Inicio Edad Media Historia del Portal de Belén

Historia del Portal de Belén

Compartir
historia portal belen

El primer Portal de Belén fue creado en

El de la tradición del Portal de Belén se lo debemos a San Francisco de Asís, a quien se le atribuye el haber organizado el primer nacimiento en 1223. El único relato histórico que tenemos del pesebre de Francisco proviene de “La vida de San Francisco de Asís”, de San Buenaventura Bagnoregio, un monje franciscano elevado a santo que nació pocos años antes de la muerte de nuestro protagonista.

Según la biografía de Buenaventura, San Francisco obtuvo el permiso del Papa Honorio III para establecer un pesebre con heno y dos animales vivos -un buey y un asno- en una cueva en el pueblo italiano de Greccio. Luego invitó a los aldeanos a contemplar la escena mientras predicaba sobre “el bebé de Belén”. (Francisco estaba tan abrumado por la emoción que no podía decir “Jesús”). Buenaventura también afirma que el heno utilizado por Francisco adquirió milagrosamente el poder de curar enfermedades tanto a las personas como al ganado.

La costumbre de la popular escena navideña surgió allí. No sabemos si las personas realmente interpretaban a María y a José durante la época de Francisco, o si simplemente imaginaban la presencia de esas figuras. Sí sabemos que las escenas posteriores comenzaron a incorporar dioramas y actores reales, y el elenco de personajes gradualmente se expandió más allá de María, José y el dulce niño Jesús, para incluir en ocasiones a todo un pueblo entero.

Imagen del Belén de Salzillo, detalle del Nacimiento
Imagen del Belén de Salzillo, detalle del Nacimiento

Los amantes de las fiestas navideñas sabrán, sin embargo, que el elenco familiar de personajes en el que se basan hoy en día nuestros Portales de Belén -los tres reyes magos y los pastores- no es bíblicamente preciso. De los cuatro evangelios del Nuevo Testamento, solo Mateo y Lucas describen el nacimiento de Jesús. Mateo menciona a los “magos”, mientras que Lucas nos habla de los pastores. Pero en ninguna parte de la Biblia aparecen pastores y magos juntos. Lo que es peor, nadie menciona burros, bueyes, u otros animales de corral junto con el nacimiento de Jesús. Pero, ¿qué sería una escena navideña sin esos elementos básicos?

La llegada a España de esta bonita estampa se retrasó hasta el siglo XVIII, cuando Carlos III la importó y comenzó la tradición de montar un belén en Palacio durante la Navidad, encargando una serie de esculturas para completar las figuras que trajo desde Nápoles. Es el llamado “Belén del Príncipe”.

De esta forma se instauró el pesebrismo como un rito casi obligatorio entre la aristocracia española, que copió la moda de la corte y que poco a poco pasó a la burguesía e incluso a las clases más humildes. Si bien las figuras comenzaron a perder calidad artística, el portal de belén casero ganó en popularidad y ya está enraizado en nuestros hogares.

4 COMENTARIOS

  1. Una tradición dentro de nuestra cultura, independientemente del credo de cada uno y de las inexactitudes cronológicas y meteorológicas, porque es imposible que en esas latitudes los rebaños anden sueltos por la noche en pleno invierno. Pero a la tradición que se vuelve costumbre, vivida con ilusión desde los años tiernos de la infancia, no hay que enfrentarla con la racionalidad.
    Un abrazo y felices fiestas.

    • Así es, no hay por donde cogerlo, pero como bien dices, la tradición ya está enraizada tan fuertemente que no se puede mover. Disfrutémola con salud y alegría.
      Un abrazo y ¡¡FELIZ NAVIDAD!!

  2. Tal cual. En mi parroquia pongo el misterio y no ponemos nunca los tres Reyes magos, ni ovejas ni nada. Solo la mula y el buey, María y José y el 24 por la noche ponen al niño.:-)
    Pero eso no quiere decir que n me gusten los belenes con palacio de Herodes incorporado, pastores, ovejas y todo lo que le coloquen. Es una bella tradición y me encanta así. Como dice Cayetano no hay que “enfrentarla con la racionalidad”. Hay que mirarlo como niños, con los ojos del corazón. Bss

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)