¿Había sólo 300 espartanos en la Batalla de las Termópilas?

5

Pudimos ver en la película de Zack Snyder “300” como nos contaban la fantástica historia de como ese tan reducido número de espartanos pudo hacer frente a la totalidad de los ejércitos de Persia durante tres días en la celebérrima batalla de las Termópilas durante la Segunda Guerra Púnica en el 480 antes de Cristo. Pero, ¿es así como la leyenda sugiere?…

La escultura del rey Leónidas en las Térmopilas (imagen Santiago Rodriguez Fontoba)
La escultura del rey Leónidas en las Térmopilas (imagen Santiago Rodriguez Fontoba)

En la realidad no es tanto como se sugiere. Es cierto (cuentan las crónicas) que sólo había 300 soldados espartanos en la batalla de las Termópilas, pero no estaban solos, ya que los espartanos habían formado una alianza con otros estados griegos. Se cree que el número de griegos estaba más cerca de los 7.000 hombres.

El tamaño del ejército persa está en el aire. Herodoto (tan dado a inflar cifras) afirmó que había más de dos millones, pero era más probable la cifra estuviera entre 100.000 y 300.000 soldados, pese a lo cual  los griegos seguían estando en clara desventaja.

termopilasCon esta enorme ejército, Jerjes I de Persia tenía la intención de invadir y conquistar toda Grecia, pero el rey Leónidas de Esparta encontró un paso costero, el estrecho de las Termópilas, conocido como las Puertas de Fuego, donde la superioridad numérica de Persia se veía reducida. Un mensajero amenazó al general espartano diciéndole: “Nuestras flechas taparan el sol”, a lo que este respondió: “Entonces lucharemos a la sombra” Las fuerzas de Leonidas mantuvieron a raya a los persas durante dos días completos.

Un griego llamado Efialtes traicionó a su país al revelar un camino a los persas que les permitieron flanquear a los de Leonidas. El rey espartano desestimó la mayor parte del ejército y formó una retaguardia de alrededor de 1.500 hombres, incluyendo sus 300 espartanos, tebanos, y unos pocos cientos de esclavos. Todos ellos fueron exterminados, pero este sacrificio permitió que el grueso del ejército pudiera retirarse y reagruparse.

La invasión de Jerjes terminó en un fracaso ya que los griegos ganaron victorias decisivas en las batallas de Salamina y Platea.

Comentarios5 comentarios

  1. Estupendo artículo.Lo que si que es grande es su fortaleza actitud ante la vida. De donde se demuestra la fuerza de la educación. Buena semana Felix.

    • Félix Casanova

      Gracias, Katy. La determinación (incluso en la guerra) nos hace crecernos ante las adversidades. Debe ser un camino a seguir la actitud valiente en nuestras vidas para hacer frente a los aconteceres diarios.
      Bss y feliz semana

  2. La leyenda se apodera con frecuencia de la realidad histórica, deformándola y convirtiéndola en mito. Posiblemente no eran 300. Y hasta tengo mis dudas si existió traición. La epopeya espartana no podía permitir que la realidad les estropeara una bonita historia: los espartanos -valorosos como nadie- eran invencibles a no ser que un maldito traidor se pasara al otro bando: “de no ser por el deforme Efialtes -deformidad física y moral- los persas no hubieran vencido.” Eso dirían. De lo que nadie duda es de lo preparados que estaban para la guerra los combatientes espartanos, acostumbrados desde niños, por una educación rigurosa y despiadada, a los mayores sacrificios.
    Un saludo, Félix, y ya sabes, espartano… “esta noche cenaremos en el infierno.”

    • Félix Casanova

      Tenemos por un lado la leyenda (seguro que alimentada por ellos mismos) y si a esto sumamos que nuestro querido Herodoto andaba por medio inflando cifras y alimentando la misma ya tenemos el plato servido. Ya hace tiempo de aquello y no tenemos otras fuentes que las que nos han llegado. De todas formas, me apunto “a esa cena en el infierno en buena compañía” 😉
      Un abrazo espartano, así, a lo bruto.

  3. Pingback: ¿HABÍA SÓLO 300 ESPARTANOS EN LA BATALLA DE LAS TERMÓPILAS? – Findeando

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)