La Conferencia de Berlín para dividir África

Compartir

En 1884-1885 las potencias europeas se repartieron África

La fue la destrucción de África en más de un sentido: las potencias coloniales se repartieron los países del continente africano; cuando la independencia volvió progresivamente a África en la segunda mitad del siglo XX, el continente tenía tal grado de fragmentación política, social y cultural que no ha podido levantarse todavía.

PROPÓSITO DE LA CONFERENCIA DE BERLÍN

En 1884, a petición de Portugal, el canciller alemán convocó a las principales potencias occidentales del mundo para negociar y acabar con la confusión sobre el control de África.

En el momento de la conferencia, el 80% de África seguía bajo control local. Lo que finalmente resultó fue una mezcolanza de fronteras geométricas que dividieron a África en cincuenta países irregulares. Este nuevo mapa del continente se superpuso a las mil culturas y regiones indígenas que existían. Los nuevos países carecían de cohesión, dividían grupos coherentes de personas y fusionaban grupos dispares que realmente no se llevaban bien.

PAÍSES REPRESENTADOS EN LA CONFERENCIA DE BERLÍN

Catorce países estaban representados en el por una pléyade de embajadores cuando la conferencia se inauguró en Berlín el 15 de noviembre de 1884. Austria-Hungría, Bélgica, Dinamarca, Francia, Alemania, Gran Bretaña, Italia, Países Bajos, Portugal, Rusia, España, Suecia-Noruega (unificadas 1814-1905), Turquía y los Estados Unidos de América.

De estas catorce naciones, Francia, Alemania, Gran Bretaña y Portugal fueron los principales actores de la conferencia, controlando la mayor parte del África colonial de la época.

ACUERDOS DE LA CONFERENCIA DE BERLÍN

La tarea inicial de la conferencia fue acordar que las bocas y cuencas del río Congo y del río Níger serían consideradas neutrales y abiertas al comercio.

A pesar de su neutralidad, parte de la cuenca del Congo se convirtió en reino personal para el rey belga Leopoldo II y bajo su gobierno, más de la mitad de la población de la región murió.

En el momento de la conferencia, sólo las zonas costeras de África estaban colonizadas por las potencias europeas. En la Conferencia de Berlín, las potencias coloniales europeas se esforzaron por ganar el control sobre el interior del continente. La conferencia duró hasta el 26 de febrero de 1885 -un período de tres meses en que las potencias coloniales obviaron las fronteras naturales del interior del continente, sin tener en cuenta las fronteras culturales y lingüísticas ya establecidas por la población indígena africana desde muchos siglos atrás-. El toma y daca de países continuó hasta 1814.

El resultado final en 1885 fue:

  • Gran Bretaña deseaba abarcar desde El Cabo a El Cairo y casi triunfó gracias a su control de Egipto, Sudán (Sudán Anglo-Egipcio), Uganda, Kenia (África Oriental Británica), Sudáfrica y Zambia, Zimbabwe (Rodésia) y Botswana. Los británicos también controlaban Nigeria y Ghana (Costa de Oro).
  • Francia tomó gran parte del África occidental, desde Mauritania hasta Chad (África occidental francesa) y Gabón y la República del Congo (África Ecuatorial Francesa).
  • Bélgica y el rey Leopoldo II controlaban la República Democrática del Congo (Congo belga).
  • Portugal se apropió de Mozambique en el este y Angola en el oeste.
  • Las posesiones de Italia eran Somalia (Somalilandia italiana) y una porción de Etiopía.
  • Alemania tomó Namibia (África suroeste alemana) y Tanzania (África oriental alemana).
  • España ocupó el territorio más pequeño: Guinea Ecuatorial (Río Muni).

Referencias: Blij, HJ y Peter O. Muller Geografía: Reinos, Regiones y Conceptos. John Wiley & Sons, Inc., 1997. Página 340

2 COMENTARIOS

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)