Inicio Edad Moderna La trágica historia del León de Lucerna

La trágica historia del León de Lucerna

Compartir

Este memorial que conmemora a los soldados suizos caídos en la fue denominado por como el monumento en piedra más triste y conmovedor del mundo.

El monumento del león en Lucerna es un león gigante muerto tallado en una pared de roca de piedra arenisca sobre un estanque en el extremo este de la ciudad . Fue diseñado como un recordatorio a los soldados mercenarios de la central que perdieron la vida mientras servían al rey francés durante la Revolución Francesa.

Cuando las masas revolucionarias atacaron el palacio de las Tullerías en París el 10 de agosto de 1792, esta tropa de élite suiza intentó defender a la familia real y asegurarse de que la realeza pudiera escapar.

El Monumento del León fue diseñado por Bertel Thorvaldsen (1770-1884), un escultor clasicista en 1819 mientras permanecía en Roma, Italia. Lucas Ahorn (1789-1856), un albañil de Constance (sur de Alemania) fue quien lo talló en 1820/1821. Aunque en las imágenes no de la impresión, la escultura es gigantesca. Tiene 6 m de altura y 10 m de largo.

Un oficial de los guardias suizos, el segundo teniente Carl Pfyffer von Altishofen, se encontraba de licencia en Lucerna cuando sus compañeros soldados fueron muertos en París. Después del fin de la revolución y cuando Francia y Suiza habían regresado a los regímenes conservadores, Pfyffer se sintió obligado a erigir un monumento conmemorativo para honrar a los soldados caídos.

10 de agosto de 1792. Diseñado por Monnet (1792), grabado por Helman (1793)

Los políticos liberales de toda Suiza desaprobaron el monumento, pero estaban en una posición minoritaria durante la década de 1820 y Pfyffer fue respaldado por una mayoría en Lucerna.

El Monumento del León fue inaugurado el 10 de agosto de 1821. Originalmente el lugar era propiedad privada. En 1882 la ciudad de Lucerna lo compró. El sitio es accesible sin tener que pagar entrada y pronto se convirtió en una de las principales atracciones turísticas de Lucerna.

La inscripción latina HELVETIORUM FIDEI AC VIRTUTI significa “A la lealtad y valentía de los suizos”. Además, están tallados los nombres de los muertos de la , así como el número de ellos (DCCLX = 760) y el número de soldados sobrevivientes (CCCL = 350).

3 COMENTARIOS

  1. Luego, los suizos aprendieron la lección y marcaron distancia con el resto de los europeos, hasta llegar a la neutralidad.
    Un saludo.

  2. Desapareció el comentario que te dejé. Seguro que es obra de un encantamiento. Decía algo así como que los suizos aprendieron desde entonces la lección y empezaron a coger distancia con el resto de los europeos -con ellos no con su dinero- hasta convertirse en pueblo neutral.
    Un saludo.

    • Y por arte de magia ahora apareció 🙂 Las cosas de la red… Han sabido leer bien su pasado y mantenerse al margen en la historia reciente de asuntos internacionales. Tampoco les iba nada en ello, y no les ha ido mal, no.
      Saludos, Cayetano!

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)