Así se contó….

32
Continuando con la sección “así se contó…” hoy vamos a repasar como fue tratada en la prensa española la mortal epidemia de la gripe en 1918. La verdad, es que con las cifras en la mano, fue una pandemia devastadora, ejemplo de cómo un pequeño “bichito” puede causar tal índice de mortalidad…. También, paso a relataros la crónica de los terremotos ocurridos en México en 1920…
LA GRIPE FUE EL ENEMIGO DEL AÑO…
Precisar el número de víctimas mortales que provocado la gripe es arriesgado, si bien se ajusta a la realidad decir que decenas de miles de personas han muerto a lo largo del presente año por la epidemia. O, más bien, por las dos epidemias gripales que se han constatado en territorio español: la de primavera y la de otoño.
La gripe sigue actualmente cobrándose vidas en ambos continentes, pues sí en Estados Unidos el número de muertos alcanza el medio millón, en Alemania se acerca a las 200.000 personas. El Boletín de Estadística demográfico sanitario de nuestro país ha fijado el número de víctimas directas de la gripe en casi 150.000 personas.
Sin embargo, esta cantidad se vería aumentada en más del doble de contar con las víctimas de otras enfermedades derivadas de la gripe, caso de la bronquitis aguda (más de 30.000 muertos), la bronquitis crónica (15.000), la tuberculosis pulmonar (más de 30.000), las enfermedades orgánicas del corazón (más de 40.000), la neumonía (20.000) y la nefritis aguda y mal de Bright (12.000).
Los jóvenes de 25 a 34 años, y,  en concreto, los pertenecientes al estrato militar son los más perjudicados por una enfermedad que, según el Doctor Bercial, “es producida por una bacteria o bacterias indefinidas que difunden en el aire los enfermos y se propaga por los esputos y demás secreciones patológicas que lanzan al toser o estornudar y penetran en la boca o fosas nasales de los individuos expuestos a su alcance”.
Algunos de los consejos médicos resultan singulares: evitar “las atmósferas confinadas en cafés, tabernas y establecimientos análogos“, “declarar la guerra al esputo (que deben verterse siempre en escupideras que contengan una disolución de hipoclorito de cal)“ y desterrar la costumbre tan extendida “de escupir en las paredes, trapos o toallas“, así como proscribir “el saludo mediante el contacto de las manos y el beso, tan corriente entre señoras y niños”.
TERREMOTOS EN MÉXICO…
La desgracia se cebó con México a inicios de año. En pocas horas, la tierra tembló en más de una docena de ocasiones y dos volcanes despertaron de su letargo. Pueblos enteros fueron arrasados y miles de personas perecieron…
Se conocen ya en conjunto todos los datos de los terremotos ocurridos en ciudades, pueblos y aldeas del país desde el sábado 3 hasta las primeras horas del siguiente día. Entre muertos y heridos las víctimas ascienden al número de 7.000. Han quedado casi destruidos, habiendo desaparecido todo vestigio de las calles y edificios, bastantes pueblos y aldeas de las regiones de Veracruz, Morelos, Taumaulipas y Oaxaca.
En Jalapa apenas ha quedado un edifico en pie, ni habitantes para contarlo. Los pueblos de Cosantla y Texcoco, próximos a Jalapa, han quedado rasos como la palma de la mano, muriendo todos los habitantes.
La ciudad de San Juan de Coscomatepex ha sido arrasada por la lava que se desprende del cráter abierto del volcán Orizaba, y las víctimas son también numerosas. Mucha gente que se hallaba en la Iglesia no pudo salir del templo, pereciendo en el interior.
En Veracruz y México reventaron las cañerías del agua y se inundaron algunos barrios, aumentando el terror de las gentes, que veían entrar el agua en sus domicilios.
Para agravar aún más la situación del país, un nuevo volcán, el de Torre de San Miguel, en la región de Veracruz, hállase en erupción, lanzando enorme cantidad de lava ardiente, que ha arrasado varios pueblos, entre ellos Torre San Miguel, destruyendo todas las propiedades…
Son dos ejemplos, uno microscópico e invisible, y otro muy visible y de gran magnitud, que demuestra cuan pequeños somos, a pesar de nuestra soberbia…

Comentarios32 comentarios

  1. Dos noticias inquietantes. Esa gripe cuánto recuerda a la de ahora. Han de ser primas hermanas. Por fortuna ahora estamos mejor preparados para hacerle frente, pero aunque podamos vencerla no dejan de surgir nuevas enfermedades, en algunos casos mortales.
    Y las catastrofes naturales tambien sobrecogen por cómo puede cambiar la vida de un dia a otro, inesperadamente. Cambiar o terminarse abruptamente.

    Buenas noches, monsieur

    Bisous

  2. Hola Félix:

    Este documento es una prueba irrefutable de que la gripe siempre estuvo ahí, acechando al hombre…Ahora hay un gran temor con la gripe A, pero al año mueren miles de personas con la gripe normal…Por cierto, me han encantado tu último párrafo, ¡qué razón llevas!: “¡Cuan pequeños somos, a pesar de nuestra soberbia!” Salu2
    P.D. Perdona que haya suprimido el comentario anterior, pero lo he escrito tan mal (comiéndome la mitad de las letras)y parecia que estaba borracha.

  3. joseanbejarano.blogspot.com

    Ahora ya sé de dónde han sacado la recomendación del saludarse con un simple “hola” en la actual epidemiA…
    Y en mi lugar de trabajo han puesto cartelitos para enseñarnos cómo lavarnos las manos.
    Vivir para ver…
    Tontunas Sin Fronteras…

  4. Hola Felix, las recomendaciones que daban para evitar el contagio se parecen mucho a las que dan ahora con la gripe A.
    El terremoto de México no puedo ni imaginarlo sumado a la erupción de los volcanes….
    Desde luego que somos insignificantes ante la naturaleza.
    Muchos Besos

  5. Querido mío, como dices estas notas nos recuerdan lo vulnerables que podemos ser ante ciertos acontecimientos.

    Alguna vez leí un trabajo sobre desarrollo regional en México y leí sobre el tema del terremoto de 1920, resultó ser una crítica sistemático y bien argumentada sobre la falta de equipo sismológico y la mala planeación en construcción de viviendas en una zona de actividad sismica. Asi mismo retomaba el tema de las zonas costeras propensas a recibir huracanes (como mi tierra Chetumal), en fin, no está de más recordarnos lo indefensos que podemos ser.

    Besos amigo querido

    p.d. Hablando de virus y enfermedades. ya estás bien?

  6. Hola Felix tu nuevo post primera parte parece la crónica de una muerte anunciada. Nada comparable esa gripe con el miedo que nos están metiendo en el body con la A.
    Las pandemias han existido y existirán siempre. Es la forma que tiene la naturalza de equilibrase. (Es mi opinión)
    Y las catátrofes naturales ocasionadas por volcanes, maremotos, terremotos etc. aun suelen ser mucho peores porque a la suma de perdidas humanas se añaden las materiales que traen insalubridad durante mucho tiempo por contaminación de agua, falta de medios etc.
    Muy bien documentado como siempre tu post.
    Un abrazo

  7. Son muy interesantes tus entradas de “Así se contó”. Es curioso ver cómo se contaban antaño, hechos similares a los que ocurren hoy.
    Me ha llamado mucho la atención eso de “declarar la guerra al esputo (que deben verterse siempre en escupideras que contengan una disolución de hipoclorito de cal)“ y desterrar la costumbre tan extendida “de escupir en las paredes, trapos o toallas“.

    La última frase del post, es lapidaria.
    Ciertamente, somos insignificantes. Estamos aquí, con el permiso de la naturaleza. Lo que pasa es que se nos sube “el pavo”, y nos creemos maravillas de la creación.

    Un abrazo.

  8. Excusas y más excusas para no tocarse, para no besarse.
    Al final, si no es una gripe, será un sunami.
    De todas maneras, si la gripe sirvió para que la gente dejara de escupir por las paredes…

    Un abrazo.

  9. Nikkita…

    Cierto, se parecen mucho, pero en aquella época ni siquiera sabían el “bichito” que era. Sólo que se transmitía por el aire y el contacto.
    No somos más que hormiguitas y cuando la tierra ruge, nos traga inmisericordemente…

    Muchos besos

  10. Tani…

    Querida amiga. Somos mucho más vulnerables de lo que nuestra soberbia nos hace creer. El debate sobre la construcción de las viviendas para resistir un terremoto ya viene de antiguo, pero el día que venga fuerte, ya veremos lo que aguanta. Dios no lo quiera.

    Ya estamos mucho mejor, gracias.

    Besos

  11. Hola Felix!! Me gusta esta sección, es increible cómo la historia vuelve, es un ciclo tras otro. Lo que cambia son los medios de comunicación y la tecnología, que traen las noticias y la distribuyen por el mundo más rápido.
    Besosssss

  12. Querida Katy…

    No hay diferencia entre una y otra afortunadamente, aunque se trate de la misma cepa. Pero la mortandad fue terrible, y se llevó por delante al 5% de la población mundial, que se dice pronto…
    Como bien dices, la forma que tiene nuestro planeta de regenerarse es así, pero nosotros con nuestra actitud lo que conseguimos es adelantar los acontecimientos y que Gaia nos ponga en nuestro sitio…

    Muchos besos

  13. Perikiyo…

    Yo personalmente, me quedo con los artículos de antes… la mayoría eran escritos por plumas como lorca, galdós, ortega y gasset, valle inclán…. y, claro, no hay color en la narrativa y en la forma de contar las cosas.
    Se nos sube el pavo, como bien dices, querido amigo, y es que nos creemos el centro y no somos más que una pequeña parte..

    Un abrazo

  14. Mira si para “desterrar la costumbre tan extendida “de escupir en las paredes, trapos o toallas“” hay que darle gracias a las gripe, yo se la doy desde ya. Y está visto que no hay hada nuevo bajo el sol “las historias” se repiten, a ver si con la de ahora dejan de escupir por la calle los que todavía lo hacen.

  15. La gripe española se llamó así, porque España era el único país no involucrado en la I Guerra Mundial, pero sí inmerso en la pandemia europea contemporánea. Era la única nación que ofrecía datos reales de sus muertos y afectados en “tiempo real”; por cuestiones obvias, intrínsecas y/o extrínsecas de ámbito (Inteligencia) Militar.

    P.D.: Hablar de los Terremotos de México… no hay tiempo ni espacio!

  16. Bixen…

    Gracias por tu aportación. Yo creo que hoy en día, sobre todo en España, no hay nadie que lo dude, pero fuera de nuestras fronteras se nos sigue colgando el “San Benito”.
    Y sobre lo de hablar de los terremotos de México, el más cercano y dramático el de 1985, tienes razón, habría que dedicarle solo a un blog. No solo de México, sino de toda Mesoamérica y la cocta Pacífica.
    Yo tan solo, en esta sección me limito a recoger la prensa de aquellos años literalmente, sin poner ni quitar una coma.

    Un abrazo

Amigo de HDNH, puedes dejar tu comentario ;-)