Hablemos de la moda en la Historia…

69
La imagen del hombre y la mujer siempre ha dependido de su aspecto exterior. El vestido ha marcado las diferencias desde el comienzo de los tiempos separando clases, status sociales, económicos y religiosos. La verdad es que “hábito no hace al monje” pero si le puede dar un toque de distinción o cubrir otras carencias que solamente la ropa es capaz de hacer frente…
El vestir, como todos sabemos, se ha visto sujeto a modas y tendencias. Algunos dicen que en la moda está todo inventado, y que hay que echar la vista atrás para darnos cuenta de que lo único que cambia es el patrón, el tipo de tejido o algún complemento. Pero no es cuestión de discutir sobre la moda, sino de su Historia
La ropa que llevamos nos describe y habla sobre nosotros mismos, es la forma en la cual queremos que nos vean y la manera de expresarnos al exterior, aunque en muchas ocasiones sea una “máscara”. Hay una ambivalencia entre lo social y lo económico que es lo que ha marcado la evolución de la ropa hasta nuestros días.
En la etapa primitiva es cuando mayor hubo similitud entre la forma de vestir de hombres y mujeres, y el único elemento que si marcó la diferencia entre la mujer y el hombre era el largo de la falda, hasta que en el siglo XX la mujer pudo mostrar ¡que tenía piernas¡ ya que hasta antes lo más que podía mostrar era el tobillo
Desde las antiguas civilizaciones ya nos quedan referencias claras de esa unión vestimenta-nivel social. En Egipto no se trataba tanto de prendas lo que marcaba la diferencia – solían ser muy parecidas – sino los complementos que llevaba cada persona, desde un tocado hasta unas pulseras…, así que era muy difícil cambiar de forma de vestir o marcar “tendencias” porque todo estaba muy sometido a motivos religiosos.
Creta rompe con esa sumisión del hombre a la religión, no hay más que ver todos los frescos que nos ha dejado. A partir del traje griego que era aparentemente sencillo pero con el que se podían lograr mucha variedad de formas por la libertad que había de utilizar tejidos diferentes, cinturones de diferentes colores, y es donde empezamos a ver una variedad en la forma de vestir propiamente dicha y un poco más liberada de clases sociales.
En esta época moderna tan globalizada, uno de los elementos que permiten al ser humano distinguirse unos de otros son los complementos, ya que la estructura general de la ropa – en general – es muy parecida. Ya sea un bolso carísimo, un par de zapatos, joyería, un móvil de última generación o cualquier otro complemento que aporte distinción…
Hay a lo largo de la historia una serie de elementos en el vestir que están vinculados a personajes en concreto. Luis XIV empezó a usar corbata y todos los de la Corte empezaron a secundarlo. Madame Pompadour, la amante de Luis XV, cuidaba hasta la saciedad cualquier detalle de sus vestidos, con su famoso vestido a la “francesa” que se hizo famoso en todas las Cortes del mundo.
No debemos olvidarnos de la auténtica revolución que supuso la cremallera – cuyo origen proviene de los trajes militares – en el uso tanto en ropa informal como en prendas de lujo. La inspiración en la moda retro es también algo que sucede con frecuencia y esto ocurre últimamente de forma cíclica, se copian elementos urbanos, se introducen nuevos conceptos, y todo para que la industria textil siga subsistiendo.
Yo personalmente me quedo con los trajes de Audrey Hepburn en Desayuno con Diamantes o en Sabrina, sencilla, natural, fastuosa, y musa de grandes diseñadores. Nos dejó una frase un tanto banal pero que quedó para el recuerdo: “Días rojos o negros los tenemos cualquiera, pero cuando estoy tristona, me pongo un bonito traje y me voy a Tyfannis enseguida. Me calma mucho…”

Comentarios69 comentarios

  1. que fuerte!yo tambien me quedo con audrey!es mi idolo!la tengo colgada en cuandros por la habitacion, y mis vestimentas son como las de ella, cuando iba a la calle con sus pantaloncitos y sus bailarinas clasicas y sus camisitas!es genial!la verdad es que si es curioso lo que ha cambiado a lo largo de la historia el vestuario(y las modas, como lo que hablabas de la belleza)yo ahora no soy capaz de ponerme los dichosos pantalones de campana otra vez, ahora que me acostumbre a los pitillos, no hay quien me cambie, malditos modistos!!oye, pero que tienes una heladera?o prefries el metodo tradicional de hacer helados?

  2. Irene…

    Es que Audrey era sencillamente fantástica, la feminidad hecha persona ¿verdad?. Uy, los pantalones de campana (de la época del Travolta). Tengo una heladera pero no le doy mucho uso, pero ya me estás dando ideas tú,jiji.

    Besazos

  3. ¡Ay quién pudiera hacer lo mismo irse a Tiffanys! Yo lo más, al Corte Inglés, y la planta de oportunidades, pero también me ralaja,aunque no compre nada.
    Audrey, jamás será superada en elegancia por nadie,porque nació elegante.
    Besos
    Nela

  4. Nela…

    ¡Anda¡ no seas remilgona y tira de tarjeta en Tyfaniss que una vez en la vida no hace daño, y te das ese capricho ;). Tienes razón, Audrey nació elegante, era la elegancia personificada…

    Besos

  5. Cierto que la ropa que llevamos habla de nosotros, siempre que puedas adquirirla por tu situación económica. Si no te verás obligado a ponerte lo que puedas comprar con tu dinero, y otras muchas ponerte lo que te den. Lo que no se puede comprar es el estilo, pero si tienes te pagas un estilista y punto. Y ahora hasta te estira de aquí y de allá.
    Yo me quedo con la hoja de parra de Eva, lo que hay que tener es cuerpazo y cualquier cosa que te pongas te sienta bien.
    ¿Recuerdas haber visto a la Gina Lollobrigida en Pan Amor y Fantasía?
    O A la Raquel Welch. Pues eso mismo.
    Un beso y ponte guapo que te estoy viendo en pijama
    Buenas noches

  6. Katy…

    La ropa dice mucho de nosotros. Pero no solo ella, sino como la lucimos. Hay personas que van con más arrugas que la Preysler por no plancharla. Yo ahora no me pongo hoja de parra porque estoy algo constipado, pero cuando este mejor lo haré, jaja. Lo recuerdo, las recuerdo a las dos 😉
    Pues sí, estoy enpijamado ¿me espías? jaja.

    Un beso

  7. Muy buen post, no sé como siempre tienes en la cabeza temas interesantes y como sabes algo sobre todos ellos.
    La moda cambia a lo largo de la historia, igual que los cánones de belleza, así que supongo que ya que la belleza externa cambia con los años realmente la belleza está en lo que no se ve.
    Un abrazo

  8. Hola Carmen¡¡

    Antes de nada, pon un botón de twitter en tu blog, chata, para poder compartir tus entradas, plis. No digas eso, porque tú si que tienes una cabeza privilegiada, empollona que tira cervezas en los apuntes,jaja. Hablando de moda, que nos desviamos. Ciertamente, los cánones en la forma de vestir cambian cada dos por tres, y a veces se aparenta lo que no es, pero tarde o temprano da igual que vayas bien vestido porque el hábito no hace al monje.

    Besos

  9. A mí me llama mucho la atención lo de las modas. Es curioso cómo una cosa que es considerada hortera hoy, puede ponerse de moda mañana, y viceversa.A veces da la sensación de que nos manejan a su antojo.
    Siempre que seamos “Fashion Victims”, claro.

    Por cierto, qué extraordinaria mujer, Audrey Hepburn, ¿verdad?.

    No sé qué tenía esta mujer, pero toda ella, su presencia, era extraordinaria.

    Yo soy más de vaqueros y camiseta. Qué le vamos a hacer, poco “glamour”, que tiene uno.

    Un abrazo.

  10. Perikiyo…

    El glamour no se compra, va por dentro, como la maravillos Audrey, y tú eres un tipo con glamour, no lo dudes, lo que ocurre es que te gusta el look “causal sport” 😉

    Un fuerte abrazo

  11. Hoy por hoy el estilo de vestirnos, mas que hablar de nosotros, es pertenecer. Esto lo ha sido siempre, creo que es un error, el como vestirnos puede sacar la careta de una personalidad que aparenta ser algo que nunca fue. Alabadas sean las mujeres y su sexto sentido… absotultamente imbatibles.
    Un abrazo, Felix.

  12. Interesantísimo post sobre cómo fue cambiando la vestimenta según las épocas y los cánones sociales.
    Yo la verdad que a la moda, no le doy ni cinco de bolilla. Me pongo lo primero que encuentro en el placard. Si no fuera por Lau que me compra ropa, yo ni me molesto… Cero galamour lo mio!
    En cuanto a Audry Hepburn: coincidimos totalmente. La mujer más elegante y con estilo innato que se ha conocido públicamente. Además de ser una belleza.
    La frase de ella que citás sobre Tyfannis: sí es banal.
    Pero yo la recuerdo más por todo lo que hizo como embajadora de UNICEF, que no tenía nada de banal precisamente.
    Muy bueo tu post Félix. Como siempre!
    Un abrazo.
    Bife.

  13. Mi amigo Carlos define a Audrey como “un suspiro” y creo que suspira él varias veces después

    En cuánto a la moda, me ha gustado saber quien puso de moda la corbata y coincido con Perikiyo en que los cambios en las modas nos hacen ver que cuando nos creíamos lo más cool, pues… no lo éramos, jajajaja.

    Besos, Félix

  14. Ah, que maravilla, que elegancia siempre la de esa mujer! Ese vestido no sería igual puesto en otra.

    Y pensar que toda esta historia comenzó con una hoja de parra!

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

  15. Audrey H. es ¡La elegancia convertida en mujer! Tenia una clase especial independientemente de lo que llevara puesto. Genial post, como siempre 😉
    Un beso enorme

  16. Fascinante la evolución de la moda con el paso de los años, y me alegra ver en tu texto la falda y la cremallera (las dos claves del siglo XX).

    Hace un tiempo ya dediqué yo una entrada a la moda en 1830 en Madrid… cuando lo importante eran los abanicos y las mantillas!

    Gran entrada.

  17. .. creo que me vas a ahorcar por lo que voy a confesar..
    Nunca me he terminado de ver “Desayuno con Diamantes”… siempre llego un poco más de la mitad de la peli y ahí queda.. =/
    pero más que la ropa, me encantan los peinados!

    No se que tanto a la moda voy hoy en día, diría que me visto cómoda menos en los zapatos (nada que hacer me encantan los tacones..)
    pero solo se que que ODIO la moda 80ntera y que hay más de una foto de mi infancia que todavía le reclamo a mi madre como era capaz de vestirme así!

    Muy buen post Felix, como siempre impecable!

    BESOS

  18. audrey tenia ese sentido práctico de llevar elegancia y distinción
    yo creo q no era lo que se pusiera encima creo que era su esencia ella completa solo por el hecho de ser ella.

    un abrazote de oso felix

  19. Otro excelente post¡…y que buen final con la elegantísima Audrey Hepburn. Impecable. Gracias, Felix, por estas bonitos retazos de la historia. Saludos y buen día.

  20. Ay la moda! Esa eterna cadena y grillete de muchos… Aunque luzcan horrible lo importante es ir a la moda. Yo prefiero la elegancia del que sabe llevar puesto cualquier cosa.

    Besooooss!!

  21. La moda, siempre esclavos de ella…

    Hay gente elegante hasta en pijama y Audrey era una de ellas, con ropa informal en vacaciones en Roma está genial.

    Cuando nos vemos en fotos de no hace mucho…Madre mia como llevaría esto!!…Y ten cuidado que te espian:)

    Muy buena la entrada

    Un saludo

  22. Cuando veo una película o un cuadro siempre me fijo en la vestimenta masculina para poder datarla, pues la de la mujer cambia demasiado poco a lo largo de la Historia, hasta que llega el siglo XX, por supuesto.

    Por cierto, a parte de la corbata, Luis XIv puso de moda los tacones entre los hombres. Él ideó esta forma para parecer más alto, pero le salió el tiro por la culata porque todos los cortesanos también comenzarona utilizarlos. ¿Le pasará lo mismo a Sarkozy?

    Saludos

  23. Adrián…

    En ese aspecto, es muy cierto que son imbatibles ¡alabadas sean por siempre¡. Esa máscara de la que hablamos es muy común en la sociedad de hoy debido a tantos prejuicios que se hacen sin conocer a las personas. Esa máxima que dice “dime como vistes y te diré quien eres” no creo que sea muy aplicable, porque aunque el mono se vista de seda…

    Un abrazo, Adrián

  24. bife…

    Es que Lau te quiere mucho, te cuida bien, y quiere que vayas siempre como un “pincel”, es normal porque es tu amorcito ;). Estamos muy de acuerdo en la banalidad de esa frase pero pasó a la Historia, como si paso y por méritos propios como embajadora de Unicef en los últimos años de su vida, al lado de los más necesitados…

    Un abrazo

  25. Ay, Felix: Audrey estaría elegante hasta vestida de buzo -incluida la escafandra. Los demás nos apañamos como podemos de acuerdo a la imagen que queremos “vender”.
    Un abrazo

  26. ay… Audrey… en fin no voy a decir nada que no pensemos la mayoría…

    Sobre la moda pues… no se… llevo sin ponerme unos vaqueros años… una camisa me la he puesto en contadas ocasiones, yo pienso que ya que tengo que cubrir mi cuerpo que sea con algo con lo que me sienta comodo, nunca he seguido una moda, poco puedo opinar de este post, solo leer y aprender un poco mas de las historia 🙂

    Abrazos!

  27. almalaire…

    Yo soy otro de los que hubiera suspirado por sus huesos, fina, educada, elegante, fina… Tienes toda la razón, si echamos la vista atrás y miramos fotos de hace algunos años no nos vemos tan “fashion” ¿verdad? jaja.

    Besos alma…

  28. Milhaud…

    Es cierto, la falda y la cremallera han sido dos inventos determinantes en la revolución de la moda, así como la aparición de nuevos tejidos de distintos tipos. Ahhh, esos abanicos y mantillas del madrid castizo. Pasaré por tu blog a ver la entrada.

    Un abrazo amigo y gracias

  29. La frase de Audrey Hepburn ha servido de excusa para justificar muchos desmanes a las tarjetas de crédito.
    El problema de la moda es “seguirla”. Nos dicen qué, cómo y cuándo llevar una prenda u otra, y lo que me supera es la combinación de colores y, sobre todo, porque no conozco ni la mita de los colores que mi mujer me dice.

    Un abrazo Magister.

  30. Silvia…

    Sería lo último que haría yo contigo ¿ahorcarte? noooo, pero si debes verla entera con una buena dosis de palomitas ¿los peinados? grandiosos y sublimes como ella. Si te gustan los tacones que le vamos a hacer, te gustan y pispas, es lo que hay. A propósito de los 80´s, tenía yo una cazadora vaquera con un piolín gigante en la espalda ¡e iba a la moda¡ ¡no desentonaba¡ por Dios Bendito, tendrían que haberme pegado un tiro directamente, jaja XD. Gracias Silvia y disfruta 😉

    BESOS

  31. Laura…

    Verdad. La elegancia no radica en un traje costoso y brillante, sino en saber lucir en cada momento y ocasión cualquier prenda por corriente que sea, ahi es donde se demuestra la clase y el estilo. Yo mejor que no mire las fotos de antaño porque me da la risa, jaja.

    Gracias y un fuerte abrazo

  32. Carmen…

    Bien sabes de lo que hablas, puesto que la moda masculina avanzó mucho más rapido que la femenina por razones obvias. Desconocía el asunto de los tacones de Luis XIV pero no deja de ser curioso, porque los demás le secundaron, y no sirvió de nada el invento, jaja. Sarkozy al lado de la Bruny parece torrebruno, pero algo estará pensando, seguro, jeje.
    Siempre interesantes tus aportes, Carmen.

    Un beso

  33. Javier…

    jaja, no te falta razón, las tarjetas de crédito quemaban en las manos. Pues te diré algo, para eso está tu mujer (que son más listas que nosotros) para aconsejarte y que vayas siempre hecho un pincel.

    Un abrazo The Boss

  34. Xibeliuss…

    ¿Vestida de buzo con escafandra? jaja, podría ser, si, seguro que más glamour que tú y que yo tendríamos juntos. Los demás, como bien dices, nos apañamos como podemos 😉

    Un fuerte abrazo

  35. David…

    Porque eres libre como el viento, y yo me pregunto ¿si no te pones vaqueros? ¿que vas en taparrablos? me pica la curiosidad, jaja, porque lo de la camisa con una camiseta se soluciona, pero ¿y lo otro? mmmm

    Abrazos¡

  36. Una exquisita entrada, tanto por lo que explicas del pasado como por tus preferencias por Audrey Hepburn. Realmente tienes buen gusto, a mi me causa una sensación de música , placer y sencillez lujosa cuando la miro… es todo glamour..Pero si quieres que te diga con qué vestuario me quedaría yo: mira ” Memorias de Africa ” la vestimenta de Meryl Streep y Robert Redfort, que era claramente british y fuera de lo que hoy consideraríamos apropiada para Kenia, es mmmmm, preciosa!!
    Todo lo que tengo de chica práctica lo tengo también de caprichosa y esa ropa de él y de ella me enamoró
    Besos, Félix, siempre es un placer ir a tu blog.

  37. Antoniatenea…

    El placer siempre es mio querida amiga. Audrey era sencilla como bien dices a la vez que glaumurosa, era genial. No recordaba ese vestuario hasta que he leido tu comentario, y tienes toda la razón, ese estilo british me encanta a mi también, y por el contraste con el lugar de rodaje. Estaban maravillosos los dos, aparte de sus grandes interpretaciones.

    Besos para ti y se feliz amiga.

  38. Belkis…

    Pienso que la mejor forma de mostrar elegancia es con la sencillez, con discrección, con decoro (como bien dices) con educación, con buenas formas y con saber estar a la altura de las circunstancias. Todo ello forma parte de la elegancia.

    Un fuerte abrazo

  39. Un amigo me dijo no hace mucho
    que no se podía enfadar con su mujer porque se iba de compras y le dejaba la tarjeta
    a cero.
    No es mala idea para llevarse bien, pero que haría si no hubiera tarjeta de la que echar mano.
    No cabe duda que aunque el traje no hace al monje, si que dá una pista.

    Besos.

  40. Podría
    recitarte
    una poesía
    en unos instantes

    Donde
    mi corazón
    pudiera

    Reflejar
    sus sentimientos.

    Si están danzando
    o han sollozado

    Si sueñan
    despiertos
    o viven dormidos…

    …pero para no
    abrumarte
    tan solo te diré…

    Que al terminar
    la semana
    te sentirás afortunad@
    por haber permitido
    a los tuyos vagar

    Ya que a veces
    los sentimientos
    necesitan
    que se les ceda
    el beneplácito del sosiego

    María del Carmen

  41. Yo debo ser un extraterrestre, pero no sigo la moda, voy contra lo usual, mis bluejeans y poleras son mi sello y me siento genial…Mención aparte es Audrey Hepburn, tenía estilo, clase, fastuosidad.
    Un abrazo.

  42. Marisa…

    Es una gran verdad, esa tarjeta podría salvar muchos matrimonios,jaja, pero ¿y si no hay tarjeta? mmmm, no se… Tienes razón que la forma de vestir nos puede dar una idea de la persona que vemos aunque no se pueda generalizar.

    Un beso

  43. JRio…

    Ya leí el post y te comenté, pero quiero felicitarte de nuevo desde aquí por esa merecida entrevista y, como no, agradecer tu mención hacía este blog. Agradecido.

    Un fuerte abrazo.

  44. Maria del Carmen…

    Vuelves a deleitarnos una semana más con tus lindas letras. Te agradezco de corazón que no faltes a cita de los viernes porque da gusto leerte querida amiga.

    Un beso.

  45. Taty…

    Tú no eres una extraterrestre, en absoluto ;). No hay nada mejor que la ropa cómoda y que nos importe un pimiento el que dirán, aunque desgraciadamente esta condicionada por unos roles demasiado clasistas. Así que me alegro que seas tú misma y no te dejes llevar por las modas.

    Un fuerte abrazo

  46. Mi gigantón, te voy a contar un secreto: mi dirección de correo es carolmrfash…fash de fashion. es un apodo que me pusieron en el trabajo porque cada día me colocaba pinzas de colores en el pelo diferentes, y yo me sentía feliz como un arco iris. Hace mucho tiempo de esto y lo recuerdo con cariño, tanto, que lo he conservado en mi correo. No soy una fashion victim, jamás lo he sido, pero me enorgullece que me recuerden por “marcar tendencias”, más o menos!!
    Besos, mi gigantón, de tu terremoto.

  47. Siempre he pensado que mi momento de moda se daría en los locos años 20 del charlestón. Me encanta la ropa de pelis tipo Gran Gastby, la serie Arriba y Abajo.
    Pienso que esa era la época que me correspondía vivir.
    un beso
    unn

  48. @Mer
    Ciertamente la moda siempre ha sufrido cambios cíclicos a lo largo de la Historia. Más en la mujer que en el hombre, pero también nosotros hemos cambiado (creo que a mejor,jajaja).
    Y de Audrey, que decir, icono de la elegancia a más no poder.
    Gracias por el video 🙂

    Besos de azahar y no olvides el paraguas.

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)