Inicio Edad Contemporánea Joaquín Murrieta, el hombre cuya vida inspiró a “El Zorro”

Joaquín Murrieta, el hombre cuya vida inspiró a “El Zorro”

Compartir

El Zorro es uno de los iconos de la cultura del siglo XX. Aunque es un personaje ficticio, su historia se basó en la biografía de al menos tres hombres: Juan Nepomuceno Cortina, Tiburcio Vásquez, y el más importante, Joaquín Murrieta. Su nombre fue utilizado en la película de , cuyo apellido es Murrieta. El estreno de las películas “La Máscara del Zorro” en 1998 y “” en 2005, devolvió a la actualidad la leyenda de aquel forajido.

El Robin Hood de

Joaquín Murrieta nació alrededor de 1829 en Hermosillo, en el estado de Sonora en México. Su vida transcurrió sobre todo en California, donde marchó a buscar oro durante la fiebre del oro de mediados del siglo XIX.

Murrieta luchó enconadamente contra el racismo imperante, y trabajó por los derechos de los nativos americanos que trabajaban en las minas. Esto le granjeó muchos enemigos, hasta el punto de que los yankis violaron a su esposa en venganza y la golpearon salvajemente hasta la muerte. A partir de entonces se dedicó a localizar y matar a los responsables del ataque a su esposa.

Este fue el comienzo de la banda de Murrieta, que comenzó a atacar trenes en California. No se sabe exactamente cuántas personas conformaban su pandilla, algunos creen que sólo había cinco (por lo que se les llamó los “Cinco Joaquínes”), otros sugieren que era un grupo mucho más grande.

La banda asesinó al menos a 14 angloamericanos y 28 chinos, pero la gente que vivía en los pueblos cercanos comenzó a protegerlo. Murrieta se había convertido en un héroe popular, un símbolo contra la opresión, que sólo se había convertido a la vida criminal después de que violaran y mataran a su esposa. Era una figura romántica que juraba vengar las atrocidades cometidas contra su familia, y que cometió sus delitos en un esfuerzo por “corregir” las injusticias contra los mexicanos.

En 1853, la legislatura estatal de California reclutó a un grupo conocido como los Rangers de California para atrapar y matar a Murrieta y a su pandilla. Eran un grupo de viejos veteranos de la guerra entre México y . Recibieron un pago de 150 dólares al mes por buscarlo y otros mil adicionales si lograban darle muerte.

¿Vivo o muerto?

Murrieta y al menos otros dos hombres fueron asesinados oficialmente el 25 de julio de 1853. Como prueba de la ejecución, los guardabosques de California le cortaron la cabeza y la metieron en un frasco de cognac.

Sin embargo, comenzaron a surgir informes de que la cabeza, que había sido exhibida en Stockton, San Francisco y los campos mineros del condado de Mariposa, no era la verdadera cabeza de Murrieta.

En 1879, la hermana de Murrieta afirmó que la cabeza que había en el frasco no pertenecía a su hermano. No había hablado antes porque quería protegerlo y permitirle escapar. Sus afirmaciones nunca han sido confirmadas porque la cabeza preservada fue destruida en un incendio durante el terremoto en San Francisco de 1906.

La fama de Murrieta era buena y mala. Algunas personas lo consideraban poco más que un bandido asesino, pero la mayoría de la gente veía en él un gran patriota que amaba a su nación. Se convirtió en un personaje que inspiró novelas, poemas y películas. Y poco a poco se agigantó la leyenda de “El Zorro”.

2 COMENTARIOS

  1. Con estos bandoleros románticos que se echaron al monte para vengarse de las injusticias siempre aparece una aureola de misterio que hace más atractiva la leyenda.
    Un saludo.

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)