Los Amish, historia y vida de una sociedad peculiar

72
Los amish viven muy ligados a la naturaleza

Muchos los conocemos por algunas películas como Unico Testigo o incluso por algunas series de tv. que nos los han presentado, como la conocidísima serie House. Quizás tengamos de ellos una imagen que posiblemente no se corresponda a la realidad. Una imagen de personas cerradas, herméticas, de tipos “raros” que viven en comunidades aisladas. Solemos tener conceptos equivocados, matizados por la cultura cinematográfica, y casi siempre nos acercamos a la realidad según la versión que nos dé Estados Unidos, y en concreto Hollywood. En el caso de los Amish, ocurre algo así, y nos solemos quedar con los datos estereotipados que aportan cosas ciertas, pero no siempre, y ya sabemos que una verdad a medias….

Hablamos de una comunidad estrictamente religiosa con unos 250.000 miembros, y para bien o para mal, viven de acuerdo a sus normas morales. Como Evangélicos que son, se consideran cristianos pero escindidos de la Iglesia Católica. Tienen una forma de vida austera y alejada de los lujos y de todo lo que ellos consideran ostentación o una imagen incorrecta de cómo debe ser la vida en el Mundo.
Proviene de la idea de dos hermanos suizos que fueron los ideólogos de esta Sociedad que tuvo bastante éxito a lo largo del Rhin, y fue avanzando hacia el norte con muchos seguidores en las zonas fronterizas entre Holanda y Alemania. A partir del siglo XIX se empiezan a plantear si el progreso y las normas de la sociedad son aceptables para ellos, y en concreto, en Ohio hubo una gran concentración en 1860 donde se abordó como tenían que afrontar el progreso y la tecnología, todo lo material que les alejaba de lo que ellos consideraban que era el mundo natural, alejado de la Sociedad Capitalista. A partir de ese momento, un grupo muy notable decide el mantener esa vida como si de repente hubieran detenido el tiempo.
Es fácil distinguir a un amish por su vestimenta

El uso generalizado de la barba entre los hombres (sobre todo cuando se casan) se debe a la modestia, no es obligatorio, pero es un símbolo para ellos. Hay una premisa fundamental en estas personas, y que es común a todos ellos independientemente de las normas de cada comunidad. Y esa premisa es que ninguno debe destacar sobre los demás, porque se considera algo erróneo, malo y perjudicial para la comunidad. Cualquiera que conozca Estados Unidos y los países Escandinavos se habrá dado cuenta que en los sectores rurales tienen un enorme arraigo a la vida comunitaria, que son personas que viven con su familia pero trabajan en equipo. Tienen tendencia a la soledad, pero colaboran de una manera intensísima para que la comunidad funcione, y todos toman parte en las decisiones comunales.

Hablábamos de la peculiaridad de la barba, pero sin embargo nunca veremos a un Amish con bigote ni llevando botones, y esto es debido a que durante los siglos XVI y XVII fueron perseguidos por los militares (esa manía de perseguir y hostigar a una sociedad pacifista); y cualquier cosa que les recuerde a la vida militar, a la disciplina y a la represión que ellos sufrieron por sus ideas religiosas, la rechazan de plano.
Como curiosidad, las muñecas “amish” no tienen cara

Entre sus virtudes podemos destacar que son una comunidad religiosa que no hace daño a nadie. No tienen ninguna reivindicación, no procuran ninguna agresión a persona alguna. Y esto es algo que a sus vecinos siempre les ha puesto “enfermos”. Por ejemplo, los Amish pagan los impuestos de los Estados Unidos, los federales y los estatales, sin embargo no piden nada, absolutamente ningún recurso, ni medicinas, ni ayudas públicas, ni infraestructuras. Un ejemplo es que pagan con sus impuestos las escuelas del Condado de Lancaster, a las que no van ninguno de sus hijos. Son profundamente democráticos, una especie de comunidad de propietarios en la que ninguno sobresale, y naturalmente, más pacíficos que algunas comunidades de vecinos. Con esto no queremos decir que no haya problemas dentro de la comunidad, lo que pasa es que los resuelven de una manera razonable. No son fanáticos, a diferencia de otros grupos religiosos (no voy a citar nombres) que te matan si haces apostasía de sus creencias, ellos no molestan a nadie que no comparta su Credo.

Entre los aspectos negativos (entre comillas, porque tampoco los podemos censurar desde nuestra óptica occidental), de su forma de ser podíamos citar varios ejemplos. Cuando una niña Amish juega con una muñeca, se puede observar que no tiene cara, y esto es una costumbre que se basa en una de las frases de la Biblia “no te harás escultura ni imagen alguna, ni de lo que hay arriba en los Cielos, ni de lo que hay abajo en la Tierra, ni en las aguas, ni debajo de la Tierra…”. Los preceptos de la Biblia los llevan a rajatabla (y ya sabemos como se las gasta en algunos casos) hasta el punto de llevarlos a estos extremos.
Las mujeres no pueden llevar joyas, y han de usar vestidos sencillos sin ornamentos, con su cofia blanca y delantal característicos, y nunca se cortan el cabello, que recogen con un moño. Todas estas características no son censurables ni criticables, pero de alguna forma a la larga les puede ser perjudicial, porque un 30% de los jóvenes que terminan su formación, eligen dejar la comunidad principalmente por dos razones de peso, como la curiosidad o el hecho de encontrar un hombre o una mujer fuera de ella del que se enamoran.
Este número de personas que no regresan va en aumento, aunque en cierta forma está mitigado por su gran fecundidad, muy superior a la media. Un elemento que quizás sea criticable es la rigidez en la estructura familiar. Son tremendamente regresivos en ese aspecto, y esto a la larga los conduce a sociedades detenidas, como las hormigas, que no evolucionan. En ese sentido hay una cierta similitud con el Islam, que también es una sociedad de difícil progreso, porque se fijan ellos mismos una serie de condicionantes que les bloquean. Esto les hace unas sociedades en cierta forma aborregadas y muy endogámicas que bloquean al individuo hasta el punto de generar trastornos de conducta. Por no hablar del problema genético, ya que al ser tan cerrados tienen un excesivo grado de consanguinidad, y esto genera nacimientos de niños con discapacidad o malformaciones en un porcentaje muy superior a la media.
Los Amish son autosuficientes para su alimentación

Son los pros y los contra de una Sociedad que no es tan negativa como en ocasiones nos la han “pintado”, aunque con sus incongruencias. Por cierto, se están haciendo ricos con los alimentos naturales (tan de moda) porque todos sus cultivos no tienen ni abonos ni elementos químicos de ninguna clase. Y también se están haciendo de oro por otra razón, y es que son unos banqueros honrados. Hacen una banca en el sentido medieval, en el que no son usureros y los beneficios se utilizan de una forma honrada para el bien de la comunidad, y por esto están extendiéndose y cada vez hay más personas que les confían sus ahorros. Así que, amigos, vamos a buscar un banco Amish que seguramente nos irá mucho mejor a todos…

Comentarios72 comentarios

  1. Ursula…

    Cada uno podemos expresar su opinión con total libertad sobre este tipo de vida, aunque a mi parecer tienen más cosas buenas que malas. Entre las buenas, una que tú has mencionado, y es el acercamiento a la naturaleza.
    Tus abuelos eran muy sabios.
    Feliz fin de semana.

    Besos

  2. Querido Félix, qué cantidad de detalles de esta comunidad he aprendido hoy contigo (por ejemplo el de los botones). Tienen cosas malas, como todo el mundo, pertenezca a la comunidad que pertenezca, pero tienen valores muy importantes, que “el mundo occidental” como dices en el artículo deberíamos recordar, viven por y para el bien de la comunidad, y el respeto al prójimo es una máxima.
    Habrá que buscar ese banco….
    Me ha encantado la entrada de hoy.
    Muchos besos.

  3. Curiosisima la historia de los Amish, como bien dices solo los conocia por el cine, vale que son una sociedad cerrada y anclados en un mundo que tal vez no les beneficie en muchos aspectos, pero al menos son muy pacificos y no fuerzan a nadie a pensar como ellos, en estos tiempos ya es algo extraordinario.
    Buena historia Felix. Besinos.

  4. El respeto a la naturaleza y retomar algunos valores perdidos me parece muy positivo, pero creo que algunos derechos fundamentales no son respetados por esta comunidad. Y sobre todo deja mucho que desear la libertad de sus miembros.

    Un beso.

  5. Una noche mas, me acostare con algo aprendido. Amigo Felix, ha sido un placer leer este detallada entrada, que me da que pensar. Lo único malo que le veo es la consaguinidad, por lo demás ya me gustaría.
    bueno no se si el internet.
    saludos

    un ruego deshabilita la palabra de confirmacion, que coñazo.

  6. Hola Félix, ya estoy a punto de irme a dormir, y derrepente entré a tu blog a través del blog de mi querida amiga Fabia y me parece muy interesante tu blog, me encanta la historia y sobre todo sus detalles, me has interesado con tu tema de los amish, que siempre me parecieron personas que defienden su forma de vida a rajatabla, con que ellos estén bien y se sientan bien, ¡Bien por ellos!
    Te seguiré leyendo.Buenas noches
    Saludos desde Lima para ti

  7. ¡¡ Félix que bueno està tu blog !!, veo que has dados pasos agigantados en la blogòsfera ¡¡ me alegra, historias de la historia son un excelente aporte, me encantò lo de Sarah !!. Y vaya como has adquirido muchìsimas habilidades tecnològicas, de verdad te felicito, tras esto, sin duda hay compromiso, trabajo y dedicaciòn. ( a ver si me das algunos datos para progresar en La Cala y gracias por considerar a mi blog dentro de tus sugerencias, es un honor para mì.)

    Bueno, que màs que dejarte un sincero abrazo.

    Desde el confìn austral…

  8. Muy buen artículo (‘post’), a priori.
    Has mencionado a las hormigas y casualidad, esta es la única comunidad organizada que lleva cuatrocientos millones de años sobre la Tierra.
    P.D.: ‘Slogan’ comercial del champú anti-caspa de “head&shoulders”: «Si te va bien… para qué cambiarlo».

  9. Recuerdo haber pagado 500 pesetas de las de 1984 por un tarro de mermelada. Cogían mis dólares, pero sin mirarme a la cara.
    También recuerdo que les obligaron a instalar reflectores en los carros porque con su tozudez de no incorporar nada que viniera ” de los ingleses” provocaban bastantes accidentes al circular de noche con sus carros. Lo malo de los accidentes es que en algunos morían “ingleses” y los pobres caballos.
    Las mujeres están relegadas a la vida de hace tres siglos.
    Ah, yo también pago colegios con mis impuestos, sin embargo, no tengo hijos.
    Describes bien la vida de los amish, pero no es una sociedad ideal la que rechaza el progreso.

  10. ¡¡ Hola Eva ¡¡

    Que ganas tenía ya de verte de nuevo por aquí, y veo que ya has cogido velocidad de crucero. Para serte sincero, el blog de holocausto en español me ha hechado un cable, sin el cual dificilmente le hubiera podido lavar la imagen al blog. Gracias por tus palabras.

    Besos desde las antípodas del confin austral

  11. Uy, monsieur, esto puede ser el comienzo del fin de los amish. En cuanto el dinero comienza a entrar a manos llenas, se acabó.

    Interesantisimo, monsieur. Desconocia la mayor parte de estos datos. Yo pensaba que lo de la negativa a usar botones era porque en la Biblia no habia, y ellos querian vivir estrictamente como en aquellos tiempos. Ignoraba que les recordase a los militares. Muy curioso tambien lo de las muñecas sin cara.

    Feliz fin de semana, monsieur

    Bisous

  12. Hola Bixen.

    Me parece una postura tan adecuada y razonable como cualquier otra. Pero la diferencia es que todas las hormigas del mundo viven de la misma manera, y al no progresar ninguna comunidad, todas acaban subsistiendo.
    Tampoco le falta razón al slogan del champú, para que cambiar si te va bien…

    Un abrazo

  13. Hola querida Katy.

    Pues nos vamos todos a pasarnos unas vacaciones con ellos para descansar.
    Olvide relatar en el post, a propósito de lo que hablas, que ya se están detectando enfermedades que solo sufren ellos, uno de los inconvenientes de ser tan herméticos.

    Muchos besos

  14. Hola Amparo.

    Yo digo que son pacifistas y religiosos, pero lo que no son en absoluto son tontos. Y tu comentario me parece un mágnifico aporte al respecto.
    Lo que yo trato es de describirla, no de posicionarme. De hecho jamás viviría en una comunidad asi. El hecho de tener la mujer ese rol prehistórico y de ser una sociedad que rechaza el progreso son suficientes motivos como para no verlos con buenos ojos.
    Pero siempre debemos sacar lecturas positivas de todo, y en este caso, alguna hay.

    Un abrazo

  15. La Dame Masquée.

    Pues sí. Llevan el cumplimiento de la Biblia absolutamente a rajatabla, con los peligros que eso puede llevar, porque todos sabemos que la Biblia tiene muchas figuras retoricas y licencias literarias que no se deben tomar al pie de la letra.
    Y todo lo que tenga que ver o este relacionado con lo militar no lo ven nada, pero nada bien, precisamente por haber sido perseguidos.

    Bisous

  16. Hola Félix.
    Desde luego es una forma de vida muy respetable pero no la que yo querría para mí. Los amish son estadounidenses pero hay un grupo parecido a ellos muy extendido en sudamérica: los menonitas, cuya forma de vida es prácticamente igual y creo que incluso existe una rama menonita-amish.
    Un beso!

  17. Interesante, interesante. Normalmente todo lo que conocía por acerca de esta comunidad era mediante el cine y algunos escritos, pero nunca los valoraban demasiado bien (Quizá por el hecho de negarse al desarrollo y anclarse al pasado). Pero opino que mientras no le hagan daño a nadie y actuen con respeto, está bien que exista diversidad en cualquiera ámbito cultural (religioso, político, etc…). Aunque tampoco me veo de amish jeje.
    Salu2

  18. joseanbejarano.blogspot.com

    No me gustan, sencillamente.
    Cada cual, sin embrago, es muy libre de elegir su modo de vida, si es que puede.
    Viva la diversidad en la que vivo, con todos sus defectos!!!

  19. Interesante post. Creo que en mi estado actual con media familia con Gripe ABCD o anginas y yo misma me voy a hacer Amish pero no por lo de banquera honrada sino para pirarme de esta sociedad ruidosa, consumista y acelerada. Pero solo por unos dias, que yo soy de asfalto y contaminación 🙂
    Me ha gustado leerte como siempre. Buen post.
    Un abrzao y feliz finde
    Por Dios elimné mi comentario. Debía de tener mucha fiebre vaya cantidad de errores. No me contestes, que lo he repetido.Me doy por contestada
    Feliz finde

  20. Cuando los adolescentes llegan a una edad (no sé exactamente) pueden salir de la comunidad para decidir su futuro.
    Con todas las limitaciones de estas comunidades cerradas regresa un porcentaje muy alto. Claro está que como están las cosas “fuera” cualquiera no regresa.

    Un saludo

  21. Hola, Javier.

    En el momento en que terminan su formación académica por parte de sus padres son libres de irse y volver cuando deseen. Pero el problema es que cada vez más son los jovenes que deciden marcharse, y si, algunos regresan viendo el panorama, porque está el mundo….

    Un abrazo

  22. Siempre me han interesado las comunidades de los Amish.

    Con una capacidad y una fuerza admirable.
    Me ha gustado mucho descubrir a través de tus magnificas letras muchas cosas más sobre ellos.

    Mis besos Félix

  23. .

    Félix,muy buena entrada. Son ejemplares estas comunidades que enfocan su fuerza productiva hacia la Naturaleza para atraerse el bienestar sin detrimentro de ella.

    Besos,

    Ana Lucía

  24. Los que me siguen saben que, siempre que puedo, me largo con mi casa de lona portátil. Y es en esos momentos cuando te das cuenta lo poco que se necesita para poder vivir. Entonces es cuando te das cuenta de que, quitando los víveres que podamos tener en casa y poco más, lo demás sobra. Pero nos gusta tener y tener y almacenar cosas que las usamos una, dos veces en nuestra vida.
    Yo, como mujer, puedo decir, por ejemplo, esa vajilla, esas figuras, esas joyas, esas ropas, esas cazuelas, cafeteras, freidoras, etc.etec.
    Pero nuestra sociedad es así, y por eso incluso los amish, cuando salen de su parcela se dejan conquistar por la vanalidad de nuestro mundo lleno de individualismo, pero con los años, descubrirán, que no por tener tanto serán más felices.
    Besos

  25. Muy interesante ver tu punto de vista, mucho más positivo para ellos de lo que se nos suele contar.

    No me ha parecido leer, sin embargo, que hicieras referencia a su lengua, que -si no me equivoco-, es una especie de dialecto alemán llamado Deitsch, y que por lo que he visto ahora buscando, también se conoce como “alemán de Pensilvania”.

    No deja de ser otra curiosidad añadida.

    Besos.

  26. Hola, Majo

    Son reaccios a utilizar el ingles, es cierto, aunque en transacciones comerciales lo tienen que usar, y si utilizan ese dialecto, que como tu dices proviene de las cuencas del Rhin, allá por donde nació y empezó a extenderse esta Comunidad.
    Buan apunte

    Besos

  27. Hola, Ana Lucia

    En ese aspecto, que quizás se el más positivo de ellos, habría que copiarlos, porque aunque vivan anclados en el pasado, el contacto con la naturaleza para ellos es vital, algo que desgraciadamente vamos perdiendo nosotros.

    Besos

  28. Hola Esperanza.

    Cuanta, pero cuanta razón tienes. Estamos rodeados de tantísimas cosas que no utilizamos absolutamente para nada, y tu, en tus escapadas, lo aprecias con sabiduria.
    Sobre el segundo punto que comentas, también hay muchos amish que, cuando descubren lo que hay en el exterior, salen a la carrera de nuevo hacia su comunidad. Y es que está el mundo…

    Muchos besos

  29. Hola Felix!! Perdiname quie vuelva con lo del feed. Instalé elfeedburner y no te parece mi ventana. Si sacás y volves a poner mi blog entre los nlogs que seguís cambiará. Porfi bo me hacés ese favor? Pero volveme a poner, npo me saques de tus amigos. Espero quer me haya hecho entender. Estoy media voleada con esto.
    Besossss

  30. Un aporte completísimo, como nos tienes mal acostumbrados, pues ciertamente, aparte de un documental que visioné hace muy poco, conocía sólo los apuntes cinematográficos, como bien dices, que el mercado norteamericano nos ha querido mostrar sobre esta peculiar comunidad, en películas como “Testigo de Cargo” o “Bendición Mortal”.

    Gracias, Felix. Un abrazo.

  31. Las hormigas persisten y el Hombre subsiste. Son muy diferentes entre ellas, pero las más modernas (no sé si para bien o para mal) se convirtieron en abejas, avispas, etc.
    La evolución no elige, a la larga, a los más fuertes ni a los más inteligentes; sino a los más adaptados.

  32. Hola Bixen.

    En esto no puedo estar más de acuerdo contigo. Si señor. Hay muchos casos de animales fuertes que por no haberse adaptado al medio (ya sea una glaciación, periodo de sequía,etc) han sucumbido como especie. Sin embargo, otras como las hormigas, tan pequeñas, tan aparentemente frágiles, ahi están, pero basicámente (aunque tengan caracteristicas diferentes la hormiga asiatica que la argentina) su modus vivendus es practicamente igual en todas las comunidades, y eso les ha llevado al exito y a la expansión territorial. Como dijiste acertadamente, lo que funciona no se toca.
    Abrazos

  33. Hola Onminayas.
    Tu si que tienes el listón alto en tu blog, majo, que cada día nos sorprendes con un relato a cual más apasionante. Felicidades por ello.
    AAyyyyy con Hollywood, cuanto mal ha hecho a tantos personajes de la Historia. Pero esta funciona así.

    Un fuerte abrazo

  34. Aquí una apasionada de conocer culturas y entender su día a día, eso sí siempre huyendo de los estereotipos porque normalmente aniquilan la verdadera esencia.
    Muy interesante tu entrada de hoy!.
    Besos, mil.

  35. Me gusta vivir en comunión
    con la naturaleza pero no
    de forma tan cerrada y
    estancada en el tiempo.
    El hombre evoluciona y con
    él la sociedad a la que
    pertenece.
    Existe la libertad y si esa
    comunidad desea vivir
    de esa forma pacifista sin
    faltar ni a las personas ni
    a las leyes, están en su derecho.

    Haces una gran labor cultural
    gracias por ello.

    Un abrazo

  36. Hola Marisa.

    Vivir en la naturaleza es el estado natural del ser humano, por esto al estar aglomerados en urbes empiezan a aparecer problemas psicológicos por doquier. Es nuestro castigo por haberla abandonado. Y por supuesto que están en su derecho.

    Un fuerte abrazo

  37. En una ocasión conocí a una chica Amish. Tenía un portatil, un iPod y estuvimos hablando de películas, política y religión. Me confesó que solo llevaba en el mundo real unos meses. Nunca había visto un ordenador… bueno, me dijo, “verlo sí pero nunca había tocado uno” Hasta que se compró su portatil. Estaba encantada con el. Al parecer cuando alcanzan la mayoría de edad los padres dejan a los Amish que conozcan el mundo exterior durante un año. ¿Y qué pasará cuando pase el año? ¿Qué vas a hacer?
    Bueno, me dijo, probablemente volveré. Todos vuelven :-O
    No me lo podía creer.

  38. Hola, Pedro F.Pardo.

    Curiosa y muy enriquecedora esta Historia que cuentas. Esa frase tuya del final me ha dado mucho que pensar. “Todos vuelven”, quizás sea el arraigo a su comunidad donde crecieron, la verdad es que hay que ponerse en la piel de ellos, no se….
    Gracias por tu comentario.

    Un abrazo

  39. Es imposible no dejarte un comentario con esos ojos de gatito bueno, con que nos miras y además por lo bien que planteas cada tema y por la nueva estética de tu blog. Me encanta. Un placer conocer más a fondo a ese gran clásico: Oscar Wilde. Un abrazo.

  40. Genial, Félix, un montón de cosas que no sabía, otras sí pero me parece que eres bastante objetivo y que nos das una información muy interesante y ajustada…Quien sabe, a lo mejor son más felices que nosotros que tenemos tantos adelantos y pequeños caprichos a nuestro alcance, aunque ahora es demasiado tarde…yo nunca renunciaría ya a mi libertad.
    Un abrazo, Félix, ni te pienses que no te voy a leer, aquí estoy recuperando el tiempo perdido!!.

  41. Antoniatenea…

    Hay que ver como eres… pero si te soy sincero ya te echaba de menos….
    Has dado en el clavo con un palabra muy importante “Libertad”. Quizás sean más felices que nosotros (no lo pongo en duda) pero no gozan de ella, aunque puedan marcharse cuando quieran, pero ya están condicionados por su educación y forma de vida.

    Besos

  42. Dña. Urraca…

    No sería mala idea no. Respecto a si hay alguna comunidad Amish en España, me temo que no, querida ammiga. Es cierto que se origino en Europa, en la zona del Rhin, pero actualmente se encuentran en Estados Unidos, parte de Canada, y algún lugar concreto pero reducido en Mesoamérica. La comunida más grande y más importante es la que se encuentra en el Condado de Lancaster, en USA.

    Un saludo

  43. No se si los menonitas y los amish son grupos parecidos. Ahora que lo leo creo que si.
    En Belice city a unos minutos de Chetumal (mi tierra natal) hay comunidades de menonitas y se ajustan a la perfección a esta descripcion que nos das, Cielo.
    Prometo investigar.

    Mil besillos

  44. Uy, ya los conocía si eres relisto.
    Justo ayer (domingo ) vi una película de Harrison Ford que se llama Witness. Donde Ford debe proteger a un ninño amish que fue testigo de un asesinato, el protagonista se debe involucrar con la comunidad y es justo ahi donde se ven las tensiones entre las culturas, super interesante por que tiene sus tintes de documental. La peli es de 1985. La conoces?

    Besíto maorí, muaaa

  45. Hola estuve de vacaciones en Ohio y me interese en visitar esta congregación Amish y tuve la mejor de las suertes y experiencia le tome varias fotos si le interesa se las puedo compartir.gracias por su información.

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)