Inicio Curiosidades Impostores en la Historia

Impostores en la Historia

Compartir
A lo largo de la Historia, ha habido muchos impostores, suplantadores de otras personas, pero nunca de un granjero, o un vendedor de fruta, sino de personajes famosos, claro. Buscando poder, dinero o fama. Es como el chiste aquel… ” Esto solo Dios lo sabe” y el otro le contesta “Pues te aseguro que yo no lo se”. Algo parecido. Pero el hecho de que un suplantador sea descubierto, no significa que caiga en desgracia o fracaso, sino que la mayoría se hacen famosos precisamente por su excentricidad. Vamos, un friki de toda la vida….

Empezamos con , Emperador de Estados Unidos y México. ¡Hay es nada¡. En realidad se llamaba y había nacido en 1819, no se sabe muy bien si en Inglaterra o Sudáfrica. Lo cierto es que llegó a la Bahía de San Francisco a raíz del descubrimiento de oro de 1848. En principio no le iban mal las cosas, de hecho era un hombre bastante prospero en los negocios, y se dedicaba a la especulación en el mercado del arroz, aprovechando la ingente cantidad de chinos que habían empezado a llegar a California. El caso es que tuvo mala suerte, y al cabo de unos años acabó arruinándose completamente. Este estado de ruina total le provocó una locura mental (o no), y en 1859 se autoproclamó Emperador de Estados Unidos y México. Esto que en principio parece una “chorrada” (de hecho lo es) le supuso una forma imaginativa de salir de la quiebra, porque a partir de entonces y sorprendentemente se convirtió en una persona respetada y famosa, de hecho comía gratis en los Restaurantes, publicaba su Proclamas en los periódicos, y lo más divertido de todo, empezó a acuñar moneda propia, los “Nortonitos” que se convirtió en una moneda de uso común en la Bahía de San Francisco. A su funeral, en 1881, acudieron nada más y nada menos que 30.000 personas. Y no solo eso. Para conmemorar el primer aniversario de su muerte, se hizo una Opera, El Emperador Norton

Ahora nos vamos al siglo XV francés, para encontrarnos con una gran impostora, aquella que quiso ser Juana de Arco. Cinco años después de que esta fuera quemada en la hoguera, ese 30 de mayo de 1431, otra mujer suplanta su identidad, y es recibida en Orleáns, pensando algunos, o queriendo pensar, que estaban ante la auténtica y que no había muerto y por algún milagro sus cenizas no fueron a parar al Sena, sino que había sobrevivido. Así que se aprovecho de esta incertidumbre (estamos hablando de una época donde la información no se transmite tan rápidamente como ahora). Era una mujer curiosa, que vestía como un hombre, y sabía ciertos trucos de magia con los cuales impresionaba al personal, que pensaba que esos trucos podían ser milagros. En resumen, conocía muy bien la escenificación para sugestionar a un público ávido de creer. Así que encontró influyentes partidarios durante 3 años, hasta que el rey Carlos VII quiere saber si es la auténtica o no (él sabía que no lo era) para acallar las voces del pueblo. Y manda que vaya a Paris para pasar unas pruebas de autenticidad, pruebas que evidentemente no superó, y tuvo que confesar su verdadera identidad. Tuvo la suerte de no ser ejecutada, y pasó unos días en la cárcel, tras lo cual volvió a Orleáns, donde fue recibida entre vítores por un pueblo que no aceptaba la muerte de Juana de Arco…

El clásico de los clásicos en el mundo de la impostura es el de , aquella que dijo ser , la hija superviviente del zar Nicolas II. Estuvo manteniendo la duda hasta su muerte, aunque nunca se sabrá si era una impostora o una pobre transtornada. Lo cierto es que ella se creyó su propia mentira, porque tenemos que ver como apareció esta mujer en Berlín en 1924, en un Sanatorio Mental, aparentemente salvada de un suicidio en el puente de un río. Y justo cuando llega al Sanatorio (como si se hubiera producido un cortocircuito en su mente) comienza a decir que era la gran Duquesa Anastasia. Es cierto que guardaba un increíble parecido físico con la verdadera, y proclamaba que  había sobrevivido a ese asesinato colectivo de la familia Imperial Rusa en 1918. Creó toda una historia en la que decía que uno de los soldados que cortaron el cuello a toda la familia, se enamoró de ella y le perdonó la vida, manteniendo después un romance con este. El hecho es que fue manteniendo esta versión continuamente hasta su muerte en 1984, y esto le venía muy bien a los “forofos” de los Romanov, porque así no se perdería la dinastía. Hasta que la genética, años después, la convirtió en una impostora, porque en 1991 se encuentra en una fosa común en los Urales unos huesos que empiezan a sospechar que pertenecen a la familia real. Efectivamente, en 1997, se someten a la prueba del ADN y se confirma que esos huesos pertenecían a toda la familia, Anastasia incluida…

 

 

45 COMENTARIOS

  1. Muy interesante post sobre la “mitomanía en la historia”, jeje!! aunque a estos mitómanos no les fue nada mal. ¡Si los habrá sueltos…. jaja!!
    Felix, Agradezco tu paso por mis “instantes eternos” y la huella 🙂
    Abrazo grande!
    BeT

  2. Me encanta! Super interesante. La historia de Norton no la conocía hasta que leí a Christopher Moore, que creó un personaje que sale en varios de sus libros basado en la historia de Norton (de hecho el personaje se hace llamar “Emperador de San Francisco”).
    Lo de Anastasia, la verdad, tenia su encanto pensar que se había escapado y estaba viva en alguna parte…. estos científicos..
    Besos

  3. Hola Nikkita. Este Norton era un fenómeno. Menudo personaje fue. Y porque no le dio por proclamarse emperador de toda América, que si se pone… No hay más que ver la fotografía con la que ilustro el post, en la que se le ve con una pose de lo más distinguido. Cualquiera le decía que no. Y venga, a imprimir monedas y billetes con su rostro. Para rostro el suyo, je,je.
    En lo de Anastasia, estoy contigo. Hay veces que la Ciencia desentierra mitos. Esta bien desenmascarar a los tramposos y usurpadores, pero bueno, tampoco pasaba nada si nos creíamos esta historia. Muchos besossss

  4. Hola Gabriela. Pues sí, tienen una facilidad pasmosa para autoproclamarse tal o cual. Pero para que los crean los demás, deben creérselo ellos mismos, y estos personajes te aseguro que estaban convencidos de que su identidad era la que decían. Besosssss

  5. Hola Felix, cada dia me sorprendes mas, solo conocia la historia de supuesta Anastasia, seguramente por ser la mas reciente, me llamómucho la atención el emperador de Estados Unidos, si llegan a existir los programas de tv de hoy en dia ¡la que habrian liado!.
    Gracias por estas historias. Besinos.

  6. Desde luego, el tío era un crack…. le adoraban, y pasados los años se basan en él para libros y películas llegando hasta hoy. Mark Twain también le usó, el rey de Huckleberry Finn está basado en él.

    El caso es que si, eran impostores, pero debían tener suficiente carisma como para mover tanta gente.

    Bueno, a ver qué genialidad nos tienes para mañana 😉
    Ya es como un ritual leer tus entradas antes de ir a dormir.

    Besossss

  7. La historia del emperador no la conocía, la de la usurpadora de Anastasia sí (soy una activa lectora de los zares). Me ha faltado el nombre de la usurpadora de Juana de Arco, que reconozco me ha movido el gusanillo… porque tampoco conocía la historia.

    Espero con avidez el próximo capítulo de tu blog, amigo Félix.

    Un abrazo.

    (Perdona el borrado anterior -elimina la entrada del todo tú-, pero le di a enviar antes de acabar).

  8. Hola Felix!

    La humanidad necesita de mitos para vivir? Cierto que estos personajes tenian carisma, pero no hubieran llegado a nada si la gente no les hubiera hecho eco..
    Felicidades por tus entradas, todas estupendas!

    Disculpa que no haya pasado por aquí, ando con algunos inconvenientes y no me es posible, de momento, hacerlo de forma continuada.
    Un beso

  9. Hola, Grandolina. Antes de nada, decirte que lo primero es lo primero y que no tienes que disculpar. Para mí es una gran alegría cada vez que pasas por aquí. Y tienes razón, desde el principio de los tiempos, la humanidad necesita de mitos y deidades para vivir. Aquí se une el carisma de estos personajes con la idea de la gente de creer en algo nuevo, o en algo extraordinario que amenice sus vidas. Muchos besos

  10. Bueno estoy aqui Felix encantada bebiendo conocimientos históricos. Conocía el caso de Anastasia porque el más reciente y el de Juana de Arco tenía una vaga noción pero tenía la idea que la identidad no llegó a ser suplentada por tanto tiempo.
    Es curioso pero creo que esto ocurre con mucha mas frecuencia de lo que pensamos en la vida real, por cuestiones de herencia sobre todo.
    Un abrazo y como siempre te felicito por la entrada.

  11. Hola, Katy. Cierto, el caso de Anastasia es él más famoso de todos, quizá por su cercanía en el tiempo y su repercusión. Y como dices, hay algunos casos de suplantación de identidad en cuestiones de herencia. Como siempre, el ser humano demuestra ser de lo más polifacético para buscarse las habichuelas. Un fuerte abrazo

  12. Que historias más interesantes…Gracias por compartirlo, me ha encantado saber un poquito más…

    Muchos besitos.

    Ah…Spandau Ballet también forma parte de la banda sonora de mi vida…De hecho, la canción que he puesto hoy en mi blog es nueva…Habla de segundas oportunidades, y me inspiró el post, aunque yo soy un poco más escéptica que ellos, que hablan de amor…

  13. Me ha hecho mucha gracia el señor Norton que no paro de sacar billetes y monedas con su cara de Emperador de Estados Unidos y México (¡casi nada!)…Desde luego, si que era Friki, pero uno muy listo o muy trastornado…
    Salu2 !!!

  14. Hola Felix me paso un momentito a saludarte y a darte las gracias por tus comentarios en mi blog. Me encanta el tuyo y te sigo cuando puedo, leo dos o tres según. No te dejo comentario porque ando liado así que de vez en cuando me paso a saludar a los amigos.
    Un abrazo y enhorabuena por tu trabajo, ameno, divertido y riguroso.

  15. Anda q no….

    No se adueñarian de la identidad de cualquiera no, vaya la de Juana de Arco, ese dato no lo conocia, el de Anastasia algo, y el de Norton tampoco, asi q nuevamente me voy de aqui sabiendo algo mas 🙂

    Mil gracias Felix!!

    Haces un trabajo realmente bueno en tu blog 😉

    Un besico!! 🙂

  16. siempre me resulta interesante llegar a un lugar como éste y bañarme de conocimientos, que desde ya te agradezco los publiques.

    Simuladores, Embaucadores….forman parte de más de lo mismo?

    Un abrazo

  17. Hola Félix, qué puedo decir mas que la Historia está llena de impostores y vividores, lo que actualmente llamamos “freakes”.
    Pero si existen estos sujetos es porque las personas corrientes les damos alas y los consentimos. Estos personajes no hacen otra cosa que darnos lo que queremos, o no?
    Besos.

  18. Sólo conocía una de las historias. Me encanta pasar por tu rincón porque siempre aprendo cosas nuevas e interesantes.
    Un placer, como siempre!. No dejes nunca tu pasión.
    Besos, mil.

  19. Felix…

    te felicito amigo querido… no solo nos acercas estas fascinantes historias, a la vez conocemos detalles de las mismas que enriquecen nuestro conocimiento!!!
    resumiendo!! un lugar…

    cálido, y lleno de sorpresas!!!

    beso!

  20. Fijate si esto es actual, que tenemos un presidente y un gobierno, que se creen que lo son sin serlo. Y otros que se creen oposicion.

    bueno, muy interesante tus notas, me encanta pasar y leerte.
    saludos.

  21. Algunos personajes realmente se creen lo que están imaginando y por supuesto que Anastasia se lo creía, es un transtorno mental, pero otros fueron grandes farsantes que se aprovecharon de la ingenuidad de su público, y lo cierto es que el pueblo siempre tiene necesidad de tener mitos, personas con características que les hacen sobresalir por linaje,fortuna, o supuestos poderes mentales, o ser supuestamente seres venidos para una misión a veces apocalíptica …debe ser una necesidad ancestral la necesidad de admirarlos y crerlos aunque la lógica y el sentido común estén en contra.
    Muy interesante lo que nos transmites.
    Un abrazo

  22. Muy cierto, Antonia. Desde los inicios de la Humanidad, hay una necesidad de creer en algo superior, ya sea una deidad, ya sea un persona que cautive con algún tipo de supuestos poderes, ya sea con la excentricidad. Es innato a nuestra naturaleza. Muchos besos

  23. La impostura siempre ha sido un tema de interés y es probable que los impostores de una u otra especie proliferen mientras la naturaleza humana siga siendo tal y como la conocemos y la sociedad siga prestándose al engaño.
    Son muchos los ejemplos. En algunos fue la ambición lo que movió a pícaros rufianes a hacerse pasar por monarcas dados por muertos, delfines defenestrados o príncipes perdidos. Entre este grupo de timadores me quedo con el caso de nuestros vecinos y quienes se hacían pasar por el fallecido rey Sebastián de Portugal (que alguno de estos impostores no hablase portugués no era importante para quienes creían en el ‘derecho divino’) una costumbre que se cimentaba en la creencia del futuro retorno del monarca y que dio origen a un culto seguido, entre otros.

  24. Hola, Sensi. El Sebastianismo, como citas, dió lugar a muchos suplantadores, entre otras cosas, como bien cuentas, por la creencia del retorno del joven monarca. Aún está arraigado en muchas partes de Portugal. Interesante aporte. Muchos besos

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)