Inicio Biografías Hedy Lamarr, mucho más que una cara bonita

Hedy Lamarr, mucho más que una cara bonita

Compartir

Una de las actrices más bellas que ha dado la historia del celuloide. Pero fue mucho más que compañera de reparto de iconos como o Spencer Tracey. Se convirtió en pionera de las comunicaciones inalámbricas y desarrolló un sistema de comunicaciones secretas que ayudó a combatir a los nazis durante la II Guerra Mundial.

Lamarr y el co-inventor registraron su patente en 1941, pero la enorme importancia de su invención no se materializó hasta décadas más tarde. Su sistema fue implementado por primera vez durante la Crisis de los Misiles de Cuba y posteriormente se aplicó en numerosas aplicaciones militares.

Pero lo que es más importante, la tecnología de “espectro expandido” que Lamarr ayudó a inventar es la base de las comunicaciones digitales, la columna vertebral que hace posible que las operaciones inalámbricas sean posibles, teléfonos móviles incluidos.

Como tantas mujeres inventoras, Lamarr no recibió en su momento demasiado reconocimiento, aunque recientemente se le está empezando a elogiar por su fabuloso invento. En 1997, ella y George Anthiel fueron honrados con el Premio Piooner de Electrónica, y ese mismo año recibió el BULBIE, algo así como los Oscars de la clase científica.

Al demostrar que fue mucho más que una cara bonita, Lamarr rompió los estereotipos y ganó un lugar entre los inventores más importantes del siglo XX. Una mujer muy inteligente e inconformista, como demuestra una frase que nos dejó:

“Tengo que dejar de casarme con hombres que se sientan inferiores a mí. En algún lugar debe haber uno que no se sienta inferior. Necesito un hombre inferior superior”

2 COMENTARIOS

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)