Los felices años 20…

50
Un mundo cansado y maltrecho comienza la década con ganas de pasarlo bien y olvidar la guerra pasada. Estados Unidos, que ha emergido como la primera potencia mundial, fijará el rumbo en la moda, la música y el arte. Surge una pujante industria del ocio con la fonografía, el cine y la radio, que experimentaron espectaculares avances. Las costumbres se relajan y los jóvenes rechazan lo convencional a favor de un clima de mayor libertad: recortan faldas y peinados, y pierden la vergüenza de bailar en público. También es la era del Jazz. Clubes y salas de baile de todo el mundo se van a llenar con su sonido y sus ritmos sincopados. Pero conforme avanza la década, la economía se debilita, hasta que en 1929, el crack de Wall Street pone un inesperado punto final a estos felices años que hicieron Historia
Difusión del Jazz
Los músicos negros llevaban muchos años tocando el jazz en el sur de Estados Unidos. Con el progreso de la industria fonográfica, los artistas se trasladaron a Chicago y Nueva York en busca de fortuna. De aquí, estos ritmos de influencia africana pasaron a Europa, sobre todo a Paris y Londres. Scott Fitzgerald acuñó el nombre de “Era del Jazz”. Tanto él, como su esposa, Zelda, formaban parte de ese mundillo. Sus novelas A este lado del Paraíso y El gran Gatsby reflejan magníficamente el ambiente juvenil de clase alta en los años veinte.
 
Vámonos al Cine
El Cine alcanza su mayoría de edad en esta década, en la que el cine mudo produjo sus mejores películas. En 1927, en El cantor de Jazz, se logra sincronizar por primera vez el sonido y la imagen. Ir al Cine se convierte en un hábito semanal, y estrellas como Mary Pickford, Greta Garbo y Rodolfo Valentino se convierten en ídolos de un nuevo público de masas.
Las Flappers
El lema de los años veinte era la libertad, lo cual tenía su reflejo en las nuevas modas, muy atrevidas y criticadas por los más conservadores. Era la época de las “flappers”, término que se aplicaba a las chicas jóvenes que se maquillaban, fumaban en público y bailaban y bebían en fiestas o en clubes nocturnos.
La nueva mujer
El papel que la mujer desempeño en la I Guerra Mundial y la adquisición del derecho al voto, acabaron con la idea de la debilidad femenina. En esta década surge la “nueva mujer”, liberada y activa, que tiene también su reflejo en la forma de vestir. Coco Chanel creó una nueva moda para estas mujeres. Sus cortes sobrios y con estilo, y sus chaquetas y jerséis de punto influyeron en esta generación y en las siguientes.
El Charlestón
En Estados Unidos surgieron muchos bailes nuevos como el lindy hop y el black bottom. Todos ellos tenían sus raíces en los ritmos sincopados de la música africana, conservados por la comunidad afroamericana. Sin embargo, el que hacía furor era el charlestón. Los bailarines se movian frenéticamente, girando los pies, extendiendo las piernas y agitando los brazos. ¿Quieres aprender a bailarlo? Pues fíjate en este video, y en poco tiempo seras un/a especialista…

Louis Armstrong
Para mí, personalmente, grande entre los grandes, y uno de los más influyentes músicos de Jazz de los años veinte. En 1922, él y Joe King Oliver crearon el estilo Nueva Orleáns. Más tarde, con su banda, los Hot Fives, Armstrong consiguió encandilar al público con sus solos de trompeta y su virtuosismo cuando improvisaba vocalmente. Deleita tus oidos con Georgia on my Mind

Ir a descargar

Rapsody in Blue
George Gershiwin se dio a conocer con Rapsody in Blue, “un experimento de música moderna”, al que denominó “caleidoscopio musical de Estados Unidos”. Entre las obras más destacadas de su brillante carrera, que se prolongó hasta bien entrados los años treinta, tenemos Un Americano en París y Porgy and Bess.Fue una época dorada sin duda. Una época que ya se la bautizó con el nombre de “Belle Epoque”, cuando se olvidaron los prejuicios arrastrados de la época victoriana y de principios de siglo, y se dió paso a la modernidad en muchos aspectos. Cierto es, que áun nos queda mucho camino por recorrer, porque estamos hablando de que a estos espectáculos no podía permitirse todo el mundo asistir, pero fue el “pistoletazo” de salida para la Historia postrera del siglo XX en cuanto a los espectáculos de masas y las industrias del ocio. No habría estado mal pasar por alguno de aquellos clubes para ver una actuación en directo de Louis Armstrong o Bing Crosby, no habría estado mal, no…

Comentarios50 comentarios

  1. Hola Félix,

    Que entrada más amena!!, fueron unos años dorados, que además permitieron que muchos jóvenes que llegaron después, en la década siguiente, soñaran con recuperarlos. Mi abuela siempre me ponia de pequeña los discos de Louis Amstrong, y me contaba cosas de aquellas décadas :).
    Muchos besos.

  2. Querida Nikkita…

    La verdad es que para aquellos que puedieron disfrutarla, que no fueron todos desgraciadamente, fue una válvula de escape a muchos años de prejuicios y represión sin sentido, sobre todo para la mujer.
    Posdata.- Tu abuela era muy sabia…

    Muchos besos.

  3. Vaya marcha que llevas!!! Charlestón, Coco Chanel, Louis Amstrong,Bing Crosby. Desde luego no se privaban de nada. tenían más ritmo en el “Body” que nosotros.
    La peli de una Americano en Paris me parece que trabajaba Frank Sinatra es uno de los cásicos. A mi no me tocó pero si que oí hablar de toda esta movida.
    Buen finde Holywoodiense. 🙂
    Besos

  4. Querida Katy…

    Pues claro¡¡¡ Es que estamos a viernes y hay que mover un poco el esqueleto. Yo ya estuve practicando algo de charleston, y no se me da mal. Pero lo de Coco Chanell no me va,je,je.
    Buen fin de semana a ritmo de Jazz¡¡
    Besos

  5. Hola Felix!! Me encantó!!!! QUE POST COMPLETO AMIGO!! Adoro a Coco Chanel, soy fanática del Chanel Nº 5 (no por lo de Marilyn)aunquie parezca un comentario superficial, pero esa época era muy glamorosa. Me encanta Louis Armstrong, con gusto hubiera entrado a uno de esos clubes.
    Te cuento que el otro día estaba mirando una revista y veía una imagen de una mujer bailando el charleston y me pregunté, casualmente cómo había surgido. En el post de la peste negra me asusté con tus videncias, también lees la mente? Jajaja

  6. Hola Gabriela¡¡

    Gracias, amiga. A mi no me gusta usarlo, pero si olerlo, claro… Tienes toda la razón, fué la época del glamour y la desinhibición. Y Louis Armstrong para mi sigue siendo uno de los más grandes de la Historia de la música.
    Sobre el asunto de la videncia, es algo que guardo en el más absoluto secreto,je,je.

    Besossss

  7. Félix, leyendo tu artículo y en medio de tanta nostalgia se me ocurrió pensar de qué manera tan profunda ha cambiado nuestra historia en tan breve plazo.
    Gracias amigo, por los recuerdos que nos has hecho vigentes.

  8. Estimado Rudy…

    Ahhh, la nostalgia¡¡ que bella y triste es a la vez. Se torna como un sentimiento contradictorio. Que razón tienes, en que en tan poco lapso de tiempo todo dio un giro tremendo. Gracias a ti, amigo, por tus siempre agradables visitas.

    Un abrazo.

  9. Felix…

    ay me encanta!!! después del Jazz el blues que es el ritmo negro que según dicen surgió de la epoca de los esclavos que tarareaban melodías en graves mientras los hacian trabajar como animales…
    que bien contado… de verdad que lo haces muy ameno e interesante…
    gracias!!! visitar tu espacio es muy atractivo y además muy ilustrativo… te cuento que esa imagen que elegiste (bailando el charlestón) para abrir el post… yo la usé en el blog anterior a este y la titulé…
    “no me estaré poniendo nostálgica”
    vaya que linda coincidencia no??

    hermosos días amigo querido!!!

    beso!!!

  10. Creo saber que Louis Armstrong fue el primer negro en EE.UU. que cantó en un local de blancos (con ellos dentro).
    Muchas veces he pensado qué sintió recitando “What a Wonderful World”!

  11. Muy buena entrada amigo Félix, estos años quedaron para los anales de historia. No se si nuestra época pasará igual.
    Louis Amstrong un genio del Jazz.
    Un abrazo y buen fin de semana

  12. Ursula…

    El blues es nostalgia pura que surgió en los algodonales del Sur. Sobre la image, te digo que será porque ambos tenemos buen gusto, supongo. Gracias como siempre por tus palabras y tus visitas.

    Hermoso día, amiga querida¡¡
    Besos.

  13. Bixen…

    Siempre arrojando luz sobre lo que nos ocupa. Desconocía ese dato, así que apúntate otra…
    Esa misma pregunta me la he hecho yo las millones de veces que habré escuchado esa canción, ¿que sentiría? Sin duda, algo bonito, hermoso, y todo un canto al hermanamiento. Yo cada vez que la oigo, al menos lo siento así…

    Un abrazo.

  14. Empiezo la mañana con charleston. ¡Genial! Una de las cosas que añoro de cuando fumaba era ir a locales tipo Jamboree o La Cova del Drac a disfrutar de jam-sessions, con mi whisky en una mano y mi cigarrillo en otra. Ya no fumo, Ya no sería lo mismo. Magnifica entrada, tan optimista como los Felices 20 🙂

  15. Amparo…

    Yo me acoste anoche a su ritmo y me levante igual. Tienes razón, sin cigarro en mano, ya no sería lo mismo, pese a lo malísimo que es. Pero formaba parte del rito. Gracias por tus palabras, maja.

    Besos y feliz fin de semana.

  16. Félix…me has tocado mi punto sensible con toda esta música de Carleston…Georgia…mmmmmmmm!!!!!
    Sólo escucho toda esa música ya no sé ni qué estoy leyéndote….mmmmm…!!!
    ¡¡¡es preciosa !!! Pero, volvamos: cómo siempre estos detalles que describes de la música que reflejó un época gloriosa por lo menos a niveles de sensualidad y el encanto en los cambios que se produjeron, muy bien reflejados…siempre has bordado estos detalles. Me encanta cómo haces esto…es como tu revista..tú el Director de la misma y el resultado es ¡realmente fetén!.
    Lo único que pasa es que eres tan productivo y yo estoy tan ocupada que odio no poder seguirte más.
    Mil besos y mi felicitación por un blog con estilo y contenido soberbio.

  17. Antoniatenea…

    Es precioso, sí, todo un deleite para los sentidos, al menos para mi, y me alegra que para tí también. Bueno, al fin y al cabo, como tu en tu blog, cada uno somos nuestro propio “Director”. Agradezco muchísimo tus palabras, y no te preocupes, se de lo ocupada que estás, y cualquier visita a este espacio, de tu parte, siempre me da alegría.

    Mil besos, y que tengas un feliz semana.

  18. Una decada revolucionaria en muchisimos aspectos, monsieur, envuelta en la euforia de haber dejado atras una gran guerra, la primera mundial.
    Ya casi estoy en condiciones de bailar un charleston!

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

  19. Lo malo es que después de esta época de vonanza en todos los sentidos llegó el crack del 29 y la Segunda Guerra Mundial. La teoría de los ciclos en la Historia se hacía realidad.

    Pero, bueno, mientras tanto las mujeres se soltaban la melena o se la cortaban a lo garçon y bailaban el charlestón. Y se independizaban trabajando y votando. Pasos para llegar a la situación actual y ¡vaya pasos! Capitales para la igualdad de sexos.. y de razas. Es paradójico pero la igualdad racial todavía no ha calado todo lo que se debería, pero la humanidad es lenta de entendimiento.

    Un beso

  20. Carmen Béjar…

    Sí, es lo malo, sí, pero aquella época supuso un cambio radical en la forma de afrontar el ocio. En algunos casos para bien, en otros para mal. ¡Menudos pasos ha tenido que dar la mujer,querida amiga¡ y los que faltan en el resto del mundo…
    Me quedo con tu última frase “La Humanidad es lenta de entendimiento…”

    Un beso.

  21. Hola Cielo, sin duda una entrada muy amena, que da cuenta del surgimiento de varios de los íconos de la economía y sociedad de masas.

    Este periodo de entreguerras es económica y culturalmente muy valioso y rico de analizar, como bien dices además del boom económico estadounidense, por el replanteamiento del papel de la mujer.

    Aunque no soy fan de EEUU, no podemos dejar de reconocer que este periodo fue marcado por la opulencia y trascendió al mundo la aspiración de vivir y ser como los americanos. Creo que aporta valores como el esfuerzo individual para el éxito.

    Y de Georgia in my mind, que te digo, tu sabes como me gusta la buena música y ésta es una de las mejores canciones de la historia, lo aseguro.

    Mil besos maorí cielo, te quiero

    p.d. Yo bailé Charleston en el kinder y tengo fotos que lo prueban (ja!)

  22. Me encanta llegar a
    tu página y recuperar
    de ella un poco de
    la historia.

    Una época de libertad
    especialmente para
    la mujer.
    Moda,cine música.
    Fue realmente una
    época dorada.

    Besiños.

  23. Hola Estimado Félix.
    Qué buena época, cuánta libertad, qué desmelene, después de una guerra mundial, era lógico y natural una era de desenfreno, olvidar las penas y las tragedias.
    Pero por ello no entiendo la contradicción existente en los norteamericanos: pasan de un extremo al otro. En los años veinte fueron el paradigma de la modernidad, llenando los oídos del mundo de buena música, de moda, de desinhibición. Pasaron después a un puritanismo y una doble moral actual incomprensibles.
    Lo deseable sería un término medio y un respeto a las minorías que piensan de modo diferente, sea cual sea la moda imperante.
    Particularmente, me gustaría que se dieran unos nuevos años veinte… Uy! bailaría charlestón y lo que fuera.
    Besosss!!

  24. En cualquier tugurio de mala muerte, o en alguno de los exclusivos clubes de la 5ª, se bailaba al frenético son de las orquestas de charleston, en una atmósfera de humo y alcohol. La catástrofe se barruntaba pero había que disimular y hacer ver que el mundo giraba a un buen ritmo. La Gran Guerra no había servido de escarmiento y había que demostrar a la decadente Europa que América iba a tomar el timón.
    La Historia y sus ciclos…

  25. Fueron momentos de cambios importantes que han dejado huella hata nuestros días.

    Y como todo cada cierto tiempo, llego la caida economica y se derrumbno tomando otros derroteros de inferior nivel economico.

    Pero la música sigue perdurando en nuestros corazones, la moda, perfemes y un etc. etc.

    Algo parecido a lo que está sucediendo ahora pero a un nivel de más baja escala social.

    Un abrazo y un buen día.

    Marí

  26. Jose Antonio…

    Suscribo tus palabras, querido amigo. Fue en periodo entreguerras en el que Estados Unidos cogió el timón definitavemente (si aún no lo había hecho antes) y fué también una válvula de escape para lo pasó y se intuía que pasaría.

    Un abrazo.

  27. Carolina…

    Tu lo has dicho, amiga, desmelene total¡¡ Has planteado un asunto que requeriría mucho debate como es la doble moralidad estadounidense. Por un lado “se escandalizan” porque se le salga un pecho a Latoya Jackson en un concierto, y por otro no se escandalizan por “masacrar” países literalmente.
    Postada.- Yo ya baile el charleston y no se me da muy mal,je,je.

    Besos¡¡

  28. Gata Coqueta…

    Veo que ya hace unos días te pusiste el gorrito de Navidad. Eso está muy bien para ir entrando en calor,je,je.
    Y hablando de lo que nos ocupa, has acertado en tu valoración, siempre llega el derrumbe porque la raza humana no escarmienta. Al menos nos quedará la música…

    Un abrazo, amiga Mari.

  29. Y tu me dices a mi que mis post son detallados, vaya articulos mas completos, ademas pasando de una seccion a otra muy sutilmente y haciendo amenisima la lectura, te mereces los seguidores que tienes.

    Una mujer en compañia tomando copas hasta esa fecha era algo inverosimil, esto dio pie a toda una fiebre de garitos, clubs y dinero negro,el soporte para europa de armamento y la actividad urbana sucedio como ha ocurrido ahora que tal subidon, se pago con el crak del 29 o vease la crisis que sufrimos por la fiebre del ladrillo.

  30. Calistor…

    Gracias por tus palabras, pero lo que es del Cesar, al Cesar, la presentación y el contenido de tu blog es excelente. Y yo, con mis escasos conocimentos de lenguaje html y con alguna “ayudita” mantengo el blog en cuanto a diseño a años luz del tuyo. Supongo que ya iré aprendiendo de los buenos.
    Has hecho una similitud muy buena en cuanto a las crisis, si no es el ladrillo, es la bolsa, y si no, nuestra ansia de inconformismo. Debió ser un boom ver mujeres bebiendo y fumando en todos los garitos que nacieron a la sombra de la Belle Epoque. El desmelene, vamos.

    Un abrazo.

  31. Querida e idolatrada Tania…

    Tu comentario es enriquecedor, además de que diste en el clavo sobre el periodo de entreguerras. Por cierto, deberías estar lindísima bailando el charleston… y que decir de Georgia in my mind…

    Mil besos maorís. El que suscribe aún te quiere más todavia.

  32. Fue un breve paréntesis del período de entreguerras. Al acabar la Primera Guerra Mundial, tras la etapa revanchista dominada por los acuerdos de paz de París (el más conocido fue el de Versalles), vino otra etapa de esperanza y reconciliación denominada el “espíritu de Locarno”, pues hubo un acercamiento -iniciado en esa localidad suiza- entre vencedores yv encidos. Y el optimismo y las ganas de vivir regresaron a esa Europa castigada por la guerra; pero como bien dices, la crisis económica que se derivó del crak de Wall Street arruinó ese espíritu de diversión y de buenas intenciones. Cada nación volvió a mirarse el ombligo. Y como pasa hoy con Alemania, el egoísmo nacional prevaleció sobre el interés colectivo. El siguiente conflicto estaba servido.
    He regresado al pasado de nuevo para dejarte este comentario. Vengo de 2015. Alemania ya no se acuerda de que en 1953, muchas naciones de Europa, incluida Grecia, le condonaron más del 60% de la deuda.
    Un saludo.

  33. felixcasanova

    Todo cambió amigo Cayetano. No lo has podido explicar mejor. Por cierto, atónito me hallo al comprobar como, en vuestro tiempo, tenéis esa facilidad para moveros en el espacio-tiempo. Aquí parece que va a ganar Rajoy, veremos a ver que pasa aunque no tengo buenos presentimientos…
    Un saludo cósmico

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)