Inicio Curiosidades Esa extraña cabina de teléfono…

Esa extraña cabina de teléfono…

Compartir
¿Es esto un post de Historia? No lo se, creo que no, pero no me resistía a contarlo, aunque la mayoría de vosotros ya sabréis de esta peculiar cabina de teléfono situada en el desierto de , cercana -relativamente- a la carretera que une con Los Angeles. Fue una solitaria cabina telefónica situada en medio de la nada, y cuando digo la nada, me refiero a “la nada”…
La cabina telefónica se convirtió en un fenómeno y corrieron ríos y ríos de tinta en 1997 preguntándose el porque de su aislamiento. Fue creada en los años 60´s y se encontraba a 24 kilómetros de la carretera más cercana ¿?.
En resumen, lo que viene a ser una cabina en medio del desierto, un verdadero negocio…
En 1997, un hombre que se hallaba por allí vio un icono de teléfono situado en el desierto de Mojave, por lo que decidió visitar la zona. Después de escribir un artículo sobre ella, la cabina telefónica se convirtió en una atracción turística para muchas personas.
Todos los curiosos empezaron a llamar por teléfono a la cabina y, efectivamente ¡tenía línea, funcionaba perfectamente¡ Muchos otros visitaban el lugar y acampaban junto a la cabina, de modo que podían responder a las llamadas entrantes.
Con el tiempo, la cabina se llenó de pintadas, ya que muchos viajeros escribían mensajes en ella. En 1999, el diario Los Angeles Times escribió un artículo sobre un hombre que afirmaba que el Espíritu Santo le había instruido para responder al teléfono…
El hombre pasó 32 días allí, respondiendo a más de 500 lamadas telefónicas ¿de que hablarían…?. La cabina de teléfono de Mojave fue retirada por la compañía el 17 de mayo del 2000, a petición del Servicio de Parques Nacionales, que argumentaba el terrible impacto ambiental en la zona como razón más poderosa. En el año 2006, saltó esta historia a las pantallas de cine con una película de homónimo nombre, dirigida por Jhon Putch, pero que pasó por las salas sin más pena que gloria.
Dos conclusiones que saco de este asunto, no se a quién se le ocurrió la brillante idea de colocar una cabina de teléfonos en este lugar tan “comercial” pero no creo que durara mucho en la empresa, y cuan de aburridos debían estar los visitantes para hacer cientos de km para verla. Y es que este mundo loco, loco, loco, no deja de depararnos sorpresas… Para curiosos, el teléfono era el (619)733-9969…

88 COMENTARIOS

  1. Muy interesante, como siempre.
    Por cierto, estoy de acuerdo en que el lenguaje es el mejor invento de la historia. Has quedado postulado para ganar el premio.Ojalá sea así.

  2. A lo mejor es una de esas cabinas que unos operarios misteriosos recogían en la película “La cabina” con Jose Luis López Vázquez jeje.

    Que curioso lo del hombre que respondio 500 llamadas, seguramente se sentía solo, asi que la cabina le vino genial 🙂

    Abrazos!

  3. David…

    Mientras escribía el post no dejaba de acordarme de esa grandiosa película de Jose Luis Lopez Vazquez. De como un solo escenario dió para tanto y se consiguió un gran filme.
    jaja, si, la cabina le vino de perlas, pero recuerdaaa que fue el Espiritu Santo quien le encomendo la tarea…

    Abrazos¡

  4. Yo también me he acordado de Jose Luis López Vázquez y entiendo que la cabina debía estar en un lugar apartado, que favoreciera la meditación para recibir las llamadas según las instrucciones del espiritu santo , jeje.

    Muy interesante, Félix,como siempre. Besos

  5. Tan hermosamente absurdo es colocar una cabina telefónica en mitad de la nada, como cerrar un candado en algún lugar mítico (Ponte Vecchio en Florencia, por ejemplo) y luego arrojar la llave para no poder recuperarla nunca más.
    Eso se llama intentar controlar el tiempo y el espacio.
    Bueno, nada malo hay en todo ello…

  6. Jejeje, lo que no se te ocurra a ti:) Es historia porque ocurrió, aunque el hecho sea anecdótico. Podrían haber puesto un loro para contestar, habría sido divertido. Intentaré llamar a ver si quien me contesta, igual sale alguien interesante para mantener una convesación.
    Mira que hay gente para todo, acampoando en semejante sitio.
    Besos uy happy sunday.

  7. Jajajaja! Hay algunas mentes pensantes que son un verdadero peligro y , como tu dices, mucha gente aburrida para ir a visitarla o para llamar ¡Impresionante!
    Un beso enorme

  8. Hay mucha gente aburrida por ahí y mucha gente rara, después de leer este post se me ha ocurrido una pregunta conocida por casi todos, otra cosa es la respuesta:
    ¿Quien está mas loco, el loco o el que le sigue?.

    Saludos

  9. No tenía ni idea de esto que nos cuentas hoy, Félix, es curioso, cuanto menos…

    Las cosas pequeñitas o aparentemente absurdas también hacen historia en el tapiz de la humanidad, no lo dudes…

    ¿Quién no te dice a tí (a lo mejor no lo sabemos) qué ese teléfono salvó alguna vida o alguna pareja en crisis o…?

    Todo podría ser… 😉

    Muchos besos, guapetón.

  10. Goala! Qué excelente historia FÉLIX… y, ¿cómo dices que esto no es Historia? Lo es, y de las que más me gustan, curiosidades, jeje.

    Es curioso ver esta cabina en medio del desierto. Cuando yo he intentado buscar algunas en sitios muy concurridos no he conseguido encontrar nada. Es el símbolo de la antítesis de las cabinas en España. Si bien es cierto que hoy en día la principal vía de comunicación es el móvil… ¡el saldo no es eterno! Jajaja!

    Joer, excelente post que me ha hecho arrancar una sonrisa y me has sorprendido con esta historia que desconocía. Voy a intentar encontrar la película que mencionas para echarle un ojo 😉

    ¡Saludos desde la Luna!

  11. Verdaderamente siempre resultan sorprendentes esta clase de cosas, porque es que no es solo que a un loco se le ocurra la extravagancia, sino que despues otros tienen que aprobarla. Y sin embargo sucede.

    No he visto la pelicula, monsieur. Pero mire por donde la cabina acabó haciendose famosa y dio sus reditos.

    Feliz domingo

    Bisous

  12. almalaire…

    Muy bien pensado, quizás fue obra divina que colocó allí la cabina para mostrar un sitio de meditación y peregrinaje ¿un camino de santiago a lo estadounidense? quizás,jeje

    Gracias, besos.

  13. Jose Antonio…

    Lo del Ponte Vecchio en Florencia es otra muestra más de lo absurdo. Podrían haberla escondido en algún lugar para darle misterio al asunto, pero no, al agua patos, que cosas.

    Un abrazo

  14. Katy…

    jaja, un loro no hubiera estado mal, pero ya se juntaron allí muchos “loros” pendientes del teléfono, a ver quien lo descolgaba antes para decir “Hello”. Y es que hay gente para todo. Si llamas y sigue dando línea y te aparece el enviado del Espíritu Santo me avisas que hacemos otro post, jaja.

    Feliz día y un beso

  15. laMar…

    Es que hay que estar desocupado, aburrido y no se que calificativo más usar para peregrinar hacia allí y rendirle tributo a la cabina pasando noches y noches allí,jaja, la verdad es que es de chiste, pero como ya digo en el post, este mundo está loco, loco, loco…

    Un beso enorme

  16. Flores…

    Muy buena pregunta. Y yo tengo una teoría-respuesta a ella. Para mi está mucho más loco el que le sigue, puesto que el loco bastante tiene ya con lo suyo por su incapacidad de razonar, pero ¿y los demás? o ¿estamos todos locos?

    Un abrazo

  17. El teléfono y sus “derivados” uno de los mejores inventos de la historia. A saber cuántas palabras han viajado a través del aire gracias a esos hilos telefónicos!

    Besos.

  18. Mar…

    Pues igual si, quién sabe. A lo mejor en ese retiro espiritual junto a la cabina se dieron cuenta de lo mucho que se amaban o recibieron una llamada que les hiciera ver el camino a seguir. Creo que estoy delirando con la respuesta, asi que aquí lo dejo, jajaja.

    Muchos besos, guapetona

  19. No conocía la película ni la historia, curiosa y muy extraña.
    Estos días anda circulando la noticia de un chino que lleva 2 años viviendo dentro de una cabina. Duerme de día, y mendiga por la noche.
    Me gustó este artículo, tiene algo de misterioso. ¿Un teléfono en medio de la nada?.
    Un saludo.

  20. Goefry…

    Es una gran verdad. En medio de una ciudad, cuando más falta te hace, resulta que no encontramos una cabina ni a tiros, y, fijate, esta está lejos pero bien ubicada,jaja. Me alegro que te haya arrancado una sonrisa dominguera (porque supongo que en la luna será domingo), aunque la película ya te aviso que no es Ciudadano Kane ni nada por el estilo, jeje.

    Abrazos terráqueos¡

  21. La Dame Masquée…

    El primer extravagante es el que coloca la cabina de teléfono allí, y los que le secundan en la peregrinación no se quedan atrás, así que todos al mismo saco. Feliz domingo, madame.

    A sus pies

    Bisous

  22. JRio…

    No conocía la historia del chino, pero dada su superpoblación, supongo que en algún sitio tendrá que dormir, aún así es bien curioso.
    Esta cabina me recuerda también al misterioso buzón de correos que se encuentra junto a la ya famosa “Area 51” y que también se encuentra en medio de la nada. ¿?

    Un abrazo

  23. Con lo prácticos que son los americanos cuesta creer que cometiesen ese “error” de cálculo.
    Sólo se me ocurre que algún trabajador vengativo planificase la instalación de la cabina en aquel lugar.

    Un abrazo Magister

  24. Por lo menos sirvió, para que durante un tiempo gente aburrida, pudiese distraerse,
    Lo el Esoíritu Santo no me lo creo, pues no es propio de él, él hubiera puesto un palomar de palomas mensajeras ¡o no?
    Me encantó el post
    Besos
    Nela

  25. No conocía esta historia Félix, ejemplos de esto ocurren en muchos lugares del mundo, simples objetos que por una cuestión social y cultural simplemente se convierten en un centro de encuentro o de movilización. Me gustó, saludos.

  26. madre mia..a mi me daria miedo la cabina alli en medio. suena a pelicula de terrorrrr!tan tranquilo caminando por e ldesierto..y derepente suena el telefono…uf!espeluznante!estos americanos…

  27. Jeje, a mí también me vino a la mente José Luis López Vázquez, cuando vi el título del post. No he visto la peli, pero la historia de la cabina en el desierto, sí, la conocía y coincido contigo, qué aburrida debía estar la gente. Aunque por otro lado hubiera sido muy curioso poder escuchar las conversaciones mantenidas desde esa cabina en medio de la nada. Abrazos, 😉

  28. Hola Felix!!Me gustó mucho la anecdota que ya es parte de la historia. Son increíbles las ocurrencias de los hombres. La cuestión es que se transformó en una atracción. Estamos locos, locos. Quizás a alguno lo habrà sacado del paso. jajaja
    BESOSSSSSSSS

  29. Interesante y curiosa historia;
    sabes que acá hace un tiempo se instaló un teléfono en un apartadisimo pueblo en el norte chico llamado Cachiyuyo y fue toda una revolución para las personas que allí habitan , esto fue en la segunda mitad del siglo XX casi XXI

    tu entrada me retrajo este recuerdo y este avance tecnológico:)hoy esas personas ya no estan aisladas (el pueblo más cercano quedaba a 60 km)

    besitos

  30. qué interesante!!! bueno todo lo que nos publicás para leer es más que interesante, sobre todo para mí que siempre encuentro algo nuevo para aprender.
    Buen fin de domingo querido amigo

  31. No tenía ni idea de la existencia de esa cabina telefónica. Todo un misterio de lo más sorprendente. Yo me preguntao: ¿habrá más como ella repartidas por el mundo? 😛 ¡Un saludo!

  32. Nela…

    Sin lugar a dudas los que allí acampaban y pasaban días y días no debían estar muy ocupados no. En cuanto a lo del Espíritu Santo, estoy de acuerdo contigo, no es propio de él 😉

    Besos

  33. Rafael…

    Como bien dices, hay muchos objetos o lugares sin un atractivo especial, que sin razón alguna aparente se convierten en un fenómeno social o punto de encuentro. Y es que somos como somos…

    Un abrazo

  34. Irene…

    Pensamos igual. Imagina que buscas que te desvías de la carretera para buscar un lugar apacible donde pasar la noche y de repente suena ese teléfono. grhh ¡espeluznante¡ yo saldría corriendo 😉

    Un beso

  35. Carzum…

    Si no has visto la peli, tampoco te perdiste mucho ;). Puro aburrimiento amiga. Y como dices, me gustaría tener la transcripción de esas conversaciones telefónicas. Sería algo impagable ;).

    Besos

  36. elisa…

    Cachiyuyo no tenía la suerte de conocerlo querida amiga, pero es indudable que ya era hora de que pudieran estar comunicados y máxime en los tiempos que corren. Son los intereses de las compañias, ni más ni menos, triste, pero ya sabes que es así. Y me alegro de que ya no estén tan aislados 😉

    Besitos

  37. Cris…

    A buen seguro que habrá casos parecidos pero este llamó mucho la atención en 1997 por convertirse en una atracción de feria. Y luego, en medio de la ciudad, cuando más falta te hace, no encuentras una cabina 😉

    Un abrazo

  38. Pues para mí que, o bien se instaló un 28 de diciembre y era una inocentada, o bien una nueva forma de arte moderno, porque desde luego impacto mediático tuvo… Aunque bien pensado podría ser una campaña de marketing de la compañía telefónica que decidió montarla en el desierto…

    Saludos

  39. Me llama mucho la atención, no sólo que a alguien se le ocurriera poner una cabina allí, sino también, que la empresa le hiciera caso.

    Ha habido otras ideas descabelladas, que luego se han convertido en un éxito. Somos así de raros.
    Cuando se creó la ciudad de Las Vegas, un compendio de casinos en mitad de un desierto, nadie daba un duro por ella. Sin embargo, fíjate en lo que se convirtió.

    No hay quien nos entienda.

    Un abrazo.

  40. Félix, que esto me da para escribir una historia (otra más, Dios!).
    ¿No será que su orígen es extraterrestre y el objetivo de la cabina era abducir a los atrevidos que entraran en ella?
    No, si por imaginar cosas raras que no quede.
    Besotes mi gigantón.

  41. Yo me pregunto,el que se
    apostó alli para contestar las llamadas ¿por qué lo hacía?,por
    la soledad, porque no tenía nada mejor que hacer o por la curiosidad de saber quien llamaba.

    Muy interesante Félix

    Un abrazo

  42. Atender 500 llamadas… hay que estar o muy solo o muy aburrido o muy falta de oficio.. o tener espíritu de telefonista innato!

    Había escuchado algo pero no sabía nada de la parafernalia montada al rededor de este trasto… una lástima que desmontara la cabina, aunque yo probablemente (nunca nunca) no habría echado el viaje para tomarme una foto…

    Interesante como siempre!
    Saludos y abrazos
    😀

  43. He llegado hasta tí a través de otros blogs amigos y sinceramente me parece fantástico tu blog.
    Si me permites me llevo tu banner.
    Un placer haber conocido este lugar!
    Besos

  44. Hola amigo Felix, solo se que no soy el Espíritu Santo de la cabina. Solo santo a secas.
    Mientras los demás estaban acampando cerca de allí yo estaba viendo fútbol, y el miércoles más…
    Un abrazo y feliz semana

  45. Perikiyo…

    Igual y el empleado de turno la puso a su bola, la quitó de un sitio y la puso allí por joder, digo yo. Aunque había que instalar el cableado para que tuviera línea que esa es otra. No te falta razón con lo de la ciudad de las Vegas ¿quién iba a acudir a una ciudad en medio del desierto a dejarse los cuartos? pues fíjate lo que son las cosas…

    Un fuerte abrazo

  46. Carolina…

    Yo como buen heterodoxo que soy, me inclino por tu opción. Creo que fueron los extraterrestres las que la pusieron allí a fin de abducir al personal y hacer experimentos con ellos.

    Besotes, mi Halcón favorito.

  47. Silvia…

    ¡El Espíritu Santo¡ fué el que se lo dijo. ¿acaso te negarías tú si bajase en forma de paloma y te econmendara tal cometido? era su misión y bien que la cumplió ;). Gracias a ti Silvia.

    Saludos y abrazos XD

  48. Es cierto que puede menospreciarse el hecho de tratar de entender porque se ha colocado una cabina alli, pero es propia de nuestra naturaleza, nuestra curiosidad nunca duerme. Lo que me atrapa de este sencillas y a la vez, extrañas historias que nuestra imaginacion ve algo distinto en cada de una de las personas.
    Por ello, gracias por tu entrada.

  49. Desconocía totalmente la historia de esta cabina de teléfono y mucho menos supe que había un película sobre ella.
    Tu post es sorprendente, curioso e interesante a la vez. No sólo por la loca historia de la cabina, sino por cómo la contás y relatás.
    Y sí: hay de todo en la viña del señor…
    Estos norteamericanos están del tomate…
    Un abrazo.
    Bife.

  50. Adrián…

    No te falta razón, el ser humano es curioso por naturaleza desde el principio de los tiempos, ya sea por una cabina en un lugar inhóspito o por una nube en forma de borreguito. No te falta razón amigo, y gracias a tí.

    Un fuerte abrazo

  51. bife…

    En 1997 fué un aunténtico boom mediático en USA, pero es cierto que a otros países llegó poca información sobre esta anécdota. Hay de todo en la viña del señor y los gringos están remal, remal de la cabeza 😉

    Un fuerte abrazo

  52. Pues no se si sería historia. el tema es que me ha encantado esta entrada.
    Mi hija se va de vacaciones este año a no se que ruta rara de estas y enseguida pensé le voy a mostrar esto para que vea la cabina jaja.
    Luego terminé de leer y vi que ya no está en su sitio.
    Un beso Félix

  53. ¡Qué curioso! También pensaba que el post tenía algo que ver con la estupénda película.

    No había oído jamás nada de este fenómeno… En fin, no te acostarás sin saber una cosa más.

    Gracias, seguiré leyendo por aquí.

  54. Bea…

    Aún asi, si hablamos de la película, también nos queda la magistral interpretación del gran Jose Luis Lopez Vazquez, asunto aún más importante que el referido en el post :D.

    Gracias a ti amiga
    Un abrazo

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)