que mejor ;).

  41. Me asombra la gente a la que la adversidad fustiga tan duramente y que son capaces de enfrentarse a su destino sin miedos, ni inferioridad. Este es un caso claro. Y encima de todo ello, transforma el objeto que le provocó la desdicha en el núcleo de su propio invento. Sí, señor. Mi plena admiración hacia Braille.

    Un saludo

  42. Félix, me apunto! da por hecho que tu profesora particular está preparada para hacer de tí un catalán estupendo (en cuanto al idioma, porque catalán ya lo eres) Ay…que estupenda perspectiva…hablar de historia, clases de idiomas, la playa…besos!

  43. Carmen…

    Muchos deberíamos aprender esta lección. Yo, sinceramente, no se como me habría enfrentado a esa situación. Hasta que no te ves así no sabes como actuaras. Pero dudo mucho que lo hubiera hecho como Braille, por eso fue un hombre ejemplar y digno de ser homenajeado.

    Un fuerte abrazo

  44. ¡Menuda historia! Sabía que este hombre era ciego, pero creía que lo era de nacimiento.

    Todo un ejemplo de optimismo. En el origen de su mal, encontró la solución.
    Todos los días se aprende algo. Más, leyendo este blog.

    Un abrazo, Félix.

  45. Perikiyo…

    Querido amigo, llevas mucha razón, es todo un ejemplo de superación ante la adversidad, y como bien dices, en el origen de su mal, encontró la solución. Más aprendo yo de tí, con ese estilo narrativo que es fantástico.

    Un fuerte abrazo.

  46. Solo conocía que el Braille es el sistema por el que un ciego puede leer, pero poco mas, no conocía quien lo inventó. Creo que el mundo está lleno de personas como Braille, por supuesto no consiguen un avance tan importante en la vida de millones de personas, pero seguro que por todas partes encontrarás personas que de una manera o de otra ayudan a sus seres queridos que puedan tener una dificultad. Creo que el ser humano es bueno por naturaleza pero es que hay otros que hacen mucho ruido y parece que son más. Creo que me he salido del tema… jeje

    Abrazos!

  47. David…

    Son los menos, pero afortunadamente hay algunas personas en el mundo que hacen de su discapacidad un virtud y la ponen al servicio de los demás. Creo que no te has salido del tema David, unos hacen mucho ruido y producen poco, y otros en silencio hacen crecer positivamente a la humanidad…

    ¡Abrazos¡

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)