Inicio Edad Contemporánea La guerra de los Mundos, cuando el pánico surgió…

La guerra de los Mundos, cuando el pánico surgió…

Compartir
Ese gran invento que es la , que a mi particularmente me apasiona, nos deparó el 30 de octubre de 1938, el programa de radio más espectacular e influyente de la breve historia de este sistema de comunicación. El , una compañía de teatro joven, bajo la dirección de , realizó una producción llamada en WABC, Nueva York, y en la red de Columbia Broadcasting System, de costa a costa de los Estados Unidos.
 Se basaba en una historia de ciencia ficción de HG Wells que consistía en el aterrizaje de naves marcianas en New Jersey para apoderarse del mundo. Los efectos producidos a través de las ondas y la actuación tan brillante, causaron una histeria colectiva sin precedentes…
Milones de oyentes en todo el país entraron en pánico, sin darse cuenta de que era sólo un juego de radio, a pesar de que esto fue anunciado antes y durante la producción. La capacidad de confundir al público en masa es algo que tiene muchos precedentes en la historia. Ocurrió un día antes de Halloween, cuando millones de estadounidenses sintonizaron un programa de radio popular que presentaba obras de teatro dirigidas por Orson Welles. La actuación de la noche fue una adaptación de la novela de ciencia ficción “La guerra de los mundos”, sobre una invasión marciana de la Tierra. Pero en la adaptación del libro para hacer una obra para la radio, Welles hizo un cambio importante: bajo su dirección, la obra fue escrita e interpretada para que sonara como una transmisión de noticias acerca de una verdadera invasión procedente de , una técnica que, presumiblemente, tenía por objeto aumentar el efecto dramático. A medida que la obra se desarrollaba, esta era interrumpida varias veces por boletines de noticias falsas que decían que un “enorme objeto en llamas” había caído en una granja cerca de Grovers Mill, Nueva Jersey.
Hay que resaltar que gran parte de la audiencia no oyó la advertencia inicial de que era solo una obra ficticia y la segunda vez llegó a los 40 minutos de haber empezado el programa.En un momento de la emisión, un actor “jugando” a ser un reportero de noticias, describe supuestamente en directo la aparición de uno de los saliendo de su nave espacial.
“¡Dios mío, algo está retorciéndose entre las sombras, como una serpiente gris” -dijo, en tono dramático poniendo la voz adecuada- “Ahora es otro, y otro. Parecen tentáculos. No, no puedo ver el cuerpo de la cosa. Es grande como un oso y brilla como el cuero húmedo. Es indescriptible… Los ojos son de color negro y brillan como los de una serpiente. La boca tiene forma de V con la saliva goteando de sus labios sin bordes que parecen temblar… Esta es la experiencia más extraordinaria. No puedo encontrar palabras. Voy a tener que detener la emisión hasta que haya tomado una nueva posición, mi vida corre peligro. Estaré de vuelta en un minuto”
A medida que los oyentes escuchaban estas “noticias”, gran parte de ellos llegaron a la conclusión de que todo era real y que estaban siendo invadidos por Marte. La multitud se echó a las calles despavorida, se escondió en los sótanos, cargaron sus pistolas, envolvieron sus cabezas en toallas mojadas -como medida de protección contra los gases tóxicos de Marte-… Las noticias de radio auténticas posteriores al programa generaron rápidamente un escándalo nacional. Se hicieron llamamientos para que se regularizaran las programaciones de radiodifusión para garantizar que un incidente similar no volviera a ocurrir. Las víctimas también fueron objeto del ridículo.
Los periódicos alabaron el programa de Orson Welles con calificativos tales como:
“Hitler logró asustar a todos en Europa hace un mes, pero al menos tenía un ejército y una fuerza aérea para respaldar sus palabras…”
“Pero el señor Welles metió el miedo a la población sin nada en absoluto…”
Se podría decir que la Guerra de los Mundos y el escándalo que produjo, fue el inicio de algo que estaba por venir. De manera esta vez si, intencionada, muchos medios de comunicación a nivel mundial, tratan de confundir a las masas con noticias falsas o veladas parcialmente, siempre en pos de unos intereses. La comunicación se ha vuelto descomunicación y cada vez quedan menos medios a los que creer. Sin ir más lejos, la se ha convertido en esencial para el ejercicio del poder. Y la incapacidad de ver a través de estos engaños se ha convertido en una forma de impotencia. Aquellos que se dejan llevar por las múltiples engaños de la política, noticias, publicidad… están condenados -como los miembros más crédulos de la audiencia de radio en 1938- a vivir en el error pensando que la realidad es la que ven y les cuentan, a través de ese aparato, que, por cierto, deje de ver hace ya algún tiempo…Referencias: about.com

60 COMENTARIOS

  1. Hola Félix, este suceso que nos traes a la memoria siempre me ha parecido fascinante. Primero, porque revela la manera en la que los medios de comunicación masiva pueden difundir un mensaje o información hasta manipular o al menos influenciar a la gente. Segundo, porque la reacción de la gente también estaba condicionada por la extraordinaria narrativa de Welles, capaz de generar emociones como el pánico y el desconcierto.
    Como siempre, un post de lujo.
    Un besillo maorí para ti

  2. Hola Félix, está claro que el poder de influencia y manipulación sobre las masas por parte de los medios de comunicación (no solo la televisión) es patente prácticamente desde sus inicios, y Orson Welles hizo una buena demostración.

    Hace una mes lo volvimos a ver cuando una cadena de televisión de Georgia aviso que el programa que iban a ver era una simulación, la gente no se fijo, informaban de un ataque e invasión rusos, y mucha gente comenzó a evacuar sus zonas, y hubo varios muertos por infarto.

    Un beso.

  3. Hola Felix, ciertamente estamos en la era de las comunicaciones. Nos bombardean todos los dáas desde múltiples frentes, la misma noticia 7 veces de otra manera. Cada uno arrima las ascuas a su sardina, y eso no es noticia. Eso es engañar y atontar a la gente.
    Por eso hay que formarse y tener criterio propio. Si no quieres que te vuelvan tarumba.
    Un beso, buen post como siempre

  4. Tani…

    Realmente es un referente en cuanto a la manipulación de las masas mediante los medios de comunicación. Ya se hacía antes pero con otros medios pero este programa radiofónico sentó las bases de lo que sería el futuro de la comunicación. He tenido la ocasión de escuchar todo el programa y te aseguro que tanto Welles como su grupo de actores “bordan” el trabajo con una dramatización perfecta. Lo sucedido después, ya forma parte de la Historia. Gracias por tus palabras.

    Besillos maorís para ti.

  5. Katy…

    No tenemos más que ir a un kiosko de prensa y ver las diferentes noticias. Y te preguntas ¿realmente están hablando de lo mismo? pues si, es la misma noticia, solo que contada por cada medio según sus intereses. Por eso, como bien dices, hay que informarse y, sobre todo, acudir a las fuentes originales. Gracias amiga.

    Un beso

  6. Lo imagino. Lo que hace la fuerza de un medio, de una voz, de la palabra…Pero creo que lo que más impactaría, quizá fueran esa serie de noticias ficticias que iban dando en el medio…

    Un beso.

  7. Nikkita…

    Desde que los primeros panfletos salieron a las calles ya se intentaba por algunos sectores difundir noticias en favor suya. A medida que ha pasado el tiempo y las nuevas tecnologías han ido apareciendo, todo esto va in crescendo. Desconocía la noticia de Georgia, asi que agradezco mucho tu aporte.

    Un beso

  8. Ay, monsieur, aquello tuvo que ser algo increible! Y muy bien hecho, para que a pesar del aviso la gente se lo tragara, por mucho que se confiara en la veracidad de los informativos. Que eso tambien, porque cuando algo sale en los telediarios o en los periodicos se toma por verdad inmutable.
    Pero ciertamente ese dia se traspasó una línea que ha traido no pocos quebraderos de cabeza.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

  9. De todo el tema lo que mas me fascina, al margen de lo bien que interpretaron esos profesionales, es la facilidad con la que podemos ser manipulados por una farsa, una noticia, etc.
    Lo rápidamente que la gente nos creemos las cosas, sin contrastar y adoptamos posiciones realmente alocadas de masa borreguil.

    Un beso.

  10. David…

    El problema es que aquellos que denominados medios serios siguen siendo tan partidistas como otros que se manifiestan abiertamente a favor de una ideológia. En España, como bien sabes tenemos dos claros ejemplos de periódicos “serios”. El ABC claramente de derechas y EL PAIS claramente de izquierdas. Son serios los dos bien, ¿pero a quien creer? Ahi radica el problema.
    Gracias por el enlace, me lo copio y mañana lo veo porque puede resultar interesante.

    Abrazos¡

  11. La Dame Masquée…

    Y tanto que estuvo bien hecho madame. Fijese en el alboroto y el revuelo que se formó. Como dice Homer Simpson “Pero Margeeee si lo ha dicho la televisión” (lease en su habitual tono lastimero).

    A sus pies

    Bisous

  12. Osane…

    En ocasiones somos “marionetas” no solo de los medios de comunicación sino de los Gobiernos y entidades transnacionales, sin citar nombres. Por eso, para evitar actuar como borregos, debemos estar bien informados, y como dije antes, acudir siempre a las fuentes originales.

    Un beso

  13. Hola Felix!! Orson Wells logró movilizar tanta gente por su talento, pero lamentablemente como decís muy bien, los medios de comunicación han sido tomados por gente sin escrúpulos, engañosos y donde cada día se ve más corrupción. Hubiera sido maravilloso que con el poder que tienen se hubieran usados para fines más nobles. Muy bueno amigo, como siempre.
    Besosss

  14. David…

    He visto el video “Alarma social: ¿Cómo se crea? Periodistas de Telecinco pillados por sorpresa con cámara oculta” y se da buena cuenta de lo que hablamos. Esto no lo hacen con otros colectivos de ideologías diferentes. De nuevo gracias por el enlace.

    Abrazos¡

  15. La fuerza de los medios de comunicación masiva tienen repercusión a gran escala para bien o para mal, por eso la importancia de tener criterios con base para poder discernir entre lo real y la basura. Encantada de pasar por aquí.
    Un saludo Félix

  16. Gabriela…

    Tenemos por fortuna profesionales que dignifican la profesión del periodismo y muchos que los hay. El problema es cuando utilizan los teletipos que reciben modficándolos a su libre albeldrio.

    Besosss

  17. La gran diferencia entre la radio y la televisión, es que en la radio echas a volar la imaginación y por TV te llegan las imágenes vivas. Esta utilización que han hecho de la TV los políticos (sobre todo) no es de ahora, es desde que la TV inició. Siempre hemos de recordar la utilización que hizo Goebbels de la radio, cuando transmitía tanta mentira sobre el triunfo de Alemania durante la segunda Guerra Mundial. Mentira que parecía una realidad, por medio de la cual convencía a millones de personas.

    Saludos Félix que bueno que ya regresaste.

    Un fuerte abrazo.

    Aída

  18. Es lo que tienen estas cosas.
    Ésta y otras experiencias han hecho que relajemos la guardia y ya no nos creemos nada.
    Más o menos como el cuento de ¡”qué viene el lobo!”.
    Un día se retransmitió por todos los medios que se acercaba sigiloso, y bajaba de entre los hierros retorcidos de un tren un ser con las cejas puntiagudas, ojos transparentes y sonrisa perenne de bobo(de qué se reirá).
    Venía con la excusa de salvarnos y llevarnos hacia el más idílico de los paraísos y…¡LO CREÍMOS!

    ……….
    Magnífico post Félix.
    Besos.

  19. Voy a romper un poco la tónica general de los comentarios: Orson Wells era un gigante, imparable en aquellos años. Las cotas que alcanzó están al alcance de muy pocos: enseguida terminó Ciudadano Kane y El Cuarto Mandamiento, luego llegarían Sed de Mal, Campanadas a Medianoche, La Dama de Shangai, El tercer hombre (que no es suya pero se apodera de ella)…
    No pienso ni por asomo que Wells intentara manipular a la población más allá de sus intenciones teatrales. Las posibilidades que otros vieran ya no fue cosa suya.
    Un abrazo, Felix

  20. Pluma Roja…

    A mi también por esa razón me gusta la radio, porque echas a volar tu imaginación y la historia la vives como tu quieres. Es como leer un libro, tu situas el contexto, los paisajes, los personajes, que por bien descritos que estén todos los imaginamos de forma diferente. Respecto a la utilización que hizo Goebbels de la radio, es otro episodio más de manipulación informativa. Gracias por el aporte, amiga.

    Un fuerte abrazo

  21. Elena…

    ¡Que viene el lobo, que viene¡ solo para atemorizar a la sociedad y que se comporten como borregos. No conocía la anécdota del tren, muy curiosa, así que me la apunto en mi cuaderno personal. Gracias por el aporte. Gracias amiga.

    Un beso paisana.

  22. Xibeliuss…

    No por romper la tónica has dicho una gran verdad. Un genio, imparable en aquellos años, y que decir de las películas que citas, todo un referente para la Historia del Cine. El traveling que nunca nadie había utilizado lo puso él de moda. No era su intención atemorizar a las masas. De hecho, como comento en el post, dejó bien claro al principio de la retransmisión que solo se traba de una representación teatral, y lo volvió a repetir 40 minutos después, pero, para entonces, la locura ya se había desatado.

    Un abrazo, Xibeliuss

  23. ¡Ay Félix! Qué anécdota ni qué ocho cuartos.
    Lee de nuevo y piensa en un personaje con las cejas en forma de ^^. Lo de los hierros retorcidos del tren es metafórico, no salió físicamente del tren, pero sí salió moralmente.

    Perdona, es que a veces soy muy retorcida para escribir.

  24. Elena…

    He tardado en “cogerlo” pero ahora si, jajaja. Es que a veces eres un poco retorcida y maquiavélica. Ese personaje si que lo conozco y todos los españoles también ^^, jeje. Es que tienes cada cosa.

    Un beso paisana

  25. Querido amigo:

    En primer lugar decirte que me gusta que nos muestres tu perfil, aunque he de confesarte que el niño “Félix” me parecía entrañable, el Félix adulto me gusta más ;=) Desde luego, amigo, la cara es el espejo del alma, ¡qué verdad más grande en tu caso!!

    En segundo lugar, me alegro muchísimo de que ya le hayas vuelto a coger el pulso a la bloggosfera, ¡se te echaba de menos, caray! Aunque tú ya sabes que no siempre tengo tiempo de dejarte comentarios, SIEMPRE QUE PUEDO, TE LEO, PORQUE ME ENCANTA TODO LO QUE NOS TRAES.

    Y la mítica y ya emblemática retransmisión de “La guerra de los mundos” es un cachito de la historia de la humanidad que siempre me ha fascinado. No sólo por todas las consecuencias y la repercusión mediática que tuvo el tema, sino por la acertada comparación que tú haces al final del post:

    ¡Cómo es posible que seamos tan vulnerables y manipulables por aparatos que distorsionan sobremanera la realidad!…

    Bajo mi humilde opinión, Félix, pienso que la clave está en la consciencia, en esa luz que ilumina nuestro ser y nos aleja de conductas irracionales y “borregueras”…Debemos alzar nuestro Pensar independiente y nuestro Sentido Común como una bandera, de lo contrario estos demoniacos trastos nos seguirán manipulando “in sécula seculorum”

    Un besote, guapo.

  26. Mar…

    ¿Has visto lo que he crecido en dos semanas? Gracias por tus palabras, será que me miras con ojos de amiga y por eso me adulas :).
    Se que siempre andas superatareada, ni más ni menos que como estamos todos, así que tampoco tienes que disculparte porque ya quisiera yo leer todo lo que publicas. Empate técnico. La independencia es vital a la hora de percibir una información y el no dejarnos llevar por los ideales que cada uno podamos tener. Tenemos que ver las cosas de forma subjetiva, aunque en ocasiones nos dejamos influir por los factores externos, en este caso los medios de comunicación.

    Un besote para ti

  27. Este tema que sacas, Felix, es un tema impactante, de los más impactantes del siglo XX, como “experimento” científico espontáneo.

    Recuerdo que este era una caso que yo explicaba en clase hace como 20 años.

    A parte de la importancia demostrada por los medios de comunicación, surge un dato interesante, por cuanto en aquella ocasión hubo suicidios a cuenta de este suceso, de esta interpretación radiofónica.

    Un saludo cordial

  28. Carlos Ignacio…

    Y tanto que fue impactante amigo, y tienes razón al decir que hasta hubo suicidios de persoas angustiadas por el “ataque marciano” aunque afortunadamente fueron pocos, pero la alarma social creada fue espectacular. El hecho de que lo explicaras en clase debió haberle servido a tus alumnos que no todo lo que dicen o ven a través de los medios de comunicación se ajusta a la veracidad.

    Un fuerte abrazo

  29. Hola Félix!
    Esto demuestra lo manipulable que es la mente humana y lo hábiles que son algunos para hacerlo. Lo increíble es que puede suceder en cualquier momento, como ocurrió en Georgia sobre un supuesto ataque ruso. Creo que existe una película-documental sobre la transmisión radiofónica, pero no estoy segura.
    Desde luego no hacen falta armas para meter el miedo en el cuerpo, únicamente la palabra. me inclino ante el sr. Welles.
    Un abrazote.

  30. Félix, la “hazaña” de Orson Welles en la RKO la enseñan en las facultades de periodismo como un ejemplo del poder de convicción que tiene el micrófono y un buen montaje radiofónico. Es divertido escuchar un fragmento de aquel programa.

    Gracias por recordarmelo. Un saludo y feliz día.

  31. Felix, que bueno que has puesto tu fotografía, yo creía que era un nuevo comentarista y vine a verte y eras tú, ¡que grata sorpresa!!
    Enhorabuena, te felicito por el acierto, estas super en la foto.
    Besos

  32. Siempre se ha recordado ésto (y se recordará) como un hito importante que demostró la fuerza y la importancia de los medios. Muchos piensan que es algo que no podría volver a suceder pero de vez en cuando surgen historias en la televisión que se han dado por buenas y se han convertido en noticia (quizás no a ese nivel pero es la misma historia)

    La versión moderna de aquella noche podemos verla a menudo por internet, donde han ocurrido desastres sin existir, muerto gente sin morir, etc, etc. Incluso se ha llegado a crear pánico en algún momento por algunas horas.

    Cierto es que los medios tiene demasiada fuerza sobre nosotros y eso es algo que no va a cambiar, sobre todo ahora que estamos inmersos en el crecimiento de la sociedad de la información (imparable)

    Fenomenal post, ¡saludos desde la Luna!

  33. Lo que consiguió Orson Wells es algo que hace reflexionar sobre el enorme poder de los medios de comunicación. Aquello fue lo máximo que se ha conseguido, pero hay muchos otros casos en los que, a través de los medios, se ha podido convencer a las masas de algo.

    Por ejemplo, me llama mucho la atención lo que ha sucedido más de una vez, cuando, mientras se celebra un juicio, la opinión popular ha considerado culpable a una persona que, en realidad, no lo es.
    Los medios tienen un poder inmenso.

    Buena entrada, como siempre.

    Un abrazo, Félix.

  34. A mi me gustaba mas los radiofónicos, como- Lucecita- y- El cielo puede esperar.-

    Mi madre y todas las vecinas del bloque, mientras fregaban después del almuerzo, ponían a toda pastilla aquellas radios Lavis o Telefunquen e inundaban el patio de luz, de sonidos llorosos y además con tantos puntos sonoros, con eco natural.
    No puede ser, me sale la deformación profesional. Eco, que bonito.

    Bromas a parte, que mala fue la nueva película sobre el tema, la original mejor.

    Saludos, mi amigo.

    Nota, si llueve otra vez en Huelva, te pongo a al Gustavo en pelotas vivas.

  35. Carolina…

    El poder de la palabra es inmenso, y si además se acompañan con imágenes visuales como ahora aún más. Es constante la manipulación que se hace en los medios. Sin ir más lejos tenemos el ejemplo de la guerra de Irak en la que el Sr.Bush amparándose en el sentimiento legítimo de los ciudadanos de su patria se embarcó en una invasión de un país por intereses más crematísticos que la ayuda al pueblo que intentaban hacer creer…

    Un abrazote

  36. Meg…

    Algo había oido, pero tu como periodista que eres me lo has confirmado. Sin duda es un ejemplo a citar en la Universidad para los futuros periodistas. Soy un apasionado de la radio, sin duda mi medio de comunicación preferido y por suerte tenemos grandes profesionales en este ámbito. Sin ir más lejos nuestro malogrado Gozalo.

    Un saludo y feliz dia.

  37. Goefry…

    Y tanto que si, cuantos bulos han corrido por la tv apoyados con imágenes impactantes que luego han resultado ser montajes con fines bien políticos, crematíscos o de manipulación. Internet es un caldo de cultivo excelente porque está repleto de Leyendas Urbanas y datos falsos. Afortunadamente los hay (y muchos) que buscan la veracidad de los hechos. Gracias amigo.

    Abrazos terráqueos¡

  38. Perikiyo…

    Ultimamente como bien dices, se está poniendo de moda el juicio popular antes que el juicio del magistrado. Personas inocentes (o culpables) ya van predispuestas con el estigma de ser culpables y, aunque resultaran inocentes, ya están marcados de por vida, precisamente por los medios de comunicación y tertulianos que juegan a ser jueces. Gracias amigo.

    Un fuerte abrazo.

  39. Pedro…

    Menuda lección magistral que me hace añorar tiempos pasados. Mis padres oían cada día La saga de los Porretas (seguro que te acuerdas) y yo, bien pequeñito que era me pegaba a la radio para seguir los avatares de aquella familia que cada día nos sorprendía con un gran elenco de actores.
    Sobre lo de la rana, ya sabes que estoy ansioso por ver un post sobre ella, asi que te cantaré la canción que cantabamos de pequeñitos:

    Que llueva, que llueva,
    la Virgen de la Cueva,
    los pajaritos cantan,
    las nubes se levantan,
    ¡Que si, que no¡
    ¡que caiga un chaparrón!

    Que siga lloviendo,
    los pájaros corriendo,
    florezca la pradera
    al sol de Primavera.
    ¡Que si, que no!
    ¡Que caiga un chaparrón!
    ¡Que no me moje yo!

    Un abrazo amigo

  40. La influencia de los medios de comunicación en la sociedad contemporánea es importantísima: es la conclusión que extraigo de este acontecimiento que nos traes hoy. No sé si ahora seríamos tan crédulos en un relato como este, porque hay demasiados canales por los que se recibe información al intante. Si un hecho de estas caracterísiticas ocurriese, los más avispados entrarían rápidamente en internet para cerciorarse de su veracidad.

    Un besito

  41. Carmen…

    Tienes toda la razón al decir que la influencia de los medios de comunicación en la sociedad actual es vital. El problema surje cuando una noticia es contada de forma diferente en varios sitios. ¿a quien creer? Tu, como historiadora, y salvando las distancias con el tema que nos ocupa, sabes bien que lo mejor es acudir a las fuentes originales para contrastar la veracidad de los hechos.

    Un besito

  42. He trabajado solo durante muchos turnos de noche.
    La radio ha sido mi más fiel amiga, la que me ha quitado, ha alejado, mis más primarios miedos en la soledad de la madrugada, pero también la que me ha erizado los vellos al escuchar programas sobre temas de misterio o esotéricos.
    Psicofonías, objetos extraños cruzando la bóveda del firmamento. Hechos y acontecimientos sin explicación lógica.
    La radio emitiendo programas aptos sólo para radioescuchas con nervios templados, o para radiomasoquistas como yo…

  43. Como siempre, excelente artículo sobre un tema interesante.
    Tengo el libro, dos de las películas que se han hecho basadas en el libro, hay varias más que ligeramente se basan, la versióm musical con música de Jeff Wyne, y el audio de la transmisión original de Wells, Orson Wells, en inglés. Hay una película que reconstruye la emisión de Wells. Wells hizo un ejercicio periodístico dramatizado que cuando se ha repetido en otras circunstancias y tratando otros temas ha provocado controversia. Recuerdo la bronca que se organizó por un programa en el que se hablaba de un golpe de Estado en la URSS o sobre la división de Bélgica en dos Estados. En el caso belga se provocó incluso una crisis política muy importante.
    El problema de esta emisión fue que se presentó como un noticiario dramatizado y solo se advirtió al inicio del programa que todo era ficticio, quienes empezaron a escuchar el programa una vez empezado éste, lo tomaron como un hecho real. En una sociedad tan neurótica y temerosa como la norteamericana de la época la transmisión desencadenó todos los pánicos ante una invasión marciana.

  44. Jose Antonio…

    A mi siempre me ha ocurrido igual que a ti querido amigo. En las largas noches de estudio o de trabajo siempre era mi fiel compañera. ¿cuantas psicofonías habre escuchado? German de Argumosa, Cebrian, Jimenez del Oso y cia. me tenían atrapado. Masoquistas no, amigo, tan solo curiosos.

    Un abrazo

  45. Jaume…

    Gracias amigo. Ya te dije en una ocasión que la próxima vez recurriré a ti para complementar los post porque siempre aportas cosas interesantes :). Según puedo leer el suceso no es ni mucho menos nuevo para ti, es más, estás superdocumentado. Yo tan solo dispongo de la versión en audio y la verdad es que la dramatización fue genial. Como dices, se aviso previamente de que era un teatrillo pero muchos se incorporaron tarde, y 40 minutos después se volvió a insistir en que era ficticio, pero ya era demasiado tarde, las masas ya estaban enardecidas por la “invasión”.

    Un abrazo

  46. “Deja que los perros ladren, oh Sancho amigo, para que vean que llegamos cabalgando”.
    Esto no es de Cervantes, sino de Orson Welles en su versión cinematográfica e inacabada de Don Quixote (se quitó de pedos de derechos y además sabía que los americanitos pensaban que en español la “x” se pronunciaba como el fonema “j”; por los Tex-Mex).

    P.D.: Será cierto?

  47. Una excelente entrada, Félix. Había escuchado sobre estos acontecimientos históricos, incluso, que habían puesto en prisión a Orson Welles (información que no sé si es verídica). Pero desconocía los pormenores que tú aquí nos traes. Paradójicamente se puede ensamblar este episodio de nuestra historia con la información mediática de hoy día que sufre tanto descrédito y que podría llevarnos a consecuencias desagradables. Esperemos que sepamos aprender de nuestro pasado, salvando las distancias que no sólo son temporales.
    Un gran saludo, amigo.

  48. bixen…

    A ver, querido amigo, ¿que te contesto yo ahora? porque me pillas en fuera de juego como ya más de una vez has hecho. Me pillas con la defensa adelanta ;). Solo puedo añadir ¡dicho está por bixen¡

    Un abrazo amigo

  49. Estimado Rudy…

    Gracias por tus palabras, amigo. La verdad es que el asunto de la prisión lo desconozco (por la Guerra de los Mundos si te puedo asegurar que no) pero si es cierto que lo exhiliaron del país por gritar en voz alta actitudes del gobierno, que el consideraba antidemocráticas. Tuvo que venir a Europa defenestrado por su propio país, e incluso se estableció mucho tiempo en España (su mujer Rita Hayword era de padres españoles). La verdad es que no fue tratado como se merecia pero no dejo de desarrollar su prolífica carrera. Lo de hoy en día, puessss que suscrito tus palabras.

    Un fuerte abrazo

  50. Orson Welles fue siempre alguien polémico. La transmisión de la Guerra de los Mundos estuvo a punto de costarle un serio disgusto con las autoridades, filmar Ciudadano Kane le enfrentó a la industria cinematográfica y al magnate de la prensa Hearst que no se tomó muy bien el retrato que de él hizo Welles.
    En cuanto a la Guerra de los Mundos y su autor, si bien no es la primera obra de ciencia-ficción de la historia de la literatura, si que es la primera reconocida como tal por el impacto que tuvo en el momento de su publicación. En una época en la que viajar al espacio era algo que solo entraba en la mente de gente rara como Wells o Verne, por citar a los dos ejemplos más conocidos del siglo XIX, resultaba describir una invasión procedente del espacio.

  51. Jaume…

    Siempre, siemmpre fue polémico. Precisamente por ser transgresor y no llevar la corriente al poder establecido. Ten en cuenta que tuvo que irse del país hasta Europa porque allí se lo querían “quitar de enmedio” porque era incomodo para la prensa, la industria cinematográfica y las autoridades como bien apuntas. En realidad hasta entonces nunca se había oido hablar de platillos volantes ni nada parecido, todo surgió a raiz del famoso episodio de Roxwell en Arizona, y como dices, la relación entre otros mundos y los viajes al espacio eran de los visionarios y mestros Orson y Verne. A partir de los años 50 es cuando se desencadena el fenómeno OVNI con toda su fuerza, y, porque no decirlo, los famosos hombres de negro, que aunque lo niegue la CIA, existieron, y tanto que sí.

    Un fuerte abrazo

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)