Breve historia sobre el veneno (sin dar ideas) ….

Compartir
Un en pequeñas dosis puede ser una medicina, y una medicina en una gran dosis, un … La la historia de los homicidios con este “arma” ha sido la más “romántica” y dramatizada de la Historia, que fue descrita en su tiempo como el “arma de los cobardes” y una forma de matar sigilosa. Ya los antiguos utilizaban plantas para envenenar sus flechas y dardos de caza para derribar animales, cuando no era para derribar hombres…
Aunque la documentación es escasa, se sabe que los egipcios fueron los primeros maestros del envenenamiento (probablemente con el cianuro de los huesos de melocotón). Tampoco los griegos eran ajenos a esto, y si no, que se lo cuenten a Sócrates que fue envenenado con cicuta. Durante la época del Imperio Romano, el envenenamiento se convirtió en una actividad común, especialmente en los altos círculos de la sociedad. Ciertamente, era una forma cómoda de deshacerse de los miembros de la familia no deseados, como Nerón demostró.
Palabras como mercurio, , sulfato de cobre, piedra imán, etc, ya empezaban a ser comunes; así como los antídotos que todos se afanaban en buscar, sobre todo los altos mandatarios que siempre temían por su vida debido a las luchas internas por el poder, algo muy común en la antigüedad, y hoy en día también aunque más sutilmente. Ya se escribían tratados sobre antídotos que estuvieron vigentes muchos siglos.
Arsénico
Hay algunos casos curiosos en los que los reyes de turno, al verse invadidos y derrotados por sus enemigos, decidían suicidarse con veneno, no con mucho éxito, con lo cual tenían que pedirle al soldado de turno que lo apuñalara hasta su muerte…
En el siglo VIII, el envenenamiento dio otro paso hacia adelante cuando un químico árabe transformó con éxito el Arsénico en un polvo inodoro e insípido que escapaba a la detección del que lo tomaba, proporcionando así a los envenenadores otra arma mortal y muy eficaz.
En la Edad Media, los venenos se podían conseguir en las de la época y eran comercializados y estaban disponibles para el público en general. Los monjes, que atesoraban el conocimiento también escribían tratados sobre los venenos, aunque la mayoría de estos textos no estaban disponibles para el pueblo, que tenía su propio (dudoso) conocimiento de los venenos, así como también (dudosos) métodos extraños de tratar el envenenamiento, que incluían remedios con supuestas propiedades mágicas y el uso de encantos y hechizos para evitar la muerte.
Y llegamos al Renacimiento, en el que la popularidad de veneno como método de eliminación de personas ya se había puesto de moda. El ejemplo más famoso de esta época es el de la familia Borgia, quien emigró de España a Italia hacia 1455 y cuyo nombre se convirtió en sinónimo de terror. La más conocida de esta familia en cuanto a estas artes fue la femme fatale , que era utilizada por su padre, el Papa, como señuelo sexual para conseguir más poder, y cuando dejaba de ser útil el desdichado era envenenado…
Una infusión de arsénico llamada , fue inventada por una mujer napolitana con el nombre de Toffana, y comercializada como cosméticos de señoras que se hizo famosa entre los las viudas con los propósitos más siniestros… La intoxicación por veneno había trascendido del asesinato para convertirse en un “arte”.
Hubo un intento de limitar la venta de veneno a la población en general que se hizo en 1662 por parte de Luis XIV, que aprobó un decreto que prohibía los boticarios vender sustancias venenosas para las personas que no conocían, y que además, debían demostrar el uso para el que lo querían. Incluso llegó a crear un órgano llamado la para investigar los envenenamientos, con el resultado de que 442 personas fueron acusadas de asesinato. Esta serie de investigaciones tuvo dos consecuencias: el público se enteró de que cualquier persona con contactos influyentes podía asesinar con impunidad, mientras que toda la gente se afanaba para aprender a manejar estas sustancias.
Cuando Napoleón enfermó en el otoño de 1820, estaba convencido de que él fue “blanco” de una intoxicación. Durante años se creyó que había sido envenenado por los conspiradores franceses y británicos. No fue hasta recientemente que se demostró que muchos medicamentos de la época contenían arsénico, que también podrían haber contribuido a la caída del Emperador.
A pesar de que los venenos más clásicos son fácilmente detectables en la actualidad, el uso de estos aún persiste, tanto en el homicidio y el suicidio con un arma o con veneno (matarratas por ejemplo sin ir más lejos).
Al mismo tiempo, nuevas sustancias están comenzando a surgir en el mercado, muchos de ellas las drogas legales, médicas, tales como la insulina, relajantes musculares, anticongelantes, muy usados para cobrar el dinero del seguro de vida por esposas o maridos…
La carrera entre la búsqueda del ‘veneno perfecto “y los avances en toxicología continúan vigentes. La pregunta es cuánto daño puede hacerse antes de que el asesino es capturado. Porque, después de todo, cuando hay voluntad, hay un camino…

60 COMENTARIOS

  1. Hola mi vida, este post da para muchos temas y se puede abordar desde distintas perspectivas.

    Muy interesante me parece la relación entre el veneno y los juegos de poder de la política. Desde la antiguedad y registrado está en la mitología el uso de veneno para dirimir diferencias entre miembros de las familias reales, políticos, rivales militares, etc.

    También podemos pasar por el uso curativo que algunas tribus indigenas le daban (y le dan) a ciertos venenos para facilitar la cacería, curar enfermedades y usar en ritos.

    Pero desde siempre ha sido una forma desleal, traicionera y cobarde vencer a los enemigos, pues siempre se suministra a escondidas.

    Te amo, te dejo miles de besillos maorís. Me gusto el post, de verdad.

    p.d. Rola las pastillitas de colores, plisss, especialmente los relajantes musculares, jijiji

  2. Amigo, te falta un veneno también letal..el veneno de los celos, que canta la canción..pero sin duda el peor veneno es el odio y la ambición desmedida que nos lleva hasta el veneno químico…

    Sigue indagando para nosotros..

  3. Me has recordado cuando Robert Graves cuenta en “Yo, Claudio” el temor de Augusto a ser envenenado por Livia y, por lo tanto, sólo comía higos que el mismo cogía de la higuera. Y que la buena de Livia halló la manera de envenenar los higos en la misma rama. Una artista.
    Saludos, Felix

  4. Goering el mariscal alemán, acabo con su vida con una capsula de cianuro, lo que te mata casi en el acto, nos quito el placer de darle muerte.
    En la antigüedad las cocinas estaban mas vigiladas que las fronteras.

    Fenomenal articulo.

  5. Es que no me diga usted que no es mucho mas glamouroso el veneno que derramar tanta sangre, con el asco que da eso. No es sorprendente que no pase de moda. Porque ademas generalmente despues siempre quedaba la duda y el misterio, y la inspiracion para Agatha Christie.

    Feliz dia, monsieur

    Bisous

  6. Te vas mejorando, Félix. Entrada insuperable y muy informativa.

    Y en cuanto a los venenos de hoy , especialmente en medicamentos, también pueden matar la digoxina que toman los enfermos del corazón para controlar la fibrilación, o el sintrón que mantiene licuada la sangre a los operados de marcapasos o válvulas. Facílisimos de manejar…

    Je,je, pero eso sólo lo pueden hacer los cardíacos.

  7. Hola Felix!! Muy interesante y para tener en cuenta. (especialemente sin tenés marido o mujer.Jajaja) Aquí en Argentina una mujer se hizo famosa por envenenar a sus visitas, a las que antes engañaba para sacarle dinero, poniéndole venenos a las masas finas que se acompañan con el té. Actualmente está libre por falta de pruebas. Es excelente tu conclusión: Cuánto daño pùede hacerse antes de que el asesino eea capturado…
    Besossssss

  8. Hmmmm… me mosquea un poco lo familiarizado que estás con estás pócimas… 🙂
    Ya sabes el refrán, “el perfume fino viene en botella pequeña, y el veneno también”
    Ahora ya se ha pasado esta forma elegante de deshacerse de los amnataes, maridos y demás personajes incómodos. Lo dectarían los análisis rápido. Reconozco que fue un invento limpio y que no dejaba huella. Ahora tenemos las drogas nunca se sabe si te matas o te matan.
    Un beso

  9. Uyuyuyuyuyyyyyy…, pues un poquito de veneno sin intención de asesinar, sólo para quitar una temporada de en medio a algún político, sí que no estaría nada mal, jijijiji…

    Besos.

  10. Siguiendo con lo que comentaba Xibelius ahí arriba citando la novela “Yo, Claudio”, recuerdo una forma de envenenar muy curiosa y efectiva: como el emperador tenía siempre un catador que probaba todos sus alimentos, se le ocurrió al envenenador presentarle a la víctima una sopa muy caliente. Como no podría comerla para no abrasarse la boca, la víctima decidió enfriarla echando a la sopa un poco de agua.

    En la sopa no estaba el veneno pues el catador la probó sin problemas, sino en el agua.

    Quá artimañas se inventaban para llevar a caboi sus tretas…

    Un beso

  11. Podría escribir sobre alguno de los productos que refieres en la entrada. Y de alguno sé.
    Pero prefiero relatarte, Félix, cuando mi abuela salía corriendo tras mí, con una escoba, enfadada -al menos es lo que aparentaba-, riñéndome y escandalizada de que, a mis cinco o seis años, alguien me hubiese enseñado a mofarme de ella, cuando no me veía:
    -¡Abuela! ¡abuela! tienes nombre de veneno -la gritaba mientras me escondía dispuesto a huir bajando las desgastadas escaleras de madera de la vieja casona, sabiendo que ella saldría, una vez más, tras mi, con enorme dificultad para ni siquiera andar debido a su avanzada edad, haciéndose cruces de las “picardías” que alguien le estaba metiendo a su nieto, yo.
    -Ven pacá, chiquillo, te voy a enseñar modales con una buena azotaina -y yo, a buen recaudo, desde la calle, sentía cómo mi querida abuela Vale me llamaba para “enseñarme”, aunque a la hora de la verdad no recibía más que caricias y amor de una buena mujer que falleció a avanzadísima edad sin que yo pudiera hacer cumplir (se lo había prometido) su deseo más anhelado: ver, por una sola vez, el mar.
    Mi abuela Valeriana a buen seguro está en el cielo. No puede ser de otra manera. Y la valeriana, ahora lo sé, es beneficiosa…

    PD: donde pone “anticongelante” no debería poner anticoagulante?

  12. Como siempre Félix, una entrada educativa, e ilustrativa. Los casos históricos más conocidos de muerte por envenenamiento, han sido los Borgia y el asesinato de Socrátes. Tu texto se pasa de informativo, es un texto como para llevarselo, como todos los que publicas. Y hacer un archivo para el conocimiento de hijos y nietos. Muchas gracias.

    Placer leerte.

    Hasta pronto.

  13. Tani…

    Hola reina. Desde siempre estuvieron muy ligados los homicidios en pos del poder o bien para subir “peldaños” en la sociedad. La historia está plagada de ejemplos. Por supuesto (como indico al principio del post) incluso algunos venenos en pequeñas dosis pueden servir como medicinas, y sobre todo los pueblos muy ligados a la “tierra” hacian y hacen uso de plantas y demás remedios naturales que en dosis altas pueden resultar mortales.

    Miles de besos maorís.

  14. Calistor…

    Ciertamente, Goering nos quito ese “placer”, pero al fin y al cabo se fue al “otro barrio”. Tienes mucha razon en que en la antigüedad las cocinas estaban mas vigiladas que las fronteras. ¡habia que estar ojo avizor¡

    Un fuerte abrazo

  15. Esperanza…

    ¡Cuidadin¡ con la cocineras, que se de alguna que además de poco limpia (y cocineros tambien, eh) son malas, remalas. No sabía lo del perejil. Que curioso. O sea que si te jartas de perejil cascas? mmmmm, lo estudiaré…

    Besos

  16. El veneno es un arma tan letal que incluso los animales (en el caso de las serpientes, por ejemplo) lo usan. Da miedo pensar que cualquier cosa que puedes tomar, puede llevar veneno (ha sonado muy catastrofista :P).

  17. Jose Antonio…

    Pues un abrazo fuerte con cariño a tu abuela Valeriana allá donde se encuentre. ¡Mira que eras travieso de pequeño¡ e incluso ahora de mayor, jeje. Como siempre muy instruidos y amenos tus relatos, amigo.

    Un fuerte abrazo.

    pd.- Anticongelante es correcto, pero el anticoagulante también lo es, asi que las dos son validas. Gracias por darnos otro “truco”

  18. Pluma Roja…

    Ciertamente amiga. Los casos de los Borgia y Sócrates son famosos, y muchos y muchos que no pasaron a la Historia. Habrán muerto millones de personas por esta forma de matar silenciosa y cobarde. Gracias como siempre por tus palabras.

    Un abrazo y hasta pronto.

  19. Estupenda información Felix!
    Este es un tema que da para mucho, por lo menos hoy día que la ciencia ha dado pasos agigantados en avance, muchas muertes pueden evitarse, pero la mente humana a veces traspasa límites impensables llegando a concebir sus macabros planes ayudado por un pote de matarratas o el insecticida para cometes sus atroces delitos, así que aún falta mucho por controlar estas armas tan sutiles por las autoridades.
    Nuevamente gusto en leerte, kisses!!!

  20. Azmy…

    Efectivamente amiga. Lo que ocurre que también a medida que avanza la ciencia para detectar venenos, los “malos” suelen ir por delante inventando nuevas sustancias. Es la Historia de siempre por desgracia.

    Un gusto que pases por aquí.

    Kisses¡

  21. Elena…

    Ayyyy, que traviesa eres, ¡sabia que me lo ibas a nombrar¡ ese hombre bastante tiene ya con lo que le está cayendo encima, mmmmm, bueno no, empezaré a prepararla, necesitaré algo de tiempo por los ingredientes pero sera mortífera, jajaja.

    Besos paisana.

  22. Hola Felix, de nuevo una interesante entrada.
    Estoy de acuerdo con madame, que si hay que cargarse a alguien es mas glamouroso hacerlo con un envenenamiento que derramando sangre :), y hoy día, quizá el veneno más habitual sean los medicamentos. El último famoso al que le han firmado el acta de defunción por envenenamiento ha sido Michael Jackson.
    Un beso.

  23. Hola, Felix, un tema muy interesante este de los venenos.

    Curiosamente, hoy mismo he escrito un tema similar a éste, pero tartandose más bien de los venenos psíquicos.

    Los venenos psíquicos por excelencia son el abuso interpersonal y la envidia.

    Hoy he dado una pincelada sobre la envidia, que es la base del mal de ojo.

    Otro dia trataré del otro veneno, el del abuso interpesonal en sus distintas variantes; maltrato, bulliyng, mobbing etc.

    También son venenos utilizados desde la antiguedad. Seria una gozada tener una perspectiva historica sobre todo esto.

    Un abrazo

  24. Envenenaito me tiene, el – peazo- comentario que te hace – La Tani_ en tu blog y esos besos- pa riba y pa bajo-.

    Hablando de venenos, alguien sabe donde puedo encontrar un veneno, que se vendía en las farmacias, para matar hormigas. Era como un aceite, que se echaba en un algodoncito y con tan solo un poquitin, desaparecían en toda la casa. Por fa ayúdenme, no es para uso humano, lo prometo.
    Pero se lo voy a poner a los micrófonos que usan los políticos, tan solo, para eso.

    Un saludo, amigo.

  25. Ha sido interesante e informativo este post, pero sabes una cosa, me estoy tomando un yogur y no me lo tomo tranquila jejeje, espero que no me siente mal.
    Me ha llamado muchísimo la atención que el hueso del melocotón sea venenoso, no tenia ni idea, menos mal que no se come. Un abrazo.

  26. ¡ Jo, amigo mio !.

    como se nota que ” LA TANI “, esta en las puertas de la carrera política y ya acabo la tesis.

    valla una manera de ver las cosas.
    esto me recuerda al chiste del gallego y el ascensor, nunca supe si bajaba o subía.

    perdona es muy tarde y desvarió, el trabajo carnavalero me esta sacando de madre.

    como siempre tus temas sugerentes, aunque este viviendo en Huelva y rodeado de FOSFOYESOS, como que me da hasta yuyu leerlo.

    un beso a los dos, que ya sabes de mi no pudor

  27. @PEDROHUELVA
    A nuestra “TANI” la veremos pronto en un alto cargo de la ONU o como presidenta de México. Al loro¡ menuda es.
    Nunca desvarias, amigo, todo depende del cristal con que se mire. Suerte para ese “maratón carnavelero”

    Beso a ambos que yo tampoco tengo pudor.

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)