Inicio Edad Media Biblioteca Clementinum de Praga, una maravilla del Barroco

Biblioteca Clementinum de Praga, una maravilla del Barroco

Compartir

La está considerada como la más bella del mundo. Uno de los centros culturales más admirados de Europa es la ciudad de en la , fundada alrededor del año 880. La capital de alberga la universidad más antigua de Europa Central, que data de 1348. Con un legado cultural tan extenso, es natural que Praga esté llena de bibliotecas antiguas, y la más hermosa de todas es la Clementina.

El (Klementinum en checo) es un complejo histórico de edificios que fue fundado cuando los llegaron a Bohemia en 1556. El nombre proviene de la capilla dedicada a San Clemente, construida en el siglo XI. Más tarde, aún en pleno medievo, se fundó un monasterio en el mismo lugar, proporcionando un hogar a los jesuitas.

En 1622, el monasterio fue convertido a universidad que más tarde se convirtió en la tercera jesuita más grande del mundo. En 1653, 31 años después de su fundación, los jesuitas comenzaron con la reconstrucción y expansión del complejo, que duró más de 170 años, empleando a algunos de los arquitectos más destacados de la época. El Clementinum se amplió en más de 2 hectáreas, convirtiéndose en uno de los complejos de edificios más grandes de Europa. Es hoy el segundo complejo más grande de la capital después del Castillo de Praga.

Aunque sigue siendo un hermoso ejemplo de la arquitectura barroca, podemos encontrar varios tipos de estilos arquitectónicos en el complejo debido a su largo período de renovación. Además de las aulas, los jesuitas construyeron habitaciones, una sala de impresión, iglesia, una farmacia y, por supuesto, la biblioteca. En 1654, dos años después de la transferencia de la biblioteca de la Universidad Carolina, se fusionaron la Universidad y el Clementinum.

El complejo fue dirigido por los jesuitas hasta que se marcharon en 1773. Dos años después de la partida de los jesuitas, el taller de grabación más antiguo de la República Checa comenzó a funcionar como parte de la Universidad Clementinum, y todavía es funcional a día de hoy.

Oficialmente, la biblioteca se abrió en 1722. La colección de se remonta a la época de los jesuitas, y todavía hay manuscritos con las marcas dejadas por ellos. Actualmente, la biblioteca es el hogar de más de 20,000 , la mayoría de los cuales son literatura teológica extranjera, con escritos que datan del siglo XVII hasta hoy. Algunos de esos raros ejemplares fueron entregados a Google para ser escaneados y varios de ellos ya están disponibles en Google Books.

Vista de Praga desde el Clementinum

El interior de la biblioteca es de estilo barroco, y los magníficos frescos del techo están hechos por Jan Hiebl. Los frescos representan santos jesuitas, mecenas de la universidad y motivos de magisterio. Los interiores han permanecido intactos desde el siglo XVIII, con el retrato de José II presidiendo salón de la biblioteca, el Emperador que transfirió los libros de las bibliotecas monásticas a la Biblioteca Clementinum. La biblioteca tiene también una notable colección de globos terrestres y relojes astronómicos.

En 1777, la emperatriz María Teresa de Austria declaró abierta la universidad y la biblioteca al público. En 1781, el director de la biblioteca Karel Rafael Ungar añadió una colección de literatura checa.

Dentro del Clementinum

Su colección aún se encuentra en el mismo lugar. Un año más tarde, en 1782, se transformó en una biblioteca de depósito legal. En 1990, el Clementinum pasó a conocerse como la Biblioteca Nacional. Además de los magníficos ejemplos de literatura checa recopilados por el director Karel Rafael Ungar, la biblioteca contiene piezas escritas del astrónomo Tycho Brahe y el teólogo y filósofo Comenio.

Hoy en día, la biblioteca sigue siendo funcional. Durante varios años hubo un debate sobre la ampliación del espacio para futuras colecciones de libros. Por lo tanto, en enero de 2016, las autoridades de Praga tomaron la decisión de iniciar un concurso de arquitectura internacional para obtener un diseño para el nuevo edificio de la Biblioteca Nacional. El arquitecto Jan Kaplicky ganó el concurso y el proyecto final está en proceso de realización.

Imágenes: .com, luizlouisluix Referencias: thevintagenews

2 COMENTARIOS

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)