Jacques-Yves Cousteau, el defensor de Gaia

Compartir
No fue un explorador al uso, pero sus expediciones, gracias a la magia de la televisión y del cine, se han grabado en el inconsciente colectivo de la Humanidad para siempre. No tenía poder, pero su autoridad moral, cuando hablaba en nombre del ecosistema terrestre era inmensa. Fue comunicador, explorador, aventurero, científico, inventor, marino, espía y buzo, y se convirtió, por encima de todo en el más conocido embajador de la conciencia ecológica del planeta Tierra. “Las futuras generaciones no nos perdonarían por haber malgastado su última oportunidad y su última oportunidad es hoy”, declaró en 1992 ante la Conferencia sobre Medio Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas que tuvo lugar en Río de Janeiro.
Jacques-Yves CousteauSus intereses no estaban atados por ninguna servidumbre electoralista ni por intereses económicos espúreos. Así, cuando el presidente francés, Jacques Chirac, lo nombró en 1992 presidente del , Cousteau aceptó, pero con la misma facilidad lo abandonó 3 años después como protesta por la reanudación de las pruebas nucleares francesas en el Pacífico. Nunca estuvo en venta ni nadie pudo comprarle.
Cousteau, curiosamente, no vino al mundo con las vocaciones de explorador submarino, comunicador y ecologista grabadas en la piel. Para decir verdad, lo que él quería ser desde niño era piloto de aviación. Y tenía todas las condiciones para ello. Nació en 1910 en Saint André de Cubzac, muy cerca de Burdeos, en el seno de una familia acomodada.
Con 20 años, entró, como cadete, en la Academia Naval Francesa. A bordo del buque-escuela Jeanne (el equivalente al Elcano español), dio su primera vuelta al mundo. En 1936, cuando estaba en fase de preparación para convertirse en piloto de la Armada, Cousteau se estrelló con su coche contra un muro, truncando para siempre su sueño. Los médicos dictaminaron que nunca recuperaría el uso de sus brazos. Pero no conocían su fuerza de voluntad, puesto que se entregó, durante los meses siguientes, a un tratamiento de choque en el mar, cerca de Toulon. En el agua salada el cuerpo pesaba menos y era más fácil que sus extremidades recuperaran la movilidad. Esta experiencia le abrió las puertas del escenario de su auténtica vocación: el mar y sus profundidades.
Cousteau se casó en 1937 con Simone Marguerite Marie Melchor, nueve años menor que él, en la capilla de los Inválidos de París. Estaba totalmente recuperado y seguía formando parte de la marina francesa, si bien, con puesto en tierra. En esa situación le sorprendió el estallido de la II Guerra Mundial y la invasión alemana de Francia. Durante la contienda, Cousteau realizó diversos trabajos de espionaje para la Resistencia Francesa. El más brillante fue el robo de los códigos de transmisiones de la Marina italiana.
Hizo una invención crucial: la primera cámara submarina de la Historia. Con ella realizó el cortometraje Par dix-huit mètres de fond (Por 18 metros de profundidad), que presento en el ante un público asombrado. Eran las primeras imágenes submarinas nunca vistas por el hombre, lo que significó el ingreso de Cousteau en el reducido y exclusivo mundo del documentalismo.
Durante cinco años trabajó para la Marina francesa, rodando miles de metros de película bajo el agua. En 1950 el capitán Cousteau compró por un franco el Calypso, un viejo dragaminas estadounidense. Transformó el Calypso en un navío oceanográfico y en el más famoso plató de rodaje del mundo. Un productor de la Universal le compro los cuatro primeros documentales por 10,000 dólares, y de esa forma inició su carrera de exploración y divulgación…
En 1953, obtuvo dos éxitos sonados que le proporcionaron una cierta popularidad: la primera retransmisión submarina en directo para televisión del desenterramiento del casco de un barco de carga griego de más de mil años de antigüedad, que transportaba vino en el momento de su hundimiento y que se encontraba a 40 metros de profundidad, y el rodaje de la primera película en color del fondo del mar a una profundidad de 46 metros rodada en el lecho del Mar Rojo.
De todos los exploradores de la Historia, ha sido, sin ninguna duda, el que más kilómetros ha recorrido y también el más popular. También el pionero del mundo submarino; la última frontera para el hombre, junto con el espacio. Pero no todo fueron parabienes. En 1979 perdió, en un accidente de aviación, a su hijo favorito (y heredero principal) Philippe. En 1990 murió su esposa, Simone. En 1992 se vio obligado a cerrar su gran apuesta, el , con unas deudas enormes. Y en 1996 su barco almirante, el Calypso, se hundió en el puerto de Singapur tras ser golpeado por una barcaza. Como contrapartida, en 1991 se casó con Francine Triplet, treinta y seis años menor que él, quien le dio dos hijos.
Jacques-Yves Cousteau murió en París el 25 de junio de 1997 de un ataque al corazón, después de convalecer durante varios meses de una enfermedad respiratoria. El defensor de los mares y de , el espíritu de la Tierra, o Capitán Planeta, como también era conocido, tenía 87 años cuando partió hacia su último viaje…

86 COMENTARIOS

  1. Visioné toda la serie de TV. Y me dejé las pestañas armando un Calypso en cartón, comprado en fascículos semanales, para mi hijo. Así que conozco hasta la última de sus cuadernas.
    Al cabo de los años nuestro Calypso, casi desguazado por las manos del niño, fue a la basura. Eso sí, al contenedor azul en homenaje a Cousteau. Inolvidable.

  2. Hola Félix, excelente homenaje le haces de nuevo a un gran personaje. Gran biólogo y mejor oceanógrafo. Creo que casi todos vimos todos los capítulos de sus series.
    Muchos besos.

  3. Sabes mi CASANOVA, esta entrada en especial me fascina, ya que nunca me perdia sus documentales, era fascinante la manera que tenia de adentrarte en el mar y vivirlo con tanta intensidad, pero tu como siempre nos descubres cosas nuevas.
    Besazos marinos

  4. Cousteau y Felix, uno en el mar y el otro sobre tierra, se encargaron de cubrir mi infancia con enciclopedias de animales ilustradas.
    Recuerdo jugando al pillao, simular que era un lobo saltando aquí y allá, con las sintonias musicales de la serie y jugar con mi madelman buzo, caminando por las profundidades marinas, buscando tesoros.
    Sin ambos hombres, quizás la naturaleza a nuestros ojos, traería años de retraso.

  5. Extraordinaria labor de este hombre para acercarnos a todos la realidad del mundo marino.
    Su trabajo es digno de admiración, como el tuyo, que con este blog estamos aprendiendo un montón de cosas.

    Besos, paisano.

  6. Buenos mornings querido Felix, Para mi Jacques Cousteau es al mar, como Rodriguez de la Fuente a la Tierra. No me perdido ninguno de sus documentales. Siempre me ha interesado la vida de mis pequeños hermanos los animales y mostrados por estos grandes genios eera todo un lujo.
    Sin olvidar además ambos eran como no podía ser de otra manera defensores de nuestro bello planeta azul.
    He disfrutado de leer tu post en esta hermosa mañana soleada del Sábado.
    Besos

  7. Siempre interesante pasar por aquí a leerte, ahora ya sé más sobre este hombre, ¿quién no vió algún reportaje suyo, algún día? no sabía lo de su accidente y su recuperación, una voluntad y ganas de superación dignas de admirar, como su pasión por el mundo marino… Gracias por compartirlo, un abrazo!

  8. Félix, ¿es verdad que la enfermedad se le desarrolló a causa de las inmersiones sin oxígeno y luego del exceso de oxígenoen sus exploraciones de las profundidades?. AQlgo así había oído. Pero como hay tanto denostador y tanto malaje para desacreditar a los demás o quitar la vocación a otras generaciones, por eso pregunto…

    Yo te diríaL: buen reportaje, Félix. Y un beso. Y fgeliz fin de semana, y, por último, FELICIDADES por ese premio merecido. Disfrútalo.

  9. Hola Felix!!Veía los documentales de Cousteau y me parecían muy interesantes. Pero no sabía que había sido espía, se notaba un hombre decidido. Su barco ya pertenecía al mundo de lo cuentos, era un referente. Me encantó el post amigo. como siempre me aclaraste datos de este personaje increible.
    Besosssssssss

  10. No sabía yo lo del choque automovilístico de este personaje, ni de el coraje que tuvo para salir avante. Siempre vi sus documentales y me fascinaban. Si volviera a nacer moriría inmediatamente, al ver el deterioro del globo terrestre.

    Saludos cordiales Félix.

    Un buen finde. Hasta pronto.

  11. Hola mi vida.

    Bueno, que te puede decir que no hayas dicho ya en tu post? La verdad es que siempre he sentido mucha admiración por las personas que se dedican en cuerpo y alma a la naturaleza, a estudiar, a dar cuenta de ella. La verdad es que mucha de la “democratización” (hacer popular y accesible, me refiero jijiji) del mundo animal se le debe a este hombre.

    Gracias por recordarnos a este grande.

    Un beso maorí para ti, mi amor.

    p.d.

    Manifiéstate!!! jijiji

  12. Jose Antonio…

    Pues menuda labor la tuya amigo. Yo nunca pude con esas miniaturas, pero muy bien por ti. Yo también me “tragaba” todos los documentales porque nos enseñaba mucho y de forma amena. Bien por el reciclaje¡¡

    Un fuerte abrazo.

  13. CALISTOR…

    Has nombrado a otra de mis debilidades, Felix Rodriguez de la Fuente. De hecho, fue el primer post que publiqué en este blog. Gracias por traernos tus recuerdos de infancia, porque a mi y mis amigos nos pasaba igual. Nos enseñó a amar al lobo, tan temido y denostado hasta que él nos lo enseñó. Como bien dices, ojalá hubiera más hombres como ellos…

    Un fuerte abrazo

  14. Katy…

    Buenas nights, querida amiga. Ambos son un referente para aquellos que amamos este bello planeta azul. Aportaron su gran granito de arena en pos de Gaia. Lástima que los actuales dirigentes mundiales pasen por alto sus enseñanzas. Me alegro de que tuvieras una bella mañana soleada.

    Besos

  15. Meg…

    Es cierto que se le ha intentado desprestigiar con ciertos sectores, hasta incluso con empresas contaminantes (??), pero su legado está ahí. Durante muchos años, como bien dices, trabajo la apnea en condiciones que no son las actuales. Esto provoca un “castigo” a los pulmones que con los años se va agravando. No obstante, murió mayor por un paro cardíaco, pero provocado por su afección respiratoria.

    Nos dejo esta bella frase:

    “Quiero vivir, luchar hasta la muerte para vivir, ¿por qué?,
    por el mundo, la vida, la felicidad, el aire puro, las
    canciones, los pájaros en el cielo, los peces en el mar…”.

    Gracias, amiga

    Un beso

  16. Una vida repleta de aventuras
    para la ciencia y para el bien de nuestro planeta, si viese
    ahora todo lo que está ocurriendo
    no se mostraría muy contento.
    Como siempre genial, Félix.

    Un cariñoso abrazo

  17. Tani…

    Hola reina. A este hombre se le debe admiración y respeto por acercarnos la naturaleza y de una forma tan amena como él lo hacía. Era un grande, porque como bien dices, se entregó en cuerpo y alma a su pasión. Cualquier persona que lo haga haciendo el bien merece nuestro homenaje.

    Miles de besos maorís, amorcito.

  18. Me apura un poco, ver a un submarinista. Pero a este hombre, lo seguía con deleite.

    Posiblemente, por que creía en ” GAIGA “, al igual que yo y que los escritores de mis lecturas de ciencia ficción.

    Saludos

  19. Aprendí a amar el mar poco después de nacer, pero creo que lo que eran sus fondos, la enorme belleza que encierran… fue con este hombre que es muy cierto que nunca se vendió.

    Algún día quizás reciba el reconocimiento debido por habernos enseñado tanto.

    Gracias por el artículo… me has hecho recordar muchas cosas.

  20. No dejas de sorprenderme con tus elecciones: coincido tanto!
    Me alegra que esta vez no hayas mentado sus bajezas, basadas en hechos infundados; aunque tal vez ciertos. “Tres cuartos” con Félix Rodríguez.
    Se dejó de vender delfín y “pezqueñines” en las pescaderías, “pajaritos” en las carnicerías y supimos lo que era “ecología” sin tener todavía, seguramente, vocablo afín.

  21. Hola Felix como buen Piscis soy amante del mar y del trabajo de este gran hombre. Lástima que la mayoría de nuestros gobiernos no cuiden más de este planeta.
    Gracias por dejarme siempre un comentario divertido.
    Feliz domingo

  22. bixen…

    Prefiero no nombrar los descalificativos que lo injuriaron porque ahi esta su trabajo, al igual que con Félix, nos cebamos en los maestros, en fin, cosas de la envidia, supongo. Tienes toda la razón en cuenta a la venta de todas esas especies, ya no es como antes, y mucho se lo debemos a él.

    Un fuerte abrazo.

  23. A.L. …

    Cierto, lastima que los gobiernos no se preocupen por nuestra tierra, y lo peor es que se nos va acabando el tiempo, y lo sufriran nuestras futuras generaciones. Cumbre de Copenhage, de Rio, de Kioto… ¿para que? para nada…
    Gracias a ti por darnos esos grandes ratos de humor.

    Un fuerte abrazo

  24. Parece que la vida nos marca un camino, que no siempre es el que teníamos pensado.

    Es admirable este hombre. Me gusta la gente que no se vende, la que es coherente con su pensamiento.

    Un beso.

  25. Todo un lujo poder conocer algo más sobre la historia vital de este gras hombre a través de tus narraciones, Félix.

    Leyéndolo se da una cuenta de que a veces la gloria y el éxito van de la mano de la tristeza y la mala suerte. O que a veces un golpe que en un momento de la vida parece fatal (por ejemplo el accidente de coche de Cousteau) provoca un giro radical en tu vida que en modo alguno desencadena la desesperación. A veces los hechos apuntan hacia el cielo de la fama y la gloria.

    Feliz domingo

    Un beso

  26. Carmen…

    Es verdad, amiga, en algunas ocasiones un trauma o un accidente como fue su caso, te cambia la vida y te hace coger otros derroteros. Tuvo fuerza de voluntad para salir adelante. Me quedo con tu última frase que me ha gustado mucho:
    “A veces los hechos apuntan hacia el cielo de la fama y la gloria”

    Feliz domingo

    Un beso

  27. Desde luego, sus documentales submarinos son inimitables. La muestra es que pocos documentales ha habido después de él, que mejorasen su técnica y su arrojo.

    Gracias Felix por recordarnos a tan importante personaje. UN beso.

  28. Hola Felix…

    Uff. me veía todos los capítulos de Cousteau, eran una maravilla. Su vida no fue un camino de rosa, pero era un autentico aventurero y una gran persona..

    Extraordinaria entrada con toda clase de detalles..

    Un saludote de buena semana

  29. Me gustan las documentales, conocer sobre los lugares, y quienes se dedican a investigar y mostrar las especies que no conocemos y la vida en general que compartimos en este planeta. Muy importante para tomar conciencia de ello todo lo que realizó J.Costeau.
    Un gran abrazo

  30. Fué un hombre genial, yo me emocionaba viendo como amaba la vida, la naturaleza, la lucha contra esta destrucción que el hombre poco a poco esta haceindo de su via respiratoria, de su corazón, que es cuidar la tierra, el mar y todo aquello que nos da la vida. Me ha encantado este post. Y te he he puesto en el mio para poder leerte cada día. Saludos cordiales. Ah!! he visto que te gusta la poesía, yo escribo, puedes verla en mi blog.
    http://marola77.wordpress.com/
    Hay una sección de poemas y otros entán en los post diarios. Saludos cordiales. Marian

  31. Uf¡¡¡
    Cuanto tiempo sin pasar por aquí.
    A los que estamos en la cuarentena nos resulta un tanto extraño hablar de la gente que empezabamos a ver en la tele como mitos. Este personaje es, sin ninguna duda, uno de los mas grandes que últimamente nos ha dado la humanidad y recuerda:
    Nos encontramos a bordo del Calipso cuando Philipe y Jacques salen a buscar…
    Saludos

  32. marola77…

    Efectivamente amiga. El ser humano se sigue empeñando en castigar su hogar, la tierra en la que vivimos. Ojala hubiera más hombres como este, y no tantas supuestas “Cumbres” como la de Conpenhage, Rio y Kioto, muy buenas palabras y escasos resultados. Tomo buena nota de tu blog para pasarme sin duda por él. Gracias Marian, y un fuerte abrazo.

  33. Flores…

    Uff, como tu dices, a los que estamos en la cuarentena… Sin duda fue un hombre genial, un referente que nos hizo amar la naturaleza marina, al igual que nuestro malogrado Félix Rodriguez de la Fuente. Me quedo con tu frase final:
    “Nos encontramos a bordo del Calipso cuando Philipe y Jacques salen a buscar…” Que tiempos…

    Un fuerte abrazo

  34. Me ha gustado mucho leer la vida de este hombre. Sin duda, un hombre con esta fuerza de voluntad para salir adelante es admirable. Una lástima que en el final de sus años no le fueran tan bien las cosas.

    ¡Un saludo!

    P.d: Se me olvidaba: enhorabuena por ser el blog del día. 🙂

  35. Cris…

    Todas las personas que luchan por unos ideales nobles y dedican toda su vida a ello se merecen todo nuestro reconocimiento. Y además, como bien dices, fue un luchador que supo sobreponerse a la adversidad. Gracias por tu felicitación, amiga

    Un abrazo 🙂

  36. Precioso homenaje que le haces, ha ese gran biólogo y oceanográfico,es merecedor de su reconocimiento, te felicito por tu información siempre.
    Me gustaba mucho ver la serie, y cuanto hay algún documental así bueno me gusta verlo…
    Siempre nos sorprendes con algo nuevo muy interesante, ahora voy estar un poco de tiempo ausente, por falta de tiempo por mi trabajo y motivo de salud, sin nada creo de mucha importancia, pero siempre tienes aquí que pueda, a tu paisana…
    Un beso y un abrazo desde nuestra querida Córdoba…
    Sensi

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)