El peso del Alma

11

Ha habido históricamente muchos intentos de pesar nuestra “alma”, pero, realmente ¿es tan importante? En mi opinión lo importante es si existe o no existe, aunque es cierto que si se conseguía “pesar” se demostraba que existía…

Según el diccionario español de 1726, el alma es “la parte más noble de los cuerpos que viven, por la cual cada uno según su especie vive, siente y se sustenta”.

Los científicos aclaran que si el alma existe: el alma es la conciencia

¿Cómo se puede demostrar la existencia del alma? De los pocos experimentos “científicos” que se han hecho para demostrar que “algo” se desprende de una persona cuando fallece, tenemos algún caso.

En 1907, un médico llamado Duncan Mac Duval, del Hospital General de Massachussets intentó demostrarlo de la siguiente manera: colocaba a los enfermos terminales en una “cama-báscula” ultrasensible diseñada especialmente para tal efecto. Según su “teoría” el alma pesaba 21 gramos que era lo que la persona perdía al fallecer. Este experimento causo mucha controversia en su época y, por supuesto, se aleja mucho de un verdadero experimento científico que resulte verosímil. Viendo que la comunidad científica se le echaba a la “yugular” por su poca ética profesional, decidió empezar a hacer experimentos con animales. Envenenó a 15 perros con tal propósito, y, los fué pesando uno a uno justo cuando él creía que iban a morir, y no apreció disminución de peso alguno. Conclusión: los perros no tienen alma. Este Mac Duval no pasará a la posteridad por sus ensayos ni por su humanidad…

Francis Crick, ganador de un premio Nobel por descubrir la cadena de adn, dedicó gran parte de su vida a buscar lo que en términos religiosos nosotros definimos como alma, y que él entendía claramente como conciencia. Después de un riguroso sistema de búsqueda de neurotransmisores y un protocolo científico muy serio llegó a la conclusión de que había “algo” que se perdía al morir y pesaba exactamente 21 gramos. Al parecer, el “loco” de Mac Duval no iba mal encaminado aunque hayamos puesto en tela de juicio sus técnicas. Curioso, verdad…

Sobre esta teoría, se está intentado en la actualidad (por supuesto en un plazo medio-lejano) el llegar a “grabar” esa parte neuronal del cerebro que está en “sincronía” con todo nuestro sistema neuro-transmisor, con el objetivo de guardar en algún soporte (no necesariamente biológico) todos nuestros recuerdos y vivencias… aunque tiene que haber “algo más” que los recuerdos y vivencias lo que formen el alma. Nos referimos a algo más elevado a nosotros…

Comentarios11 comentarios

  1. El concepto “alma” , despojado de su sentido dogmático-religioso, es El SER, la CONCIENCIA, LA MENTE (la racional, la emocional, la sabia, múltiples dimensiones mentales que cohabitan en nuestro interior)…

    Nuestra conciencia de muerte, nos hace humanos, nuestra naturaleza se define allí, en el paso del No Ser al Ser: el eterno retorno del que hablaban los antiguos paganos.

    Eva Magallanes.

  2. Hola Felix, muchas gracias por tu motivador comentario y por hacerte seguidor. Qué entretenido que es compartir impresiones e ideas y así aprender los unos de los otros.

    ¿Dónde va el Alma?
    A mi me convence el budismo zen: sobre todo porque está más ocupado del alma en su encarnación terrestre.
    El alma es inmortal renace infinitamente, allí está Dios.

    ¿Y a propósito de almas, conoces un bolero que se llama “Dos almas”?

    Que estés bien, y te sigo.
    Eva Magallanes
    La Cala, realidad y fición.

  3. Curiosa e interesante entrada (tendré que buscar sinónimos, que soy muy repetitiva, pero es verdad). Hay una película que basó el título en los experimentos de Mac Duval, que se llama 21 gramos, y ahí fue donde lo oí por primera vez, película que me gusto mucho, y frase (la de que el alma pesa 21 gramos)que se me quedó grabada.
    Más Besos

  4. Hola Nikkita. ¿como tu por aquí?je,je. La verdad es que esta Mc duval era poco o nada ético y tenía unas prácticas con los animales aberrantes. Pero aparte de todo esto, cada vez se están haciendo más avances para llevarnos a determinar qué es lo que realmente se va de nuestro cuerpo material al morir. Todo esto es muy intrigante, y a mi personalmente me apasiona… Muchos besos

  5. ja, ja, ja… ya ves, cuando me quiera leer todas las entradas me he jubilado…..aprovechaba un ratillo para seguir leyendo, que ya he hecho todas las visitas de hoy…..pero tu no te preocupes que no estas obligado a responder….el problema es que encuentro muchas entradas interesantes, je, je, je.
    La verdad es que no tengo mucha idea ni de los experimentos que hizo ni de su historia en si. Lo leí al ver la peli que te decia, porque a mi tambien me gusta este tema, y la frase me llamó mucho la atención.

  6. Te voy a decir algo, maja. Para mi es un auténtico placer responderte. Si fuera una obligación ni tendría un blog ni me molestaría en publicar nada. A ver si un día de estos, entre la montaña de apuntes que tengo por ahí, encuentro documentación y datos sobre este tema que a buen seguro te pareceran cuando menos muy interesantes. Que sueñes con los angelitos. Besos

  7. Bueno, tampoco te pongas así, que yo le he cogido el gustillo a esto de comentarte, pero porque me apetece, no porque espere respuesta por ello, sé que no es una obligación, 😉
    Si encuentras la documentación seguro me encantará leerla.
    Lo dejo ya, que va siendo hora por hoy, lo mismo te digo, que tengas felices sueños.
    Besos eeeeeeenoooooormes.

  8. Que no me pongo de ninguna maneraaaaaaaa. Es un placer conversar con una persona educada, elegante y fina como tú. Además, tienes algo muy importante en mi opinión. Tienes un gran sentido del humor. Y eso me encanta. Vamos, que ya estamos a viernes y hay que sacar el país adelante,je,je. Besos

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)